Johnson & Johnson suspende los ensayos clínicos de su vacuna por posibles efectos adversos

La farmacéutica Johnson & Johnson anunció la suspensión temporal de ensayos de su candidata a vacuna contra la COVID-19.


Johnson & Johnson suspende los ensayos clínicos de su vacuna por posibles efectos adversos

La farmacéutica Johnson & Johnson anunció  la suspensión temporal de ensayos de su candidata a vacuna contra la COVID-19, ya que uno de sus voluntarios desarrolló una enfermedad a la que no le han encontrado explicación.

En un comunicado, Johnson & Johnson señaló su decisión de frenar “temporalmente la administración de dosis de todos nuestros ensayos clínicos de candidatas a vacuna contra la COVID-19, incluyendo el ensayo de fase tres”. Esto debido a una “enfermedad inexplicable en un participante del estudio”, aseguraron.

Esa enfermedad es revisada por el Comité independiente de Monitoreo de Seguridad de Datos (DSMB). La farmacéutica señala que no tiene “mayor prioridad que la seguridad y bienestar de las personas a las que atendemos todo los días en el mundo” y aclara su compromiso con la transparencia.

En el comunicado que emitieron, explicaron que por respeto a la privacidad del participante que presentó la enfermedad no emitirán más información al respecto mientras estudian a fondo lo que le sucedió durante los ensayos.

También se recordó que los eventos en los ensayos de las vacunas son de esperar y subrayó la importancia de la privacidad del participante “es importante tener todos los hechos antes de compartir información adicional”. Por otro lado, se señaló que se verifica si el voluntario recibió vacuna o un placebo.

A finales de septiembre, se anunció que Johnson & Johnson había iniciado la fase 3 de ensayos de su vacuna contra la COVID-19 y la probarían en 60 mil voluntarios en Estados Unidos, México, Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Perú y Sudáfrica.

El 8 de septiembre, otra farmacéutica, AstraZeneca, informó de la suspensión de ensayos de su vacuna candidata contra la COVID-19, después de que una voluntaria desarrollará mielitis transversa. Después, se informó que eran dos voluntarias con la enfermedad, pero los ensayos se reanudaron tras determinar que no había pruebas suficientes para decir que los padecimientos fueran consecuencia directa de la vacuna.

La semana pasada, el laboratorio AstraZeneca, junto con la Universidad de Oxford, informó que un enfermo español que participa como voluntario en los ensayos de la vacuna contra el coronavirus dio positivo a la enfermedad.

Joan Pons, residente en el Reino Unido, explicó que comenzó a sentirse mal el jueves, con los síntomas clásicos de un resfriado, pero que al someterse a la prueba PCR se sorprendió al ver que era positivo.


Artículos Relacionados