Nuevo inhibidor oral muestra beneficios en pacientes con enfermedad celíaca

Estudio asegura que actualmente no hay medicamento que prevenga los efectos adversos de esta condición

Belinda Z. Burgos González

    Nuevo inhibidor oral muestra beneficios en pacientes con enfermedad celíaca

    Un nuevo inhibidor oral de la transglutaminasa 2 podría ser la esperanza para pacientes con enfermedad celíaca por al parecer bloquear el daño de la mucosa inducido por el gluten en esta población de pacientes en tres dosis diferentes.

    Así se desprende de datos de un ensayo de prueba de concepto de 132 pacientes, publicado en el New England Journal of Medicine, quienes denominaron al inhibidor como ZED1227, probado en ensayos clínicos de Fase 1, que precisamente bloquea la enzima transglutaminasa 2, que causa la enfermedad celíaca.

    "En estos momentos ninguna terapia previene de manera confiable los efectos del gluten en la dieta o ha sido aprobada para tratar la enfermedad celíaca, por lo cual esto sigue siendo una necesidad para estos pacientes que luchan con los síntomas incluso cuando siguen una dieta libre de gluten”, sostienen el Detlef Schuppan, de la Universidad Johannes Gutenberg de Mainz en Alemania.

    "ZED1227 se dirige a la mucosa intestinal y, por lo tanto, ofrece la protección necesaria para evitar la complejidad de la matriz alimentaria y depende menos del momento de la ingestión de alimentos que contienen gluten", explicaron los investigadores.

    En el estudio los investigadores evaluaron la seguridad y eficacia de tres niveles de dosis de ZED1227. 

    Los adultos con enfermedad celíaca controlada fueron aleatorizados a dosis de 10 mg (41 pacientes), 50 mg (41 pacientes) y 100 mg (41 pacientes), y otros 40 pacientes recibieron un placebo. 

    De estos, 35, 39, 28 y 30 pacientes, respectivamente, tenían suficientes muestras de biopsia duodenal para su análisis.

    La muestra de pacientes fue sometida a una prueba diaria de gluten de 3 g durante unas 6 semanas. Al final de este periodo, el criterio de valoración principal del estudio de atenuación del daño mucoso inducido por el gluten se midió mediante la relación entre la altura de las vellosidades y la profundidad de la cripta, glándulas tubulares simples que se localizan en la pared del intestino.

    Los tres grupos de pacientes en tratamiento mostraron una atenuación significativa del daño de la mucosa. El cambio en la proporción promedio de la altura de las vellosidades a la profundidad de la cripta en comparación con el placebo en los grupos de 10 mg, 50 mg y 100 mg fue de 0.44, 0.49 y 0.48, respectivamente, con valores de P iguales a 0.001 en los 10 -mg y menos de 0.001 en los grupos de 50 mg y 100 mg.

    De otra parte, los eventos adversos fueron similares en todos los grupos de tratamiento y en el grupo de placebo, con la excepción de una erupción registrada en tres pacientes en el grupo al que se le otorgó una dosis de 100 mg. 

    Un total de 74 pacientes informaron eventos adversos, y los más comunes fueron dolor de cabeza, náuseas, diarrea, vómitos y dolor abdominal. Los investigadores determinaron que del 34% al 55% de los eventos adversos en los grupos estaban relacionados con el fármaco del estudio o con el placebo.

    En comparación con los de los pacientes que tomaron placebo, los cambios de 6 semanas en las puntuaciones del Índice de Síntomas Celíacos y las puntuaciones del cuestionario de enfermedad celíaca, sugirieron leves mejoras en los síntomas y la calidad de vida con la dosis de 100 mg, sostiene el estudio.

     "Se necesitan estudios futuros de ZED1227 en una muestra mayor de pacientes para proporcionar evidencia adicional de la seguridad y eficacia del fármaco, potencialmente en condiciones de la vida real con una ingestión menor de gluten", concluyeron.

    En los pacientes con enfermedad celíaca el sistema inmunitario reacciona al gluten dañando el revestimiento del intestino delgado. 

    Este revestimiento tiene bultos, llamados vellosidades, que son como pequeños dedos. Las vellosidades normalmente absorben nutrientes de los alimentos que comemos y están dañadas, el cuerpo no puede obtener los nutrientes que necesita.

    Para más información del estudio, presione aquí:

    Mas noticias de Gastroenterología