Salud mental: ¿Cómo tratar las emociones antes y después de un desastre natural como Fiona o Ian?

Depresión, ansiedad, episodios de estrés postraumático y ataques de pánico son las enfermedades de salud mental con mayor prevalencia tras el paso de un huracán.

Luisa María Rendón Muñoz

    Salud mental: ¿Cómo tratar las emociones antes y después de un desastre natural como Fiona o Ian?

    Puerto Rico atraviesa una crisis de salud pública, debido, entre muchas cosas, al paso del huracán Fiona, que dejó múltiples inundaciones, aumento de enfermedades bacterianas y la imposibilidad de contar con servicios básicos como el agua y la electricidad. 

    Por esto, el estado de salud mental de muchos de los puertorriqueños se encuentra endeble. Además, cabe recordar que tan solo hace cinco años, la Isla ya soportó la furia del huracán María. Por lo tanto, aún existen secuelas de lo que pasó en aquellos tiempos y que, al día de hoy, resurgen por el paso de Fiona

    Enfermedades mentales más preponderantes en estos tiempos

    La depresión, la ansiedad, trastornos por estrés postraumático y estados de pánico son algunas de las dificultades de salud mental que se encuentran más presentes en la Isla, según la psicóloga Vivianne Santiago Vega.

    La experta aconseja, para el manejo de enfermedades mentales en situaciones de emergencia, aprender a diferenciar qué y cómo actúan los pensamientos. De esta manera, se podrá reconocer esos factores que aumentan la probabilidad de alterar los estados de ánimo de las personas. 

    Técnicas de prevención

    Una de las técnicas más sencillas y prácticas que el ser humano lleva consigo en todos lados es la respiración. Aunque no es tan fácil respirar, agrega la psicóloga, esta es una técnica que previene que la persona, debido a una situación de riesgo, entre en caos. 

    "Cuando empezamos a exaltarnos, o nos ponemos un poco ansiosos, la respiración empieza a ser más corta. Así que si nos percatamos de esto, podemos respirar con el pulmón completo, diafragma lento y soltando lento. Esto es algo sencillo que podemos poner en práctica todos los días y nos ayudan a relajarnos".

    También, la especialista agrega que, a medida que se empieza a respirar con todo los pulmones, se le empiezan a dar información al sistema neuronal y este ayudará a relajar y a buscar diferentes maneras de entrar en otro ritmo. 

    Estrés postraumático

    Según los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC), "las afecciones de salud mental (como depresión, ansiedad, trastorno bipolar o esquizofrenia) afectan la manera de pensar, sentir y comportarse de una persona de manera tal que influye sobre su capacidad para relacionarse y desempeñarse a diario. Estas afecciones pueden ser situacionales (corto plazo) o crónicas (largo plazo). Las personas con precedentes de salud mental deben continuar con el tratamiento y estar atentas a la aparición de síntomas nuevos o al agravamiento de sus síntomas"

    Por esto mismo, la especialista en salud mental, Vivianne Santiago, agregó que después de María, añadiendo situaciones como la pandemia y ahora el huracán Fiona, han hecho que muchos puertorriqueños estén al borde del colapso a causa de afecciones mentales que no se trataron con anterioridad. 

    "Cuando escuchamos la noticia de otro huracán, empezaron a salir esas emociones que no se han trabajado. Si nosotros de ese huracán María quedamos con esa ansiedad, se revive otra vez lo que vivimos hace cinco años".  

    Qué cifras dejó María hace cinco años

    Estas fueron cifras que se vivieron después del Huracán María en Puerto Rico, y que por ende se tiene como estimado para no volver a pasar por las sumas. 

    Manejo de las emociones de los niños

    Los niños pueden experimentar estrés postraumático, ansiedad y depresión a causa de situaciones extremas, como puede ser un huracán

    Por ello, la psicóloga Vivianne Santiago, aconseja prestarle atención a síntomas como irritabilidad, ansiedad, falta de interés para jugar con otros niños, y que empiezan a centrar más la atención en sus padres y cuidadores. 

    A estos, como a un adulto, hay que proyectarles seguridad y validar sus emociones, agrega la especialista. 


    Mas noticias de Psiquiatría y psicología