En Puerto Rico se diagnostican entre 3 a 4 pacientes semanales con VIH, indican especialistas

Alarmante, la falsa creencia de que enfermedades de trasmisión como VIH, desaparecido, genera un aumento en las cifras de trasmisión en la Isla.

Pedro Felipe Cuellar

    En Puerto Rico se diagnostican entre 3 a 4 pacientes semanales con VIH, indican especialistas

    La Dra. Ángeles Rodríguez, ex-epidemióloga del Estado, dentro de un panel de científicos e investigadores puertorriqueños, enfatizado a las enfermedades de trasmisión sexual, sostuvo, "Estamos viendo de 3 a 4 pacientes nuevos, semanales. La mayoría son personas jóvenes, por debajo de 30 años; la ausencia de información sobre el VIH... la gente ha tenido la equivocada noción de que el VIH desapareció. Las demás infecciones de transmisión sexual también están en aumento. Muchas de ellas porque hay poblaciones que no tienen síntomas y son transmisores". 

    Se ha creado el errado imaginario, que las enfermedades e infecciones de trasmisión sexual han disminuido, y son inexistentes, lo que general una relajación en las medidas de prevención y los cuidados mínimos que se deben tener a la hora de tener una vida sexual activa, para garantizar la protección propia y la salud de los demás. 

    El Dr. Javier Morales, infectólogo, fundador de Clinical Research de Puerto Rico, sostiene que: "El VIH, en los años ochenta, abrió las puertas a la investigación en la inmunología, pues en esta década la inmunología era rudimentaria, y se abrieron las puertas para todo tipo de investigación, incluyendo artritis reumatoidea, cáncer de pulmón, de riñón, las terapias inmunes".

    En este sentido, la Dra. Carmen Zorrilla, catedrática del Recinto de Ciencias Médicas, indica que "aún vemos aumento de infecciones de transmisión sexual, en Puerto Rico y en Estados Unidos. Recientemente, se ha publicado un reporte que refleja dicha realidad".

    "Entendemos que todas estas estrategias de aislamiento hicieron que, quizá, personas estuviesen bajo riesgo de contacto sin protección y ahora es que esto se está viendo, al abrir las puertas de los hospitales y las clínicas". Por eso, "vamos a ver un aumento en casos, que siempre habíamos visto, pero con la diferencia de que no lo habíamos documentado", comentó. 

    Por su parte, la Dra. Rodríguez, habló respecto a la población joven y lo poco se permite hablar de sexualidad, homosexualidad y perspectiva de género en las escuelas, la cual sería la única manera de prevenir estas enfermedades, pues es a través de la educación, que se puede conocer y prevenir, "Hay enfermedades que se previenen explicando a los jóvenes cómo uno se protege".

    Rodríguez señala que: "tenemos, como condiciones de transmisión sexual, la clamidia, que es una enfermedad transmisible que trae efectos severos en la salud reproductiva, principalmente en las mujeres, y que puede ser asintomática en las mujeres y en los varones, tiende a tener síntomas mínimos. Tenemos también la sífilis y la gonorrea, que son enfermedades milenarias traídas por los conquistadores al llegar de España". 

    Además, añade que "tenemos el virus del papiloma humano, que no tiene un tratamiento como tal, sino una prevención muy buena con la vacuna. Solo lo tratamos en sus manifestaciones clínicas... Es importante usar las estrategias de prevención, como las vacunas administradas desde los 9 años hasta los 45 y tenemos el VIH".

    La Dra. Zorrilla apunta que existe un reporte que busca cambiar el paradigma de cómo se ven las enfermedades de transmisión sexual, pues antes, existía una visión moralista, punitiva, que evitaba que las personas con enfermedades de transmisión sexual comentaran sobre su condición y buscaran apoyo. Lo que se pretende cambiar es la forma como se ve y como se tratan las infecciones. 

    Al respecto, el doctor Javier Morales agregó: "Yo creo que todo lo que sea vacunable, se debe vacunar. Es vivir, es prevenir. Hepatitis B es prevenible, vamos a vacunar a la gente".

    Jóvenes y educación sexual 

    También hace una reflexión sobre el acceso a la información a través de herramientas digitales, "yo me pregunto, y me pongo filosófico, te metes en Internet y consigues información, pero allí no hay conocimiento... Los muchachos están confundiendo información con conocimiento y me pregunto qué efecto traerá esto en el ser humano en el futuro, la educación sexual no va a promover la promiscuidad. Es como el cinturón de seguridad, no promueve la velocidad", puntualiza Morales.

    Mas noticias de HIV