La fórmula y la leche materna en la alimentación de los bebés

En la alimentación de los bebés, la leche materna es la más adecuada, sin embargo, por diferentes razones se puede hacer uso de la fórmula para bebés.

Denis Carolina Londoño

    La fórmula y la leche materna en la alimentación de los bebés

    En entrevista con la Revista de Medicina y Salud Pública el Gastroenterólogo Pediátrico,  Leonardo Normaza, habló sobre el papel de la leche materna y la fórmula para los bebés.

    En la alimentación de los infantes, la leche materna es la más adecuada, sin embargo, por diferentes razones se puede hacer empleo de la fórmula para bebés, entre esas están: que la mamá no produce suficiente, o en otros casos, la mamá vuelve a trabajar.

    Sin embargo, también pueden existir indicaciones por las que un bebé no puede tomar la leche materna, una de ellas es la alergia a la proteína de la vaca, también las condiciones metabólicas juegan un papel  por último la galactosemia. No obstante, todas estas indicaciones se pueden corregir con una dieta específica para la mamá.

    Existen 3 principales síntomas para descubrir que un infante no tolera la leche materna, el primero de ellos, es el reflujo, en el que el infante puede sentirse un poco irritado, la causa principal puede ser a que está comiendo más de lo necesario. En estos casos, es muy difícil controlar para la mamá, la cantidad de leche que produce y que el bebé come.

    El segundo síntoma, son los cólicos, "yo siempre le digo a las mamás, es que el bebé está tragando mucho aire, que siempre tiene la barriga inflada, está pujando mucho, lo ve irritado, llorando, y muchas veces el cólico no tiene que ver con la leche, el cólico usualmente es que el bebé traga mucho aire" comentó el Gastroenterólogo Pediátrico, Leonardo Normaza.

    En estos casos, se recomienda que el bebé coma menos cantidad, quitar los gases entremedios y el simethicone, entre otros. Aunque la fórmula no ayuda mucho para este síntoma, sin embargo, si son recomendables, cuando la causa es la alergia a la proteína de la vaca.

    Y en tercer lugar existen otros síntomas como debilidad, estreñimiento, diarrea y el más grave, sangre en su popo. Aunque no hay un diagnóstico directo, ya que hasta el momento no existe un ensayo que pueda determinar la alergia a la proteína de la vaca.

    "Pero, usualmente es eliminar la leche de su dieta con estas fórmulas, o hacer la dieta materna, y ver si el paciente mejora" afirmó.

    Una vez que se hace este cambio de leche materna a fórmula, no se recomienda dar algo entremedio por uno o dos días, esto debido a que, la leche de vaca dura en el cuerpo del infante o en el de la mamá, un periodo de dos semanas.

    "El cambio no va a ser instantáneo en cuanto a loa síntomas, porque todavía tiene en su cuerpo la leche materna, o la leche de una fórmula vieja en el sistema, así que no hay que darle nada entremedio, si le cambias de pecho a esta fórmula lo haces rápido, en la próxima toma" puntualizó.

    Es usual, que se necesite el uso de fórmula cuando la mamá no está produciendo suficiente leche para el infante, provocando que el bebé no esté subiendo de peso, por eso, uno de los beneficios de dar fórmula es poder cuantificar cuánta se le da al bebé para que este suba de peso y esté sano.

    No obstante, es importante aclarar que el bebé puede sufrir de diferentes síntomas con el cambio, principalmente estreñimiento. Es normal que un infante vaya al baño cada vez que come, sin embargo, este síntoma se refiere principalmente a cuando el bebé no ha ido al baño en una semana, o la popo se presenta como bolas duras. 

    "Una de las cosas más importantes que hay que saber, es que la leche materna, por ejemplo, no contiene vitamina D, la vitamina D es algo que hay que suplementar en todos los niños que están lactando y estás fórmulas ya tienen la vitamina D de antemano"

    De igual manera, uno de los síntomas que se pueden relacionar a la alergia, es la diarrea, la dermatitis utópica y sangre en las heces, "no todo es alergia, pero todo puede ser alergia, así que es algo que hay que estar pendiente" comentó.

    Muchas veces la principal causa para cambiar a fórmula es la alergia a la proteína de vaca, sin embargo, existen tres tipos de fórmulas diferentes en cuanto a este tema.

    En primera parte, están aquellas fórmulas en las que la proteína de la vaca está entera, intacta; en muchas ocasiones, pueden venir con menos lactosa, espesantes y demás. Sin embargo, estás fórmulas son para niños que no sufren de la alergia mencionada anteriormente. 

    En segunda parte, están las fórmulas hidrolizadas, estás están aprobadas para alergia, "el 90% o sea que es la mayoría de los nenes que son alérgicos, responden a estas fórmulas" comentó. En este tipo de tratamiento, se puede ver una mejora en los síntomas en un periodo de 3 a 7 días.

    Por último, las fórmulas elementales rompen la proteína de vaca en lo más pequeño posible, que serían los aminoácidos. En este caso, se utiliza para las alergias severas, aquellos pacientes que no respondieron satisfactoriamente a las fórmulas hidrolizadas.

    Conoce la entrevista completa: 

    Mas noticias de Pediatría