La obesidad puede causar pubertad precoz en las niñas y dificultar su diagnóstico, puntualiza Dra. Ruiz

La obesidad, los fitoestrógenos y los antecedentes familiares pueden causar la pubertad temprana.

Denis Carolina Londoño

    La obesidad puede causar pubertad precoz en las niñas y dificultar su diagnóstico, puntualiza Dra. Ruiz

    En diálogo con la Revista de Medicina y Salud Pública, la Doctora Marina Ruiz, endocrinóloga pediátrica, habló sobre los factores externos que pueden contribuir a la pubertad temprana, el tipo de seguimiento médico recomendado para estos pacientes y, por otro lado, también explicó sobre los late boomers.

    Es crucial conocer que la hormona encargada de todo este proceso, se libera del hipotálamo y le envía una señal a la pituitaria para soltar las hormonas foliculoestimulante Y luteinizante, encargadas de avisarle a los testículos u ovarios, dependiendo del sexo, que empiecen a crear estrógenos y testosterona.

    Sin embargo, pueden existir unos factores externos que afectan este proceso, ya sea para que este ocurra antes de tiempo o, por otro lado, se demore más de lo usual. 

    "En cuanto a la dieta, sí, la obesidad causa pubertad temprana en las niñas y hace que el diagnóstico sea un poquito más difícil, porque si bien la niña con obesidad pueden ya tener senos y toda la cosa, pero no se sabe si eso es grasa o tejido mamario de verdad, y eso lo hace un poquito más difícil aún", afirmó la endocrinóloga.

    De igual manera, existen otros factores ambientales que pueden influir en este proceso. Explicó que actualmente hay varios estudios que señalan que la lavanda puede ser un detonante para la pubertad temprana.

    "Esta información se coge con pinzas porque no solo la lavanda causa pubertad temprana, pero es algo que podría contribuir a ella, y hay un estudio bien grande de un médico cubano, que miró agua de lavanda, que era bien común usarla en las niñas, en los niños y en los bebés", puntualizó.

    Otro factor ambiental que estuvo en auge fueron los estrógenos en el pollo, sin embargo, tiene que haber un exceso del consumo del mismo para que esta sea la causa, incluso, hoy en día ya se puede conseguir pollo sin hormonas, comentó la especialista.

    Es crucial tener en cuenta que un factor ambiental es todo aquello que tenga  fitoestrógenos, por ejemplo, los productos que tienen los estrógenos naturales, para averiguarlo es necesario leer la parte de atrás en la tabla de los ingredientes.

    "En cuanto al champú, acondicionador, tantas cosas, muchos de estos tienen estrógenos, o sea que son cositas de mirar, no es que digan, ´ay´ eso es la causa número uno, no, yo creo que la obesidad está causando eso más que es lo que son estos fitoestrógenos, que se consiguen en el ambiente", enfatizó la especialista. 

    Seguimiento médico

    En primera instancia se recomienda que ante cualquier signo de alerta, se acuda a su médico primario, el pediatra, "nosotros tenemos lo que se llaman las curvas de crecimiento, vienen para varones, para féminas, de bebés, para niños de 2 a 20 años, y el médico la va a estar midiendo en cada cita y va a estar pendiente de que el crecimiento vaya a un ritmo normal para su edad, que no vaya muy rápido o muy lento", explicó.

    Es usual que ante algún signo de alerta, el pediatra empiece a realizar un examen físico, para poder examinar el crecimiento del cuerpo tanto en el niño como en la niña, debido a que un desajuste se puede deber a  la pubertad precoz central, lo que quiere decir que, el proceso de pubertad comienza demasiado temprano o, por el contrario, se debe a las glándulas adrenales, enfatizó.

    Una vez que los pacientes han sido examinados por el pediatra, después se remiten a los endocrinólogos pediátricos, los especialistas hacen una evaluación de hormonas y se hace un estudio llamado la placa de mano (bone age), a través de esta placa se puede conocer qué edad tienen los huesos y el pronóstico de estatura, explicó la endocrinóloga.

    "Y dependiendo de cómo esté todo, ahí nosotros hacemos un estudio, un poquito más sofisticado, uno de ellos se llama estimulación de leuprolides, para determinar si requiere tratamiento ese niño o niña, o si es de las adrenales, una estimulación de una hormona adrenocorticotropa, básicamente esas son evaluaciones que nosotros hacemos un  poquito más adelante...,  pero el examen clínico y el seguimiento es lo más importante en estos casos", enfatizó.

    Late boomers

    El late bloom, se define como un retraso en el desarrollo, "no crece bien, deja de crecer, y existe una deficiencia en la hormona del crecimiento, es una condición bien rara, y uno tiene que entender que hay niños que pasan por este proceso un poquito más lento, y crecen más tarde", puntualizó.

    Una vez se hace el análisis a través de la placa de mano, se descubre que los huesos son más jóvenes que su edad. Sin embargo, también están los late boomers que no necesitan tratamiento, debido a que su retraso en la pubertad puede estar relacionada con un historial familiar.

    "Ya como a los 14 años en los varones, 15 si no hay como una seña de que algo está empezando, hay que llevarlo a ver si no hay un problema en la producción de testosterona de ese niño, igual en la hembra si no han empezado a desarrollar senos, ya para los 12 o 13, o sea que no tengan nada de senos a los 12 o 13 años, hay que empezar a pensar, que quizás algo está pasando", comentó.

    Con un tratamiento y seguimiento adecuado, se pueden evitar complicaciones a futuro, manejar los síntomas y lograr que ese niño o niña crezca de manera saludable y adecuada para su edad.


    Vea la entrevista completa: 


    https://web.facebook.com/watch/live/?ref=watch_permalink&v=1324955488019904&t=537

    Mas noticias de Pediatría