Vacuna contra el virus del papiloma humano: Clave para la prevención

La vacuna fue incluida como parte de las series de inoculaciones que se solicitan para inscripción escolar.

Medicina y Salud Pública

    Vacuna contra el virus del papiloma humano: Clave para la prevención

    El Virus del Papiloma Humano (VPH) es una de las enfermedades de transmisión sexual más comunes entre mujeres y hombres y la ciencia ha demostrado que la vacuna contra el VPH es clave para la prevención algunos de los tipos de este virus causantes de cáncer cervical y verrugas genitales.



    Según datos de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades el VPH genital es más frecuente  "al final de la adolescencia y a comienzos de los 20 años". Por eso, se recomienda que niños y niñas de entre los 9 a 12 años se vacunen contra el VPH "antes de que tengan contacto sexual" para protección contra muchos de los casos de cáncer de cuello uterino, verrugas genitales, cánceres anales, de boca, garganta, cabeza y cuello. 

    "La vacuna se aprueba en el 2006 e inicialmente era una vacuna que le decimos cuadrivalente porque cubría solamente cuatro cepas (del virus). Eventualmente, se desarrolla la que cubre nueve cepas y en el 2018 el FDA aprueba la vacuna. Es bien emocionante porque ya la vacuna se ha demostrado que ha logrado reducir el cáncer cervical  en el 90 % de los casos. O sea que es bien efectiva", dijo la ginecóloga-obstetra Yadira Méndez Feliciano en entrevista con la Revista Medicina y Salud Pública

    Cómo se administra de acuerdo a la edad

    La vacuna se administra con dos dosis a niños y niñas de entre 9 a 14 años y con tres dosis para los de 15 a 26 años de edad. Recientemente, la FDA incrementó el uso de la vacuna hasta los 45 años."Siempre ha sido para hombres y mujeres, pero se extiende para el uso hasta 45 años de edad. O sea que se las podemos dar a los pacientes desde los 11 o 12 años hasta los 45 años. Para los pacientes de menos de 15 se requieren solamente dos dosis y la razón de esto es doble. Una, la mayor población de entre 11 y 15 años nunca ha tenido relaciones al momento, así que nunca he estado expuestos. Y su sistema inmunológico es tan fuerte a esa edad que con tan solo dos vacunas logran obtener anticuerpos para el resto de la vida. Ya después de los 15 años, el sistema inmunológico no es tan fuerte y empezamos a tener pacientes que han tenido exposición del virus. Y ahí contamos con las tres dosis", explicó la doctora. 

    Hay una población en riesgo

    En el caso de la población más joven, la vacuna fue incluida como parte de las series de inoculaciones que se solicitan para inscripción escolar, por lo que actualmente hay muchos ya vacunados. Sin embargo, para la doctora Méndez Feliciano existen otras poblaciones que aún está a riesgo. "El problema lo estamos teniendo con pacientes que son quizás de más de 25 años cuando todavía la vacuna no era parte de este régimen que teníamos en las escuelas. Y hay otro detalle, cuando (la vacuna) no era parte del régimen, la mayor parte de las pacientes eran mujeres y se nos olvida que a los hombres también los podemos vacunar. Hacer que un hombre se ponga esta vacuna es un poquito  más difícil. Pero muchos van con sus parejas, cooperan y se las ponen", indicó la ginecóloga del Centro Médico Episcopal San Lucas de Ponce.

    La ginecóloga también mostró preocupación en los pacientes que tienen más de 26 años (el límite previo de edad para la vacuna) y que no se han vacunado contra el VPH. "Hay otro gap de las pacientes de 35 años, que yo me puedo poner como ejemplo pues cuando me la quería poner ya había pasado de los 26 años, porque hubo un momento antes del 2018 que era solamente hasta los 26 años. Y  ahora mismo hay desconocimiento  de parte de muchas pacientes que quizás tienen 35 o desde los 30 hasta los 45  y no saben que se pueden poner la vacuna y que algunos de los planes médicos la cubren", agregó. 

    La doctora concluyó reafirmando la importancia de la vacuna, cuya función no solo es disminuir el riesgo de afecciones o cánceres genitales en hombres y mujeres, sino que en el caso específico de las mujeres puedan protegerse del cáncer del cuello uterino. "Es una vacuna de prevención porque en resumen el cáncer cervical en más de 90 por ciento es por los virus (del papiloma humano)", señaló. 



    Mas noticias de Infectología