Tratar el VIH lo más pronto posible destruye a límites indetectables la cantidad de virus

Las personas con VIH que inician el tratamiento en las primeras etapas de infección logran una disminución drástica en la frecuencia de las células infectadas a niveles casi indetectables en todo el cuerpo.


Tratar el VIH lo más pronto posible destruye a límites indetectables la cantidad de virus

Servicios Combinados MSP

Las personas con VIH que inician el tratamiento en las primeras etapas de infección logran una disminución drástica en la frecuencia de las células infectadas a niveles casi indetectables en todo el cuerpo.

Gracias a un grupo de voluntarios con VIH, ahora ya se sabe que la terapia contra el VIH aplicada en los primeros momentos de la infección logra reducir unas 100 veces más los reservorios del virus del sida -las zonas donde el virus se esconde de los fármacos-.

Esto lo ha visto un equipo internacional - Centro de Investigación Hospitalaria de la Universidad de Montreal (Canadá), el Programa de Investigación Militar sobre el VIH de EE.UU. y el Centro de Investigación sobre el Sida de la Cruz Roja Tailandesa.

Los reservorios o santuarios virales son la causa por la que la terapia antirretroviral no es una cura.

El estudio publicado en « Science Translational Medicine» proporciona información sobre los eventos que se desarrollan durante las etapas cruciales de la infección temprana por VIH gracias a un grupo de individuos con infección aguda en las primeras dos semanas de infección (etapas Fiebig I-II) a los que se administró la terapia antirretroviral de forma inmediata -de 2 días después del diagnóstico de media-.

«La terapia en esta etapa muy temprana logra a una reducción drástica en el tamaño de los reservorios virales al eliminar grandes grupos de células infectadas alojadas en los tejidos linfoides y los ganglios linfáticos asociados al intestino, que se sabe que son sitios preferenciales para la persistencia del VIH durante la terapia»,

señalaNicolas Chomont, de la Universidad de Montreal.

El estudio proporciona información sobre los eventos que se desarrollan durante las etapas cruciales de la infección temprana por VIH gracias a un grupo de individuos con infección aguda en las primeras dos semanas de infección.

Desafortunadamente, a pesar de la terapia los reservorios , aunque extremadamente pequeños, persisten.

«Sin embargo, dado que estos individuos tratados temprano tienen reservorios virales 100 veces más pequeños en comparación con nuestro grupo de control, podríamos pensar, razonablemente, que será más fácil erradicar estos mini reservorios que los de reservorios las personas que comenzaron el tratamiento más tarde».

«Les debemos mucho a estos voluntarios», afirman los autores, ya que ha sido la primera vez que los investigadores tenían acceso a biopsias de sangre, recto y ganglios linfáticos de las mismas personas en esta etapa muy temprana de la infección. Dado que estos individuos tratados temprano tienen reservorios virales 100 veces más pequeños en comparación con nuestro grupo de control, podríamos pensar que será más fácil erradicar estos mini reservorios que los de reservorios las personas que comenzaron el tratamiento más tarde.

Según la Organización Mundial de la Salud, aproximadamente 37,9 millones de personas vivían con VIH a fines de 2018. La mayoría de lo que se sabe sobre el VIH proviene de investigaciones realizadas en países de altos ingresos, donde predomina el subtipo B del VIH. Sin embargo, el subtipo B solo representa el 12 por ciento de las infecciones mundiales por VIH.

Casi el 50 por ciento de todas las personas que vive con el VIH tienen el subtipo C. En este estudio, se investigó el subtipo AE del VIH, frecuente en la región del sudeste asiático.


Artículos Relacionados