Cómo identificar un embarazo de alto riesgo en etapa temprana

El desarrollo de una patología durante la gestación predispone su recurrencia en futuros embarazos.

Estefania Santos

    Cómo identificar un embarazo de alto riesgo en etapa temprana

    Un embarazo deja de ser saludable cuando la madre empieza a experimentar alguna enfermedad, ya sea adquirida previamente o durante la gestación, la cual requerirá ser intervenida por un profesional.

    En exclusiva, para la especialidad de ginecología de la revista de Medicina y Salud Pública, la licenciada en Ginecología y Obstetricia de la Universidad de Valparaíso - Chile, Victoria Saavedra, afirmó que: "la severidad de los daños que se pueden producir va a depender de los factores de riesgo y lo bien o mal compensada que esté la enfermedad presente". 

    Ahora bien, debemos tener en cuenta que los factores de riesgo de este tipo de embarazos, se clasifican de la siguiente manera: 

    *Factores de riesgo de conducta, como la alimentación, el sedentarismo, el consumo de tabaco, alcohol y sustancias alucinógenas, y el uso de medicamentos, ya que la mayoría son teratogénicos, es decir, que son malignos para el feto. 

    *Factores de riesgo fisiológicos, entre los que se encuentran patologías crónicas como diabetes mellitus, hipertensión crónica, cardiopatías, entre otras.

    *Factores de riesgo ambientales, como el hacinamiento, la falta de saneamiento básico, el bajo nivel escolar y socioeconómico, la cesantía, entre otros.

    Este último es de gran importancia, ya que puede influir en el abandono del control gestacional o en la dificultad para entender la información entregada durante los controles prenatales.

    La licenciada enfatizó en que entre los factores los que más se destacan son: "la edad materna, pues, las mujeres que son menores de 15 años o mayores de 40 tienen mayor probabilidad de presentar preeclampsia, la cual se caracteriza por un alza de la tensión durante la gestación, así como también tiene más probabilidad de presentar restricción de crecimiento intrauterino que, como lo indica su nombre, se da porque el feto no está creciendo adecuadamente dentro del útero".

    Los expertos aseguran que no todos los embarazos son iguales, sin embargo, si una madre tiene antecedentes de gestaciones previas con patologías, lo más probable es que un futuro embarazo sea de alto riesgo. Esto se debe a que las condiciones presentadas en esta etapa reproductiva tienden a ocurrir con mayor frecuencia en los siguientes períodos de gestación. 

    Es por esto que la experta resalta que: "es muy importante una buena recolección de datos y antecedentes durante los controles y un buen seguimiento también para que se detecte a tiempo cualquier evento que no sea fisiológico". 

    Minimiza los factores determinantes para evitar un embarazo de alto riesgo

    Las futuras madres no solamente reciben atención médica durante el embarazo, sino incluso antes de estarlo. A este tipo de asistencia, se le conoce como control preconcepcional, cuyo objetivo es la identificación de posibles enfermedades crónicas, para poder llevar a cabo un embarazo saludable sin ningún tipo de complicación para la madre o el niño.

    Por lo general, el experto se encarga de minimizar los factores de riesgo conductuales que pueden ser modificados de acuerdo a la salud de la mujer. En caso de que se detecte alguna enfermedad, la licenciada Saavedra aseguró que es oportuno asistir con un especialista para controlar la patología y que está no repercuta en el buen desarrollo de la gestación.

    "Además, durante estos controles prenatales se entrega información y se realiza educación a la futura madre con el fin de que ella sea capaz de asistir al servicio de urgencias, en caso de que presente síntoma de alarma, como, por ejemplo, la pérdida del líquido amniótico, que se relaciona como una pérdida incontenible de líquido claro por los genitales con un leve olor a cloro, o si presenta sangrado vaginal. Entonces, con esta información se quiere disminuir el riesgo de morbilidad materna o fetal", concluyó la experta.

    Mas noticias de Ginecología-Obstetricia