Anticuerpos generados por el sistema inmunitario combaten los tumores de ovario, según estudio

Un estudio de laboratorio ha probado que el sistema inmunitario de las pacientes con cáncer de ovario puede producir anticuerpos.

Isbelia Farías

    Anticuerpos generados por el sistema inmunitario combaten los tumores de ovario, según estudio

    Este hallazgo, según los investigadores, podrían conducir a un nuevo tipo de inmunoterapia, pues, según un estudio basado en células, el sistema inmunitario de las pacientes con cáncer de ovario puede producir anticuerpos contra los tumores.

    "Los anticuerpos derivados de pacientes tienen un potencial diagnóstico y terapéutico; sin embargo, no está claro cómo los anticuerpos adquieren autorreactividad y se dirigen a los tumores", escribió el Dr. Ziv Shulman, del Instituto de Ciencias Weizmann y sus colegas: "Aquí, encontramos que las hipermutaciones somáticas (SHM) promueven la reactividad antitumoral de los anticuerpos contra los autoantígenos de superficie en el carcinoma de ovario seroso de alto grado (HGSOC)".

    El equipo ha generado 17 anticuerpos monoclonales que se unen a las células tumorales de ovario, ha comentado el Dr. Shulman. "El próximo paso es determinar su especificidad para las células tumorales y examinar si tienen efectos terapéuticos en modelos de ratones", dijo.

    "El mayor desafío es identificar los objetivos de los anticuerpos que hemos generado", señaló. "Generamos varios anticuerpos en función de las secuencias que obtuvimos de los pacientes. Cada anticuerpo tiene un objetivo. Encontramos 9 anticuerpos que se unen al mismo objetivo tumoral (MMP14). Y tenemos más anticuerpos, pero no sabemos si alguno se une a las células tumorales.

    En el estudio actual, el equipo descubrió que los anticuerpos generados a partir de células inmunitarias dentro de los carcinomas de ovario humanos, así como los autoanticuerpos preexistentes, recubren las células tumorales, a menudo con IgG, y contribuyen a las respuestas inmunitarias antitumorales.

    Además, las células secretoras de anticuerpos intratumorales (ASC) en HGSOC mutaron y se expandieron clonalmente y produjeron anticuerpos reactivos contra tumores que se dirigían a MMP14, como indicó el Dr. Shulman. Las mutaciones mejoraron el ajuste de las células al tumor, y específicamente a MMP14.

    Para examinar si la unión de los anticuerpos monoclonales derivados de pacientes dependía de los SHM para la unión al tumor, el equipo revirtió su secuencia a sus versiones de línea germinal y probó su capacidad de unión a las células de cáncer de ovario. La investigación reveló dos tipos de anticuerpos reactivos contra tumores en los pacientes: uno que depende de los SHM para unirse al tumor (clase I) y otro tipo que se une al tumor en su forma de línea germinal (clase II).

    Los autores escribieron: "Por lo tanto, los autoanticuerpos reactivos contra tumores ocurren naturalmente o evolucionan a través de un proceso de selección dirigido por antígenos. Estos hallazgos resaltan el origen y la aplicabilidad potencial de los autoanticuerpos dirigidos a antígenos de superficie para atacar tumores en pacientes con cáncer".

    Efectos terapéuticos a futuro

    Desde una perspectiva clínica, sugiere el Dr. Shulman, "la presencia y la cantidad de anticuerpos en el tumor podrían usarse para predecir los efectos terapéuticos de los medicamentos. Además, uno o varios de los anticuerpos monoclonales descubiertos que se dirigen al tumor podrían ser útiles como nuevo tratamiento para los pacientes en el futuro".

    "Además", dijo, "dado que entendemos que los anticuerpos se encuentran dentro de los tumores, los tratamientos con células que se unen pueden usarlos para matar tumores, o atraer a dichas células efectoras podría ser el tratamiento adecuado para los pacientes".


    Fuente consultada aquí. 

    Mas noticias de Ginecología-Obstetricia