Cuidado con el estrés: estudio determina que el estrés laboral crónico daña el cerebro

El estudio Trabajo y Bienestar de la Asociación Estadounidense de Psicología, encontró que el 79% de los 1501 empleados encuestados experimentaron estrés relacionado con el trabajo.

Luisa María Rendón Muñoz

    Cuidado con el estrés: estudio determina que el estrés laboral crónico daña el cerebro

    Según el estudio, tres de cada cinco trabajadores dijeron que el estrés relacionado con el trabajo les causaba falta de interés, motivación y energía en el trabajo. Además, el 36 % manifiesta cansancio cognitivo, el 32 % agotamiento emocional y el 44 % fatiga física, un aumento del 38 % con respecto a 2019.

    Según otra encuesta de Future Forum Pulse, el estrés laboral está en su punto más alto, y el equilibrio entre el trabajo y la vida está en su punto más bajo. En abril de este año, el estrés con el trabajo alcanzó su nivel más alto desde que comenzaron las encuestas en el  2020, y esto se debe, en gran medida, a que muchos trabajadores regresaron a sus puestos de oficina de tiempo completo, después de las cuarentenas pandémicas.
    Las estadísticas se ven alarmantes, precisando que el estrés laboral crónico puede causar daños cerebrales.

    Peligros neurológicos del estrés laboral crónico

    Se sabe que los jugadores de fútbol profesional y los boxeadores pueden sufrir daños cerebrales por los constantes golpes en la cabeza. Sin embargo, investigaciones recientes, muestran que el estrés agudo también provoca cambios estructurales en los circuitos del cerebro que pueden causar daños a largo plazo en el sistema nervioso. 

    El estrés laboral crónico, un jefe abusivo, el acoso sexual, un compañero de trabajo acosador o una cultura laboral que prospera con la crisis, son ejemplos de estrés laboral que puede causar atrofia de la masa cerebral y disminución del peso del cerebro.

    Los niveles prolongados de cortisol que acompañan al estrés crónico dañan el hipocampo del cerebro, provocando la pérdida de la memoria a largo plazo, además de dañar la corteza prefrontal del cerebro que es necesaria para la atención enfocada y el funcionamiento ejecutivo. 

    Otros cambios incluyen aumentos en la ansiedad, trastornos del estado de ánimo y disminuciones en la flexibilidad cognitiva. Otra investigación muestra que el estrés crónico puede incluso aumentar el riesgo de enfermedades cerebrales degenerativas como la demencia y el Alzheimer.

    Cómo prevenir el daño cerebral causado por el estrés laboral

    El estrés crónico no le da al cuerpo la oportunidad de volver a su estado de reposo natural. La clave, según los expertos, es tener un plan de atención del estrés para compensar cualquier daño potencial y así pueda restablecer el cerebro y mantenerlo saludable.

    10 pasos que ayudan a prevenir el daño cerebral

    1-La meditación: según una investigación, esta práctica limita los niveles de cortisol en un 25 % y reduce las divagaciones mentales y los errores.

    2- Alimentos para el cerebro: proteínas, ácidos grasos Omega-3, vitaminas B y vitamina D.

    3-Constante ejercicio: caminar a paso ligero, por ejemplo, ayuda a calibrar el cerebro fatigado y reduce el riesgo de desarrollar ansiedad en casi un 60 %.

    4-El diálogo interno positivo: este puede detener la charla mental catastrófica que causa estrés laboral y mantener la calma en situaciones estresantes.

    5-La privación del sueño: el sueño abundante es reparador para la salud del cerebro.

    6-Microdescansos: descansos breves de cinco minutos a lo largo de la jornada laboral mitigan la fatiga cerebral y mantienen el cerebro descansado y despejado.

    7-Respiración abdominal consciente: mantiene el cerebro alerta y enfocado en el momento presente cuando el estrés laboral amenaza con quitar el aliento.

    8-Una perspectiva positiva: genera una memoria en el trabajo. Además, buscar la oportunidad en el problema, ayuda a escalar la carrera profesional más rápido y más lejos que el pesimismo, según la investigación.

    9-Los escáneres cerebrales: las personas que pasan tiempo al aire libre muestran que su corteza prefrontal tiene más materia gris y una mayor capacidad para pensar con claridad y autorregularse.

    10- Compromiso social: ayuda a mitigar el deterioro cognitivo y mejora la materia gris en el cerebro. Por lo tanto, es importante evitar trabajar de forma aislada y mantener conexiones sociales con compañeros de trabajo para mantener el cerebro activo y saludable.

    Fuente: Forbes.

    Mas noticias de Neurología