Dosis bajas de óxido nitroso mejoran la depresión resistente a tratamiento, según estudio

Un tratamiento de 1 hora con concentración baja de óxido nitroso, comúnmente conocido como "gas de la risa", parece aliviar los síntomas de la depresión mayor resistente al tratamiento.

Javier Erazo

    Dosis bajas de óxido nitroso mejoran la depresión resistente a tratamiento, según estudio

    Un tratamiento de 1 hora con concentración baja de óxido nitroso, comúnmente conocido como "gas de la risa", parece aliviar los síntomas de la depresión mayor resistente al tratamiento con efectos que duran hasta varias semanas, sugiere nueva investigación.

    En un ensayo con diseño cruzado, los investigadores asignaron al azar 28 pacientes con depresión mayor resistente al tratamiento grave para recibir una sola inhalación de 1 hora de placebo u óxido nitroso una vez al mes durante un periodo de 3 meses. Los participantes fueron asignados a recibir una inhalación de placebo, una concentración de 25% de óxido nitroso o una concentración de 50% de óxido nitroso. Las sesiones se llevaron a cabo con 4 semanas de diferencia.

    Ambas dosis de óxido nitroso se asociaron con mejora sustancial de los síntomas depresivos en aproximadamente 85% de los participantes. Sin embargo, la concentración de 25% tuvo riesgo menor de efectos adversos, que incluyeron sedación, náusea y disociación leve, en comparación con la concentración de 50%.

    "Veinticinco por ciento de nitroso tuvo eficacia similar, en comparación con 50% de óxido nitroso, y redujo cuatro veces los efectos secundarios", manifestó a Medscape Noticias Médicas el autor principal, Dr. Peter Nagele, presidente y profesor de anestesia y cuidados intensivos de la University of Chicago, en Chicago, Estados Unidos.

    "También observamos que muchos pacientes tuvieron mejora de 2 semanas de los síntomas depresivos después de un tratamiento con óxido nitroso", destacó el Dr. Nagele, quien también es profesor de psiquiatría y neurociencia del comportamiento.

    El estudio fue publicado en versión electrónica el 9 de junio en Science Translational Medicine.

    Mayor precisión

    Un estudio previo de prueba de principio realizado por los mismos investigadores demostró que una inhalación de 1 hora de óxido nitroso a 50% tenía efectos antidepresivos rápidos para los pacientes con depresión mayor resistente al tratamiento.

    El ensayo actual de fase 2 "es un estudio de seguimiento de nuestro ensayo piloto anterior de 2015 y fue diseñado para precisar aún más la dosis de óxido nitroso necesaria para la eficacia antidepresiva", destacó el Dr. Nagele.

    "Un objetivo secundario importante (del estudio actual) fue determinar si una dosis más baja (25%) reduciría los efectos secundarios, y un tercer objetivo fue determinar cuánto duran los efectos de los antidepresivos", explicó.

    Para investigar inscribieron a 28 pacientes (mediana [rango intercuartil (RIC)] de edad: 39 años [26 a 68] años, 71% integrado por mujeres, 96% de raza blanca) para recibir tres sesiones de inhalación (placebo: 25% o 50% de óxido nitroso) a intervalos de 4 semanas. Veinte pacientes completaron las tres sesiones de inhalación y cuatro completaron = 1 tratamiento.

    Los participantes tenían "enfermedad depresiva sostenida y refractaria", con duración media de la enfermedad de 17,5 años e historial extenso de fracaso de los fármacos antidepresivos (mediana: 4,5 [2 a 10] antidepresivos de dosis/duración adecuada).

    Algunos pacientes se habían sometido a estimulación del nervio vago, terapia electroconvulsiva, estimulación magnética transcraneal repetitiva o habían recibido ketamina(4%, 8%, 13% y 8%, respectivamente).

    El desenlace primario fue la mejora en la puntuación de la Escala de Depresión de Hamilton (HDRS-21) de 21 ítems durante un periodo de observación de 2 semanas.

    Evidencia más sólida

    El óxido nitroso mejoró significativamente los síntomas depresivos en comparación con el placebo (p = 0,01). No hubo diferencia significativa entre las concentraciones de 25% y 50% (p = 0,58).

    La diferencia estimada en las puntuaciones de HDRS-21 entre el placebo y varios grupos de tratamiento se muestra a continuación. 

