Así es el extraño virus del mono B: síntomas y complicaciones de la enfermedad

China detectó la primera víctima mortal a causa de este extraño virus procedente de los monos.

Redacción MSP

    Así es el extraño virus del mono B: síntomas y complicaciones de la enfermedad

    Las autoridades sanitarias chinas han confirmado la primera muerte de un ser humano en el país asiático como consecuencia de la infección por el virus del mono B transmitido por macacos. El Centro Chino para el Control y la Prevención de Enfermades (CCDC) comunicó este singular suceso el pasado viernes 16 de julio en su informe semanal. La víctima ha sido el primer caso documentado de este raro virus en el país asiático.

    Según ha informado el Centro Chino para el Control y la Prevención de Enfermedades, la víctima era un veterinario que trabajaba en un instituto de investigación especializado en primates no humanos y el pasado marzo diseccionó dos monos en una de sus prácticas. Al cabo de un mes empezó a experimentar náuseas, vómitos y fiebre. Las muestras de sangre y saliva analizadas en abril detectaron la presencia del virus del mono B en el veterinario. Finalmente, acabó falleciendo el pasado 27 de mayo, tras recibir tratamiento médico en varios hospitales.

    ¿Qué es el virus del mono B?

    El virus del mono B, o virus del herpes B, es un virus infeccioso que predomina entre los monos macacos. Es un virus un tanto extraño y en ocasiones, como es el caso del veterinario de Pekín, puede causar la muerte. Kentaro Iwata, experto en enfermedades infecciosas de la Universidad de Kobe en Tokio, ha señalado que se trata de un virus que tiende a atacar el sistema nervioso central causando una inflamación en el cerebro que puede acarrear la pérdida del conocimiento. Asimismo, el virus tiene una tasa del 80% de mortalidad en los humanos si no es tratado a tiempo.

    Estos son los síntomas del virus

    Los primeros indicios de infección son fiebre, escalofríos, dolor muscular y de cabeza y fatiga. Asimismo, los pacientes pueden desarrollar pequeñas ampollas en la herida o en el área de su cuerpo que encontró en contacto con el mono, ya que la enfermedad se contrae al ser mordido o arañado por un ejemplar infectado, o al tocar los ojos, la nariz o la boca del mono. Normalmente, los síntomas aparecen un mes después de haber estado expuesto a un mono infectado, pero pueden hacerlo en los tres o siete días siguientes.

    Es una enfermedad poco contagiosa

    Tras el contagio, al paciente se le extrajo líquido cefalorraquídeo (LCR). Además, para identificar la causa de la enfermedad se tomaron muestras de sangre, saliva y nasales, entre otras, tanto al paciente como a dos contactos estrechos, un médico de 47 años y una enfermera de 25 años. Solo se encontraron evidencias del virus del mono B en una de las muestras del veterinario fallecido, mientras que las pruebas a los dos contactos cercanos dieron un resultado negativo.

    Menos de cien personas se han contagiado del virus desde el primer caso diagnosticado en humanos en 1932 y la mayoría se han detectado en Norteamérica. Los expertos recogen que es un virus altamente raro entre los humanos. No obstante, las autoridades chinas explican en el informe que el virus “podría representar una amenaza zoonótica potencial para los trabajadores” y pide fortalecer la vigilancia de os macacos de laboratorio en China.

    Mas noticias de Infectología