Estudio busca demostrar que la endometriosis afecta el sistema gastrointestinal en mujeres de la isla

Evalúa el rol de las células gliales promoviendo inflamación en área digestiva y colon.


Estudio busca demostrar que la endometriosis afecta el sistema gastrointestinal en mujeres de la isla

Evalúa el rol de las células gliales promoviendo inflamación en área digestiva y colon.

Nuevo estudio enfocado en la correlación entre la

endometriosis

y afecciones gástricas.

Belinda Z. Burgos
Agencia Latina de Noticias Medicina y Salud Pública 

Las células gliales, parte del sistema nervioso, pudieran tener un rol medular promoviendo la inflamación en el sistema digestivo ante la presencia de enfermedades como la endometriosis

Así lo podría demostrar un estudio que se realiza en Puerto Rico, realizado por el estudiante doctoral Luis Rivera Arce, quien fue parte de los laboratorios científicos dirigidos por la Dra. Carolyne Appleyard en la Ponce Health Science University, que busca entender el impacto de la enfermedad de endometriosis en el sistema gastrointestinal, evaluando científicamente las células gliales del sistema nervioso entérico (SNE).

El SNE es una subdivisión del sistema nervioso que se encarga de controlar directamente el aparato digestivo, por ejemplo, advirtiendo sobre el hambre y la saciedad.

De otra parte, las células gliales, son células del sistema nervioso que forman parte de un sistema de soporte y son esenciales para el adecuado funcionamiento del tejido del sistema nervioso. A diferencia de las neuronas, no tienen axones, dendritas ni conductos nerviosos.

Este grupo de células han sido estudiadas en enfermedades como el síndrome del colon irritable y Enfermedades Inflamatorias del Intestino (EII), sostuvo Rivera Arce.

Cabe resaltar que estudios de la doctora Flores, también adscrita a la Ponce Health Science University, han evidenciado que una de cada 20 mujeres de Puerto Rico tiene endometriosis, que el 80% presentará dolor pélvico severo e incapacitante y 50% podrían tener infertilidad.

En total, 50 mil mujeres puertorriqueñas aproximadamente padecen de dicha inflamación uterina, según la investigadora.

“Los estudios clínicos han demostrado que la endometriosis provoca síntomas gastrointestinales tanto como síntomas ginecológicos. A su vez, cuando esto ocurre, este tipo de síntomas pueden retrasar el diagnóstico correcto o causar un diagnóstico incorrecto como el síndrome de colon irritable. La consecuencia que esto tiene es que se le dará a la paciente medicamentos para tratar una enfermedad que realmente puede que no tenga”, explicó Rivera Arce.

“Queremos seguir creando conciencia de la complejidad de la enfermedad”, puntualizó. 

Detalló que el estudio evalúa a la proteína S100B, que permite la función del SNE y por consiguiente, el sistema digestivo. Si el mismo no funciona, dos proteínas pudieran verse sobre expresadas, como lo son la GFAP y la propia S100B, que cuando hay demasiadas, produce estrés oxidativo o desequilibrio en las células y provoca muerte neuronal, entre otras cosas. Por lo tanto, produce un estado inflamatorio que a su vez afecta el intestino en su totalidad.

La  proteína glial fibrilar acídica, conocida como la GFAP, es parte de  entre sus funciones se encuentran proteger la rígida organización de la estructura tridimensional interna de los astrocitos del cerebro.

“El desequilibro de estas células pueden causar diarreas, estreñimiento y dolores fuertes de movimiento intestinal. Estas células gliales no se han estudiado en endometriosis, pero al ver su rol en las Enfermedades Inflamatorias del Intestino y  ambas enfermedades tener síntomas similares, surgió el interés de realizar este estudio”, abundó.

Para este estudio se utilizan modelos animales de endometriosis a los que se les realizan pruebas de comportamiento de dolor. 

“Preliminarmente hemos visto que la endometriosis aumenta significativamente la expresión de la proteína GFAP, pero no significativamente para la proteína S100B. En torno a la inflamación, los modelos experimentales con endometriosis reflejaron altos niveles de inflamación, incluyendo inflamación de área del colon, versus el modelo (experimental) sin endometriosis. Esto nos dice de alguna manera que esta enfermedad sí afecta el sistema gastrointestinal”, puntualizó. 

El futuro de este estudio buscará posiblemente la relación entre las células gliales afectadas por la endometriosis y los macrófagos, células inmunitarias, en búsqueda también de escenarios proinflamatorios. 


Artículos Relacionados