EE.UU: mandatarios cuya grave enfermedad puso en riesgo su gobierno

A lo largo de la historia presidencial de Estados Unidos algunos gobernantes han pasado por fuertes enfermedades que han puesto en riesgo su estado de salud.


EE.UU: mandatarios cuya grave enfermedad puso en riesgo su gobierno

Eduardo Najar
Agencia Latina de Noticias Medicina y Salud Pública

A lo largo de la historia presidencial de Estados Unidos algunos gobernantes han pasado por fuertes enfermedades que han puesto en riesgo su estado de salud

Hace unos días el anuncio que de que el presidente Donald Trump haya dado positivo por SARS-CoV-2 puso en vela a todos los funcionarios de la nación norteamericana y seguidores del ideal republicano, pues como se sabe el mandatario padece de algunas enfermedades que podrían agravar su estado de salud a un nivel crónico, entre las que se destacan la obesidad y un factor crónico importante es su edad, pues el gobernante tiene 74 años y las comorbilidades que desencadena el nuevo coronavirus puede ser mortal para aquella población envejeciente.

Sin embargo, Donald Trump no ha sido el único presidente que ha pasado por una situación delicada de salud ya sea por un agente viral o por una patología, antecesores a él tuvieron que iniciar algunos tratamientos y terapias para tratar enfermedades que afectaron la calidad de vida de los mismos.

George Washington

Washington fue el primer presidente que tuvo una enfermedad considerada crónica, un tumor que se desarrolló en uno de sus miembros inferiores y le impedía poder caminar, movilizarse e incluso sentarse. 

Más adelante en el año 1790 el gobernante caía gravemente enfermo por el virus de la influenza y desarrollo de neumonía, lo que originó dos comorbilidades dificultad auditiva y visual, la primera llegó a limitar muchas acciones y actividades del gobernante, pero meses después pudo recuperarse. Es importante resaltar que en este tiempo aquel mandatario que enfermaba de gravedad podía ser sustituido de su cargo político. 

Woodrow Wilson

El mandatario Wilson, fue contagiado de la gripe española cuando se encontraba en Francia, finiquitando  puntos del tratado de Versalles para ponerle fin al conflicto de la primera guerra mundial, los síntomas que presentó el mandatario fueron tan fuertes y graves que incluso no podía recostarse en su dormitorio. En un comunicado de prensa el médico personal del gobernante afirmó que Wilson había enfermado por una gripe común que se había originado por el clima de la capital francesa.

Más adelante el presidente Woodrow, recuperaba su salud pero volvió a caer enfermo esta vez por un accidente cerebrovascular que limitó todas sus funciones y produjo el fin de su mandato en el año 1921.

Dwight Eisenhower 

Tras dos años de mandato el presidente Dwight tuvo un ataque al corazón, sin embargo , para persuadir a sus seguidores y a la prensa con el fin de que no se diera a conocer su verdadero estado de salud argumentó que tuvo un malestar estomacal lo que le produjo una fuerte recaída. 

Más adelante, se postuló a una reelección y la ganó, pasaron unos años y el mandatario enfermó nuevamente de una patología estomacal grave, le diagnosticaron la enfermedad de Crohn, esta condición se caracteriza por la inflamación del tubo digestivo y en ocasiones puede ser mortal, no obstante, pudo recuperarse mediante una intervención quirúrgica. 

En el año 1957, en el mes de noviembre el presidente desarrolló una apoplejía durante una reunión política lo que afectó su movilidad y el habla, de esta enfermedad logró recuperarse en marzo de 1958, culminó así su mandato en el año de 1961, el caso de este presidente impulsó la modificación a la constitución del país norteamericano enfocado a las acciones que se deben tomar cuando el jefe de estado se ausenta por una causa justificada.

Ronald Reagan

El político Reagan fue uno de los postulados más longevos a la presidencia del partido republicano, muchos medios y contra políticos aseguraban que Reagan no era apto para poder manejar de una manera correcta el estado más poderoso del mundo, la razón, un cáncer que se había desarrollado, es así, como en el año de 1985 fue intervenido para remover un pólipo canceroso que se encontraba en su intestino grueso, dos años después también tuvo que estar bajo un procedimiento de remoción del tejido de su nariz que contenía algunas células malignas.

La enfermedad que más agravó al jefe de estado fue una perforación pulmonar por un intento de homicidio en el año de 1981, sin embargo, pudo lograr mejorar y terminar su mandato a los 70 años de edad.

Es importante que se tengan en cuenta todas las medidas de prevención y servicio médico necesarios para que el actual presidente de EE. UU pueda superar este patógeno que ha cobrado millones de vidas a nivel mundial, los seguidores y altos cargos de la casa blanca están a la expectativa de un mejor estado de salud de Donal Trump.

Fuente:

BBC. Trump da positivo por coronavirus: 4 presidentes de EE.UU. que sufrieron graves problemas de salud durante su mandato (y cómo se gestionaron esas situaciones). Disponible en: https://www.bbc.com/mundo/noticias-internacional-54397056 


Artículos Relacionados