Llamado de conciencia ante enfermedades transmisibles por mascotas

Los humanos tenemos el poder de evitar las enfermedades trasmitidas por las mascotas, porque en nosotros está la posibilidad de cuidar nuestra salud y la de ellos.

Tania León

    Llamado de conciencia ante enfermedades transmisibles por mascotas

    A pesar de que las mascotas y su compañía son beneficiosas para nuestra salud, ellos son trasmisores de algunas enfermedades que afectarían gravemente nuestro organismo si las dejamos ingresar en casa, así lo indicó el  doctor Jorge Enrique Gómez, infectólogo y miembro de la International Association Infectious Diseases Society Of America

    “Ellos tienen unos parásitos específicos, la gran mayoría de microorganismo que hay en los perros y los gatos no nos pueden afectar, porque en realidad los virus que pasan de animales a humanos son muy limitados. La gran cantidad de organismos que los afectan se quedan en ellos mismos y no son expulsados”, explicó.

    En ese sentido, el especialista agregó que la adopción es una manera  sana de brindar amor a los animales desprotegidos, por lo que es muy importante que este proceso se haga de manera responsable, ya que la salud de las mascotas depende de sus cuidadores. “Hoy en día los gatos y los perros dependen de las personas por la interacción demasiado estrecha que existe”, dijo. 

    Por esa razón, considera que decisión de tener una mascota dentro de la familia debe premeditarse más de lo que se cree, puesto que la responsabilidad que recae sobre el cuidador interfiere en aspectos de salud tanto de la suya propia como de la mascota.

    “Hay que cambiar esa visión antropocéntrica y pensar que ellos son las únicas especies que transmiten infecciones, puesto que aunque parezca increíble los animales también pueden verse afectados por nosotros los seres humanos”, indicó.

    Es importante también romper con el estigma generalizado que son únicamente los animales quienes transmiten algún tipo de virus a los humanos, puesto que como lo indicó el doctor Gómez, las mascotas también pueden verse afectados por infecciones transmitidas por sus cuidadores.

    El doctor Gómez, enfatizó que especialmente en dos tipos de animales, los perros y los gatos, esto debido a la estrecha relación que existe con los humanos. 

    Por esa razón indicó que es necesario comprender los riesgos acerca de los cuidados, pero también el despejar mitos sobre el estigma que rodea a las mascotas es vital para una sana convivencia.

    Por otro lado, explicó que la giardia es un tipo de parásito microscópico que habita en las personas y se manifiesta por medio de molestias intestinales como la diarrea, este virus en particular tiene la capacidad de trasmitirse de humanos a perros, lo que reafirma que no solo son los animales son los únicos trasmisores de contagio.

    La zoonosis infecciosa animal

    Tener una mascota en casa implica una gran responsabilidad por parte del cuidador, esto va desde una vacunación oportuna como a su vez una debida desparasitación. Evitar que enfermedades de índole infecciosa trasmisible de animales al ser humano es posible gracias a los cuidados, pero también a la oportuna información que se tenga acerca lo que encierra la zoonosis. 

    La zoonosis como infección no se produce únicamente por medio de las mascotas, ya que “Esta se da en todo el entorno pecuario, donde se producen parte de los animales, alimentos e insumos que hacen parte del consumo humano”, enfatizó el parasitólogo acerca de la importancia de saber en qué otros entornos se pueden adquirir este tipo de infecciones.

    Es ampliamente conocido que la relación que guardan hombres y animales es muy estrecha, esto va desde el consumo masivo hasta la domesticación misma, justamente y en tiempos actuales donde la cercanía se ha incrementado es vital conocer que otras canales de contagio existen para adquirir algún tipo de virus que aguardan las mascotas.

    En esa línea y como lo ratificó el experto, “La gran mayoría de infecciones tipo zoonosis no se trasmiten por el contacto directo con las mascotas”. Para ello es vital conocer otros medios de contagio indirecto que facilitan la diseminación de estos virus.

    Muchos de los clasificados microorganismos tipo virus que afectan al hombre provienen de los animales y en forma general, puesto que entre ellos encajan parásitos, hongos y otros derivados que se trasmiten por medio de líquidos como el agua.

    “Con frecuencia el mayor número de infecciones que se pueden adquirir lo es por medio de los gatos y los perros, ya que son las principales mascotas de los humanos”, lo recalcó Gómez, a propósito del cuidado que se debe tener con otros elementos externos como el agua que facilita el contagio de infecciones severas como el parásito Toxoplasma.