    Tiempo

    Concentración de 25%

    Concentración de 50%

    Grupos combinados

    2 horas

    -0,75 puntos (p =0,73)

    -0,87 (p =0,69)

    -0,81 (p =0,66)

    24 horas

    -1,41 (p = 0,52)

    -1,93 (p =0,37)

    -1,67 (p =0,37)

    Semana 1

    -4,35 (p =0,05)

    -2,44 (p =0,25)

    -3,35 (p =0,07)

    Semana 2

    -5,19 (p =0,02)

    -7,00 (p =0,001)

    -6,13 (p =0,001)

    Para asegurarse de que existían efectos remanentes entre las dos dosis, los investigadores realizaron un análisis para determinar si el orden de recepción de la dosis más alta estaba asociado con la puntuación HDRS-21 a 2 semanas; no encontraron ningún efecto significativo del orden de la dosis (p = 0,22).

    Los 20 pacientes que completaron todo el tratamiento "experimentaron mejora clínicamente significativa en los síntomas depresivos desde una puntuación media de HDRS-21 inicial de 20,5 (RIC: 19,0 a 25,5) a 8,5 (RIC: 2,0 a 16,0) al finalizar el estudio, correspondiente a un cambio promedio de -11,0 puntos (RIC: -3,3 a -14,0 puntos; p < 0,0001) después del periodo de estudio de 3 meses", señalaron los investigadores.

    Los tipos de respuesta al tratamiento y la mejora de los síntomas depresivos desde el inicio hasta la finalización del estudio se enumeran a continuación: 

    Mejora de los síntomas                     

    Número de pacientes

    Reducción = 50% en HDRS-21

    Remisión

    Mejora = 1 categoría (p. ej., de grave a moderada)

    Hubo diferencias estadísticamente significativas en los eventos adversos entre las dos dosis de tratamiento. Se produjeron 47 eventos después de la inhalación de la concentración de 50%, en comparación con 11 después de la inhalación de la concentración de 25%. Hubo seis eventos adversos después de la inhalación de placebo (p< 0,0001).

    "Ninguno de los eventos adversos fue grave y casi todos ocurrieron durante o inmediatamente después de la sesión de tratamiento y se resolvieron en varias horas", informaron los autores.

    "Debemos recordar que a pesar de los emocionantes resultados del estudio, este fue pequeño y no puede considerarse evidencia definitiva; como tal, es demasiado pronto para abogar por el uso de óxido nitroso en la práctica clínica diaria", comentó el Dr. Nagele.

    Sin embargo, con base en los hallazgos actuales, "la evidencia del uso de óxido nitroso en la depresión se ha vuelto más fuerte", afirmó.

    Antidepresivos de acción rápida

    Al comentar sobre el estudio para Medscape Noticias Médicas, el Dr. Roger McIntyre, profesor de psiquiatría y farmacología de la University of Toronto, en Toronto, Canadá, y jefe de la Mood Disorders Psychopharmacology Unit, señaló que la investigación sobre el óxido nitroso es "parte de un interés en antidepresivos de acción rápida".

    El Dr. McIntyre, quien también es presidente y director ejecutivo de Brain and Cognition Discovery Foundation, en Toronto, Canadá, y no participó en el estudio, consideró "interesante" que "casi 20% de la muestra había tenido anteriormente resultados subóptimos para ketamina y/o neuroestimulación, lo que significa que estos pacientes tenían enfermedad refractaria grave, pero el beneficio del óxido nitroso se mantuvo a las 2 semanas".

    Los estudios sobre el uso de óxido nitroso para pacientes con depresión bipolar "estarían justificados, ya que en general parece ser seguro y bien tolerado", destacó el Dr. McIntyre, director de Depression and Bipolar Support Alliance.

    El estudio fue patrocinado por el premio NARSAD Independent Investigator Award a Nagele de la Brain and Behavior Research Foundation y un premio al Dr. Nagele y otros coautores del Taylor Family Institute for Innovative Psychiatric Research de Washington University School of Medicine.

    El Dr. Nagele recibe fondos de NIMH, American Foundation for Prevention of Suicide y Brain Behavior Foundation; ha recibido fondos para investigación y honorarios de Roche Diagnostics y Abbott Diagnostics, y ha solicitado anteriormente protección de propiedad intelectual relacionada con el uso de óxido nitroso en la depresión mayor.

    Los conflictos de interés de los otros autores se enumeran en el artículo original. El Dr. McIntyre ha recibido subvenciones de investigación de CIHR/GACD/Chinese National Natural Research Foundation, honorarios como conferencista/consultor de Lundbeck, Janssen, Purdue, Pfizer, Otsuka, Allergan, Takeda, Neurocrine, Sunovion, Eisai, Minerva, Intra-Cellular y Abbvie. McIntyre también es CEO de AltMed.

    Mas noticias de General