Diagnosticado el síndrome metabólico entre la población pediátrica

Cada vez son más las enfermedades “de adultos” entre los niños puertorriqueños.

Medicina y Salud Pública


Diagnosticado el síndrome metabólico entre la población pediátrica

El síndrome metabólico ya no sólo afecta a los adultos, sino que también está afectando a los niños puertorriqueños, reveló a la Revista Puertorriqueña de Medicina y Salud Pública (MSP) el endocrinologo pediátrico, doctor Carlos Leyva.

El doctor Leyva es parte de la Junta Directiva de la Sociedad Puertorriqueña de Endocrinología y Diabetología Puertorriqueña (SPED) y parte del Colegio de Médicos Cirujanos de Puerto Rico.

“La causa principal del síndrome metabólico proviene a causa de la alta incidencia de obesidad entre los niños. El exceso corporal está causando hipertensión, hiperglucemia, hiperlipidemia (colesterol en sangre) y la resistencia a insulina”, reveló Leyva.

“He visto niños de hasta 5 años con resistencia a insulina. Lo demás lo estamos identificando entre adolescentes”, señaló el especialista.

Otro asunto que destacó fue que en el caso de las niñas, el síndrome metabólico viene acompañado del síndrome de ovario poliquístico, que causa una menstruacción irregular.

“Esta condición sucede por el exceso de grasa en el cuerpo de las niñas, que secretan testosterona también al igual que los varones en cantidades menores. La conversión de testosterona a estrógeno se ve afectada por la disminución de la proteína que ayuda en ese proceso. Al producirse más testosterona que estrógeno, se afecta el proceso regular del periodo menstrual”, explicó el endocrinólogo.

De otra parte, Leyva confesó que los pediatras puertorriqueños se ven limitados debido al aumento de condiciones crónicas en niños, ya que la mayor parte de los tratamientos médicos sólo están indicados para ser recetados en adultos.

“Mucho de los medicamentos sólo están aprobado para adultos y eso nos limita cuanto a los tratamientos que podemos ofrecer. Al estas condiciones estar afectando tan temprano en niños, su expectativa de vida disminuye. Muchos estudios ya señalan que la generación actual tendrá menor vida que sus padres por la obesidad”, declaró.

“A veces podemos ofrecer estatinas para disminuir el colesterol, pero fuera de eso estamos bien limitados. Usualmente referimos estos casos al cardiólogo pediátrico para que también ayuden a estos niños. Hay que concienciar sobre la importancia en los cambios de estilos de vida de los niños”, concluyó.


Artículos Relacionados