    La Toxoplasmosis: Es un tipo de parásito que se trasmite por medio de las heces de los gatos, y que en mayor proporción se presenta cuando el animal es pequeño. Al virus estar presente en las secreciones del gato facilita que estas cuando son expulsadas o arrojadas lleguen a una corriente de agua y está facilite su desintegración, provocando que cuando se consuma y si no es previamente hervida la persona adquiera el parásito Toxoplasma sin que esto implique el contacto directo con la mascota.

    Otra vía de contagio sucede cuando las heces del gato entran en contacto con otro animal que está destinado para consumo humano, el parásito que es tan fuerte puede alojarse al interior de la carne permitiendo el contagio si esta no está perfectamente cocida.

    Como se evidencia, la toxoplasmosis es una infección que puede adquirirse por medio de otras vías sin que necesariamente implique contacto directo con el animal, este parásito que afecta en mayor medida a las madres en gestación y por lo consiguiente a su bebe puede dejar secuelas irreversibles en el niño, que van desde afectaciones en la visión e hidrocefalia.

    “El riesgo mayor ocurre cuando la madre le trasmite el virus al bebe, las lesiones que produce esta infección son muy graves, ya que van desde la hidrocefalia y problemas en la retina. Se recomienda que cuando las madres estén en embarazo deben tener una higiene adecuada, tomar el agua hervida, ya que esta es una poderosa fuente de contagio”, exhortó el especialista.

    Se aclara que el parásito Toxoplasma gondii no lo trasmiten los perros, esta infección únicamente se halla en las heces de los gatos.  No existen síntomas definidos para adultos contagiados, salvo para un 15 por ciento de las personas que a mejor lo manifiestan por medio de linfomas, o como ya se mencionó por medio de  complicaciones en la retina.

    Parásito toxocara: Este un virus que se trasmite tanto por medio de gatos y perros, pese a que es poco conocido es considerado actualmente como un riesgo importante o infección emergente. La toxocariasis tiende a confundirse con la Toxoplasmosis, ya que las dos se trasmite por medio de las heces tanto de felinos como caninos.

    “Este es un fenómeno que produce en los niños problemas oculares y la confunden a menudo con la toxoplasmosis, y resulta que la toxocariasis puede ser tratada si se descubre a tiempo. Este virus se trasmite por medio de las heces de animales cachorros, ya que la madre los ha contagiado  desde el feto”, señaló Gómez.

    Este virus es más poderoso de lo que se cree, ya que la madre es una poderosa fuente de contagio para el cachorro, para ello es vital consultar al veterinario y realizar respectivos exámenes, pues esta infección se prolifera en grandes cantidades dentro del cuerpo del animal. La diseminación de este tipo de parásitos está aumentado actualmente debido a las crecientes lluvias, el agua facilita que las heces de los animales se desintegren rápidamente en la tierra permitiendo que los niños tengan mayor probabilidad de contacto.

    Los animales callejeros y silvestres: Poderosas fuentes de contagio

    Los animales callejeros son infortunadamente una fuente de contagio poderosa, ya que estos  no tienen vacunas ni la desparasitación debida. También es vital que las personas que sacan sus mascotas a la calle recojan como es debido sus excrementos para evitar la diseminación de cualquier tipo de virus. 

    Las mascotas o animales exóticas son a su vez portadores de infecciones graves, el doctor Gómez mencionó que la “Fauna silvestre o bien conocida como exótica aparte de estar mal domesticarla, poseen infecciones muy serias que afectan notablemente la vida de las personas”.

    El parasitólogo también resaltó que en la actualidad se ha empezado por tener una conciencia global acerca de los gustos exóticos que tiene algunas personas por este tipo de animales silvestres, evitando su consumo, ya que como es sabido el contagio del Covid-19 se desató por el consumo indebido de animales no avalados por el sector pecuario.

    “Estos animales no están en ambientes adecuados de salubridad, por lo consiguiente desarrollan en su cuerpo todo tipo de virus, inclusive, justo en este momento ese mismo tipo de animales están desarrollando algún otro virus letal”, recalcó Gómez.

    Recomendaciones para minimizar el contagio entre animales y humanos

    Es fundamental que la comunidad en general aprenda a tener cuidado con sus mascotas, realizando su respectiva vacunación y desparasitación para evitar que se proliferen todo tipo de infecciones, ya que “Una mascota en buenas condiciones de salud es beneficiosa para el ser humano”, resaltó el experto.

    En ese sentido, la adopción es una manera  sana de brindar amor a los animales desprotegidos, por lo que es muy importante que este proceso se haga de manera responsable, ya que la salud de las mascotas depende de sus cuidadores. Hoy en día los gatos y los perros dependen de las personas por la interacción demasiado estrecha que existe.

    Vea la entrevista completa: 

    Mas noticias de Infectología