Paternidad y medicina:un reto en los tiempos de COVID-19

Nunca antes la humanidad había tenido tanta conciencia acerca de la importancia de la labor de los profesionales de la salud, ahora en medio de esta pandemia han cobrado un sentido inimaginable; con su trabajo y sacrificio han batallado contra el COViD-19 y han hecho que nos demos cuenta de lo invaluable de su trabajo. En este especial del día del padre la Revista Medicina y Salud Pública (MSP) hace un homenaje a esos hombres que además de cuidar nuestra salud ejercen una labor ejemplar como padres en cada uno de sus hogares.


Paternidad y medicina:un reto en los tiempos de COVID-19

Marcela Boyacá Mesa
Agencia Latina de Noticias de Medicina y Salud Pública

Nunca antes la humanidad había tenido tanta conciencia acerca de la importancia de la labor de los profesionales de la salud, ahora en medio de esta pandemia han cobrado un sentido inimaginable; con su trabajo y sacrificio han batallado contra el COViD-19 y han hecho que nos demos cuenta de lo invaluable de su trabajo. En este especial del día del padre la Revista Medicina y Salud Pública (MSP) hace un homenaje a esos hombres que además de cuidar nuestra salud ejercen una labor ejemplar como padres en cada uno de sus hogares.

El doctor Fernando Soto es emergenciólogo, tiene dos hijas, Helena y Alicia, su esposa también es profesional de la salud, los dos trabajan en sala de emergencia y tienen turnos rotativos, entre los dos acomodan sus horarios y las rutinas de las niñas para poder cumplir con los dos roles: salvar vidas y tener una familia llena de amor para criar las hijas. En entrevista le contó a MSP como es la vida de un ser humano que se divide entre la medicina y la familia.  

“Hemos tratado de cuadrar nuestros horarios para que siempre esté alguno de nosotros con las chicas, ha sido un reto interesante porque no teníamos cuido, escuela de repente y tenemos que trabajar turnos rotativos, trabajamos de día y de noche y dormir a diferente hora, eso ha sido lo más complicado, pero continuamos colaborando, mientras algunas personas se estaban quejando porque no querían salir nosotros estábamos deseando quedarnos en casa, pero tenemos que seguir laborando”.

Vea la entrevista completa aquí

&feature=youtu.be

El emergenciólogo dejó claro que cuando está ejerciendo cada uno de sus roles se conecta cien por ciento con cada uno y hace lo posible para que el uno no intervenga con el otro.

“Hay que trabajar, día, tarde, noche y a veces fines de semana, a veces nos vamos en medio de una actividad porque hay que ir a trabajar o ir a dormir, pero el tiempo que es de nosotros es de nosotros, no tengo nada, no me llaman porque un paciente se enfermó en el hospital ni nada de eso, tenemos tiempos de trabajo rigurosos, rotativos, pero cuando estamos con la familia eso vale más que nada y lo aprovechamos”.

El galeno expusó porque cuando decidió ser padre siempre prefirió y deseó tener hijas mujeres, para él son líderes naturales.

“Es la mejor bendición que podemos tener, siempre hemos pensado que las mujeres son las líderes naturales de este mundo, son más inteligentes, piensan mejor, yo me crie con dos hermanos y dije mujeres yo prefiero tener mujeres, es un reto”.

Por último, envió un mensaje claro y contundente a la sociedad y en especial a las nuevas generaciones acerca de la paternidad.

“Me interesaría mucho que en un futuro no muy lejano se vayan modificando los roles de las personas en las casas, las expectativas de que la mujer se encarga del hogar y el hombre del trabajo eso debe evolucionar y tenemos que compartirlo todo, compartir la crianza y las faenas, en mi casa lo hacemos y yo quisiera que todos lo hicieran así y respetar esos roles, comunicarlos, dividirlos con la familia y respetar a la mujer”. 


Artículos Relacionados