Médicos puertorriqueños descubren ranura perineal en paciente pediátrico

Médicos del Hospital Municipal de San Juan hallaron un cuadro de lo que pudiera tratarse de un defecto congénito raro en un neonato, solamente reportados en menos de 25 casos en las últimas cuatro décadas, según reveló a Medicina y Salud Pública (MSP) la Dra. Indira Barbosa Ríos.

Belinda Z. Burgos González

    Médicos puertorriqueños descubren ranura perineal en paciente pediátrico

    Se trató de la sospecha de un surco perineal congénito, enfermedad caracterizada por el desarrollo de una ranura mucosa y húmeda desde el orificio anal anterior hasta la zona denominada horquilla vulvar, área donde se mantiene la unión de los labios menores y mayores en la entrada de la vulva.

    La etiología de esta enfermedad es de origen desconocido y puede tener un origen embriológico debido a la mutación de ciertos genes 

    La madre tuvo una gestación normal, donde solo presentó trombocitopenia de manera asintomática. Los casos reportados en literatura científica sostienen que estos casos son más prevalentes en femeninas que en masculinos.

    “El examen físico de la bebé estaba dentro de lo normal para su edad, excepto por una lesión cutánea que se extendía verticalmente hacia arriba desde la posición de las 12 en punto del borde anal, hacia la horquilla vaginal posterior. En la toma de historial se descubre que existe antecedente familiar significativo para surco perineal en la madre de la infante, el cual la abuela materna refiere que se cerró espontáneamente a los 5 años después de haber tenido múltiples infecciones asociadas a contaminación en el área. En la literatura y en los casos reportados, ninguno sugiere que esta anomalía podría tener algún componente hereditario”, aseguró la Dra. Barbosa Ríos.

    “Aunque esta afección puede resolverse por sí sola antes de los 2 años de edad, esta membrana mucosa no epitelizada (sin formación de nueva epidermis) puede presentar el riesgo de irritación local e infección, y eventualmente puede necesitar corrección quirúrgica. El reconocimiento del surco perineal congénito al nacer es importante para los pediatras, ya que podría diagnosticarse erróneamente como dermatitis de contacto, traumatismo o incluso abuso sexual”, estableció.

    Añadió que para este tipo de condición se debe emplear un manejo manteniendo del área y mantenerla 

    “Los proveedores de atención médica deben ser conscientes de esta rara anomalía para brindar un asesoramiento parental adecuado y un seguimiento adecuado”, concluyó.

    Las doctoras Ashley Díaz y Norma Claudio fueron parte de este caso.

    Mas noticias de Pediatría