Curar la Hepatitis C sigue siendo un reto de salud pública en Puerto Rico

El extenuante proceso de atención y falta de conciencia, aleja a los pacientes de remisión completa, desarrollan los especialistas.

Pedro Felipe Cuellar

    Curar la Hepatitis C sigue siendo un reto de salud pública en Puerto Rico

    Hepatitis, es la inflamación en el hígado, esa inflamación se da debido a diferentes virus; de los cuales varios son prevenibles, otros tratables y curables. Pero hay un número muy alto de personas que no saben que tienen la enfermedad y otros que aún sabiendo su diagnóstico no pueden acceder al tratamiento. 

    Hepatitis C: una enfermedad tratable pero no curable

    La Hepatitis c, es "una de las infecciones, con un nuevo paradigma que es curable, cuando yo estudiaba medicina era tratable, pero no curable, no hace muchos años, es este poco tiempo hay un nuevo paradigma que es una infección curable, hasta el 95 % o más de los pacientes responden bien al tratamiento", sostiene el Dr. Humerto Guiot, presidente de la sociedad de Enfermedades Infecciosas de Puerto Rico (SEIPR).

    El especialista, además, resalta la importancia de un tema del que no se habla mucho y son esos pacientes que un con el diagnóstico, no pueden acceder al tratamiento, "sin embargo, muchos de ellos no pueden acceder, hay que hablar sobre ¿qué podemos hacer?, para mejorar el porcentaje de pacientes que pueden acceder a tratamiento y erradicar la condición".

    Este virus que afecta el hígado, tiene dos fases: muchos de los pacientes en la primera, luego de la infección los primeros meses el cuerpo pueden eliminar por si solo este virus; pero no es algo generalizado, pues algunos pacientes desarrollan fase crónica, sin tener presente una sintomatología específica. 

    Una enfermedad silenciosa

    "Es bastante silente, no va a dar unos síntomas que tú vas a decir que son característicos de esta condición, y sigue progresando", sostuvo el Dr. Juan Carlos Lemos, Infectólogo Especializado en Trasplante adscrito al Centro Comprensivo de Cáncer, así mismo sostiene que si no se diagnostica de forma temprana, "si no sabemos nuestro estado, puede llegar a tener, cirrosis, que es un fallo progresivo del hígado, y más adelante puede llegar a dos consecuencias, o te da un carcinoma o cáncer de hígado, o llegar a necesitar un trasplante de órgano". 

    ¿Quién corre riesgo de contagiarse de Hepatitis C?

    Principalmente, es necesario llegar a un diagnóstico, concientizar sobre la presencia de este tipo de enfermedad vírica, en la sociedad, y reconocer los factores de riesgo que pueden llegar a exponernos al virus, específicamente hepatitis C, y más teniendo en cuenta el porcentaje de pacientes que no hacen parte de los grupos de factor de riesgo, así lo postula el Dr. Guiot, "siempre hemos tenido un grupo de pacientes con Hepatitis C, en los cuales nunca podíamos identificar un factor de riesgo, por eso es necesario crear más apertura, en un momento se recomendaba la prueba solamente para esas personas que tenían factor de riesgo, ya aparecían adicionales porque se les hacía la prueba por otra razón".

    Actualmente, Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, CDC, y la Sociedad Americana de Enfermedades Infecciosas, recomiendan que todo adulto tengan al menos una vez una prueba de hepatitis, al menos una vez en la vida, y si tienen factores de riesgo, periódicamente. 

    "Los médicos que tengan un grupo de pacientes que han estado siguiendo y se den cuenta de que en su expediente no tienen una prueba, que la realicen, y darnos cuenta de que como hay un grupo de personas que no tienen factor de riesgo, está al igual que todas las enfermedades infecciosas, no deben ser motivo de estigmatización ni de disminución", enfatizo el Dr. Guiot. 

    Barreras en el diagnóstico y tratamiento 

    El Dr. Carlos Lemus comparte, que bajo su experiencia en el territorio puertorriqueño y estadounidense, llegar al diagnóstico actualmente es una de las principales barreras, que retrasa la atención y pone el riesgo a los pacientes, por lo que se necesita primero, "concientizar al médico primario como al paciente, que cualquier persona está en riesgo, y que es necesario hacer la prueba, no tenerle miedo a saber el estado, de si eres positivo o negativo". 

    Esto se debe a la falta de conocimiento que hay generalizada, y la asociación de la Hepatitis C con una enfermedad crónica, que puede pasar en algunos casos, pero que se debe tener presente que actualmente existe un tratamiento del cual la remisión es un porcentaje alto, así mismo quitar la estigmatización del grupo de personas que se enfrentan a esta enfermedad.  

    El especialista reitera que, "seguido del diagnóstico, los médicos primarios tienen un rol, de empezar el workout completo, que es extenso, porque entre que tú tienes le diagnostico y empieza el tratamiento, hay un sin número de pruebas de discernimiento, como lo viene siendo, saber si está expuesto con otras infecciones crónicas, muchas veces hay coinfecciones con lo que viene siendo VIH, Hepatitis B, Hepatitis A si no estás vacunado", en este caso se debe vacunar al paciente, para evitar otras infecciones y evaluar toda la batería de laboratorios que se debe realizar. 

    Pero se debe tener en cuenta que otra barrera es el tiempo que pasa entre la realización de la batería de laboratorios, hasta la entrega de resultados, que puede pasar de 4 a 6 semanas, para en ese punto lograr determinar un tratamiento efectivo, "estamos hablando que estamos ya a dos meses desde que sabemos el estado". 

    Luego viene el trabajo por parte del plan médico, entre autorizaciones, papeleo solicitado, ajuste del tratamiento a las características del plan médico, "ahí se puede dilatar el proceso, tanto extenuante para el paciente como también para el médico, y después que se empieza el tratamiento, hay unos que duran 8 semanas, pero necesitan seguimiento de muchas citas, inclusive una vez que se termina el tratamiento se necesita hacer una prueba, 12 semanas después, para saber que la terapia fue efectiva, estamos hablando que todo el proceso de curar la Hepatitis C, se puede demorar básicamente un año completo". 

    A esta barrera, se suma el costo del proceso, debido a que "esa batería de pruebas, dependiendo de la cubierta del paciente, podría tener unos deducibles o copagos, y los estudios son sofisticados, especializados; no necesariamente todos los laboratorios los tienen, hay que enviar al paciente a otros laboratorios, los copagos pueden ser altos, el paciente a veces requiere ayudas, entre su familia o ahorros, sacar para estos pagos y todo esto va dilatando y abonando a los obstáculos actuales", confirmo el Dr. Guiot.

    Vea el programa completo: 

    Mas noticias de Infectología