Antiguos virus recolectados del permafrost siberiano se replicaron en laboratorio luego de miles de años

Gracias al cambio climático, cada vez estamos más expuestos a estos organismos de larga data y solo recientemente se logró su replicación controlada en amebas modernas.

Isbelia Farías

    Antiguos virus recolectados del permafrost siberiano se replicaron en laboratorio luego de miles de años

    Hay un cultivo de bacterias, virus y esporas de hongos bajo el suelo ártico. Algunos de estos microbios no han interactuado con una célula desde hace mucho antes de que los antiguos egipcios construyesen las Pirámides de Guiza.

    No obstante, en la medida que el cambio climático continúa derritiendo el planeta, estos gérmenes que se encuentran en el permafrost se comienzan a descongelar. Ante este escenario, cabe preguntarse si estos microbios podrían infectar algo luego de descongelarse y hasta qué grado representan una amenaza para la salud humana y del ambiente. Al respecto, un equipo internacional de científicos comenzó a indagar estas cuestiones en un nuevo estudio.

    Estudio encuentra nuevos virus

    Como antecendente, se conoce que las manadas de renos siberianos contraen periódicamente el ántrax de las baterías en el permafrost derretido, de acuerdo con una investigación que fue publicada en el 2021, en la revista Frontiers in Veterinary Science y el problema habría afectado a un grupo de personas en esas regiones.

    Sin embargo, para el nuevo estudio, que aún no ha sido revisado por pares, los investigadores aislaron 13 virus recién descritos de siete muestras de permafrost y dos muestras de agua tomadas de ríos siberianos.

    Permafrost siberiano

    El permafrost es un suelo, permanentemente congelado y situado en áreas circumpolares de Canadá, Alaska o Siberia, donde la temperatura es siempre baja. Ha actuado como sumidero de carbono durante miles de años y su descongelamiento a causa del calentamiento global podría liberar grandes cantidades de ese gas pero también todo tipo de microorganismos, como los virus, que estén congelados o relativamente "muertos". 

    Virus "zombies" o revividos en laboratorio

    Tres de los virus, llamados mamut Megavirus, mamut Pithovirus y mamut Pandoravirus, se encontraron dentro de lana de mamut petrificado de 27.000 años de antigüedad y otro virus fue descubierto en los intestinos congelados de un antiguo lobo siberiano.

    Los científicos descongelaron los microbios y secuenciaron sus genomas en un ambiente complementamente cuidado dentro del laboratorio. Luego, infectaron células de ameba con los virus recién despertados y, sorprendentemente, a pesar de tener hasta 48.000 años de antigüedad, varios de los virus pudieron replicarse dentro de las amebas, lo que provocó que se abrieran y liberaran partículas virales frescas.

    Los investigadores se centraron en virus que infectan a amebas porque las amebas son buenos organismos modelo y porque habría un riesgo mínimo de contagio accidental a los técnicos de laboratorio: "Estamos utilizando los mil millones de años de distancia evolutiva [de la ameba] con los humanos y otros mamíferos como la mejor protección posible", escribieron en el artículo.

    Virus conocidos hallados en el permafrost

    Los estudios previos de virus encerrados en el permafrost del Ártico han sido pocos y distantes entre sí. Sin embargo, los autores dijeron que este estudio refuta una hipótesis más antigua de que el permafrost contiene pocos microbios viables para revivir; de hecho, además de los virus que revivieron, el equipo encontró rastros de evidencia de muchas otras especies, incluidas algunas relacionadas con patógenos humanos conocidos, como los poxvirus y los herpesvirus.

    Riesgo de que antiguos virus, hoy conocidos, se "despierten"

    Sin embargo, los autores aclararon que si una de estas cepas despertara e infectara a los humanos, las vacunas modernas probablemente ofrecerían cierta protección. Por lo que el mayor riesgo, proviene de virus desconocidos.

    Al igual que el SARS-CoV-2, el patógeno responsable de la COVID-19, estos gérmenes tienen el potencial de propagarse rápidamente a través de una población que carece de inmunidad natural, desencadenando una pandemia. Por lo tanto, sería necesario estudiar y comprender estos tipos de virus aún más.

    Recolección de nuevas muestras detenidas 

    Por ahora, y debido a la agitación política en la región, se ha detenido la recolección de nuevas muestras de permafrost: "Debido a la guerra Rusia-Ucrania, todos nuestros colaboradores han parado por ahora", explicó Jean-Michel Claverie para LiveScience, coautor del nuevo estudio y microbiólogo computacional de la Universidad de Aix-Marseille en Francia, agregando que su laboratorio continuará estudiando los virus que ya tienen.

    Por otro lado, esperan que las empresas que establezcan operaciones de perforación y minería en el permafrost siberiano presten atención y procedan con precaución, por ejemplo, monitoreando enfermedades inusuales y estableciendo instalaciones de cuarentena apropiadas.

    Fuente: aquí

    Mas noticias de Infectología