Investigadores identifican una causa por la que se dan partos prematuros

La proteína llamada Piezo1 es responsable de regular el comportamiento del útero en el periodo de gestación.

Pedro Felipe Cuellar

    Investigadores identifican una causa por la que se dan partos prematuros

    Esta investigación, realizada por un equipo de la Universidad de Nevada, Estados Unidos, sugiere que una proteína llamada "Piezo1" es responsable de regular el comportamiento del útero. 



    Esta proteína mantiene el útero relajado para que siga estirándose y expandiéndose por todo el periodo de gestación, cumpliendo las 40 semanas que tarda el feto en crecer.



    Mediante este descubrimiento, se abre el camino para el desarrollo de fármacos y terapias que permitan trata esta condición, y evitar o retrasar los partos prematuros, logrando facilitar la función del útero manteniendo los canales de activación del estiramiento durante el embarazo



    Los investigadores estudiaron muestras de tejido del músculo liso del útero para explorar las vías mecánicas que permiten comprender mejor la dinámica que controla el útero, cómo se mantiene el embarazo y qué mantiene la quiescencia hasta el parto.



    La capa muscular externa del útero es peculiar porque es el único músculo que no está regulado por los nervios y debe permanecer inactivo durante las 40 semanas a pesar de la importante expansión y estiramiento a medida que el feto se convierte en bebé.



    Al estirar el tejido del útero, para imitar lo que ocurre durante el embarazo, se activan los canales "Piezo1"; que impulsa el flujo de moléculas de calcio generando una cascada de señalización que activa la enzima óxido nítrico sintasa para producir la molécula óxido nítrico, esta cascada de "Piezo1" promueve y mantiene el estado de reposo del útero.



    Iain Buxton explica que "el embarazo es el ejemplo más impresionante de un músculo humano que soporta una tensión mecánica durante un periodo prolongado, así el hallazgo de Piezo1 en la capa muscular del útero significa que este se controla localmente y se coordina mediante un mecanismo activado por el estiramiento, y no por la influencia hormonal de los ovarios o la placenta, como se ha supuesto".



    "Piezo1" controla el útero actuando de forma dependiente de la dosis, regulado al alza por la sustancia química Yoda1 y a la baja por una sustancia química llamada Dooku1. 



    Cuando Piezo1 está regulado, el útero permanece en un estado relajado. Sin embargo, en el tejido prematuro, la expresión de "Piezo1" disminuye significativamente lo que desconecta la señalización latente del músculo, de modo que el útero se contrae e inicia el parto.



    Buxton reconoce que es preocupante que todavía no existan fármacos para detener el parto prematuro, "gracias al descubrimiento de las proteínas "Piezo", responsables de la respuesta del cuerpo a la fuerza mecánica, y a nuestra investigación, estamos más cerca de desarrollar un tratamiento -destaca-. "Piezo1" y su mecanismo de relajación nos proporcionan una diana que podríamos activar con fármacos. Tenemos que comprobarlo con más estudios y esperamos realizar ensayos clínicos en el futuro".



    La contracción y la relajación se evaluaron en muestras de tejido comparadas para los siguientes periodos gestacionales: no embarazada, parto a término, parto a término, parto prematuro y parto prematuro.

    Se descubrió la presencia de canales "Piezo1" mediante herramientas moleculares, mientras que los tejidos gestantes que se contraen en un baño muscular se estimularon con un activador e inhibidor de canales "Piezo1" para caracterizar la regulación de la quiescencia.



    Fuente consultada aquí.



    Mas noticias de Ginecología-Obstetricia