Endocrinología por los pacientes diagnosticados con enfermedad de la tiroides en Puerto Rico

Especialistas redoblan esfuerzos ante el aumento del diagnóstico en la isla.


Endocrinología por los pacientes diagnosticados con enfermedad de la tiroides en Puerto Rico

No solamente la diabetes es una de las afecciones endocrinológicas que más afecta a los puertorriqueños, sino que los esfuerzos ahora se encaminan a buscar estrategias clínicas ante el alto número de los pacientes diagnosticados con enfermedad de la tiroides en la isla.

Por tal razón, ha existido la necesidad de que se estableciera un solo centro que atienda integralmente a estos pacientes y, lo que había sido una encomienda clínica, pronto será realidad en Puerto Rico.

Se trata de que a partir del mes de septiembre los pacientes diagnosticados con tiroides o con sospecha de la enfermedad podrán acudir a una clínica endocrinológica especializada en el trastorno, reveló a la Revista de Medicina y Salud Pública la doctora Paola Mansilla Letelier, endocrinóloga.

La tiroides está localizada en la base del cuello y regula el metabolismo del cuerpo. Ocurre cuando esta glándula no produce cantidades suficientes de hormonas o cuando las produce en exceso. Estas enfermedades provocan un mal funcionamiento de los órganos como el corazón, el cerebro, el hígado, los riñones y la piel.

Se estima que en Puerto Rico más de 300 mil personas padecen algún trastorno del tiroides y más de la mitad de quienes lo padecen lo desconocen, indicó recientemente el doctor Ángel Luis Comulada Rivera, presidente de la Sociedad Puertorriqueña de Endocrinología y Diabetología (SPED).

Los trastornos del tiroides más comunes son el hipotiroidismo, que ocurre cuando la glándula tiroides no produce suficiente hormona tiroidea, y por el contrario el hipertiroidismo, que ocurre cuando la glándula tiroides produce más hormona de lo que el cuerpo necesita.

El nuevo centro fue bautizado como Thyroid & Endocrine Center, ubicado en San Juan.

“El 80% de (los pacientes que se atienden) en las clínicas son por tiroides y aún no se sabe porqué tanta incidencia aunque se están haciendo estudios porque existen condiciones genéticas que pueden causar una predisposición. Por eso nosotros decidimos abrir una clínica con todos los cuidados que estos pacientes necesitan. Los pacientes con problemas de tiroides tienen que hacerse sonogramas, estudios nucleares, biopsias de tiroides y estaremos aglutinando todo en un solo lugar”, explicó a MSP.

Añadió que entre las causas del aumento entre el diagnóstico de tiroides en la isla pueden deberse a factores ambientales, herencia entre familias, el alto estrés en el caso del hipertiroidismo, entre otros factores.  

“Se habían realizado muchos intentos, pero no se había podido lograr (abrir una clínica especializada en pacientes diagnosticados con tiroides). Casi todo el mundo se había enfocado más en la diabetes, pero la verdad es que aquí en Puerto Rico la prevalencia de tiroides es bien alta”, confirmó.

Enfatizó en la importancia de que cada paciente diagnosticado cuente con la dosificación correcta de levothyroxine pues la glándula también sufre cambios según la edad del paciente.

Insistió de paso que los pacientes diagnosticados con problemas tiroideos no deben ingerir líquidos en botellas plásticas pues estas contienen bisfenol A o BPA, químico considerado dañino para los humanos desde hace décadas por los efectos tóxicos y desequilibrios que puede producir a nivel hormonal.

En cuanto al cáncer de tiroides, indicó hoy día se ve más el tipo micropapilar (menos de un centímetro) los cuales podrían metastizar más rápido, aunque ha habido un avance en su detención por medio de la sonografía. Esta afección tiende a afectar más a las féminas.

El centro especializado en tiroides tendrá su apertura a partir del 2 de septiembre y aunque la mayoría de su población serán pacientes diagnosticados con problemas de la glándula, evaluará a otros con distintas condiciones endocrinológicas.

Mediante la prueba de sangre TSH, que mide la cantidad de la hormona estimulante del tiroides, puede detectarse hipertiroidismo o hipotiroidismo.  

Algunos síntomas  incluyen cansancio, depresión, irritabilidad, intolerancia al frío o al calor, aumento o pérdida de peso, sueño, menstruación irregular, entre otros.


Artículos Relacionados