El reflujo es una de las causas principales del cáncer de esófago, enfatiza especialista

Conoce las recomendaciones del especialista.

Belinda Burgos, Yolimarian Torres

    El reflujo es una de las causas principales del cáncer de esófago, enfatiza especialista

    El reflujo gastroesofágico tiene como causante básico el sobrepeso, según lo indicó a Medicina y Salud Pública el doctor Vasco Eguía, gastroenterólogo y especialista en endoscopia intervencional. 

    Eguía informó que es normal tener reflujo, pero sí es muy frecuente entonces sí podría convertirse en un problema, "hay síntomas típicos y síntomas atípicos, atípico significa que no son usuales, pero si los vemos, entonces los síntomas típicos va a ser el sentimiento de reflujo sentimiento de que algo sube, el sentimiento de quemazón en el pecho, muchas veces ocurre como en el medio del pecho, en la boca del estómago dando sentimiento de quemazón, básicamente eso son los clásicos", dijo. 

    El gastroenterólogo afirmó que definitivamente, el reflujo es una de las causas principales del cáncer de esófago, "eso es lo primero que queremos descartar, cuando alguien viene con síntomas de reflujo, lo primero que yo quiero ver es asegurarme que no hay un cáncer de esófago, que aunque es una enfermedad rara comparado con otros cánceres".  

    El especialista indicó que la mayor parte del tiempo el reflujo ocurre durante la noche "porque estamos acostados, entonces ese es el momento donde más ácido va a caer en el esófago y entonces permite esa quemazón. Cuando el paciente tiene síntomas, hay pacientes que se levantan de noche con el problema  y eso es común, pero también los pacientes que sienten síntomas durante el día. Esa quemazón está ocurriendo en la noche y durante el día que sienten la quemazón o los otros síntomas que sienten, pero por la noche es el problema mayor", recalcó. 

    Precisó que sí existe una diferencia en el diagnóstico entre los jóvenes y los pacientes de más edad. "A los pacientes jóvenes les podemos dar tratamiento y si se mejoran pues se sobreentiende que eso era reflujo, y queda el diagnóstico hecho, pero si no se mejora pues sí hay que investigarlo", dijo. 

    Aclaró que en los pacientes de más edad, sí se debe investigar usando la endoscopia o las biopsias, para descartar alergias u otra condición más severa como cáncer. 

    "Hay alergias que ocurren en el intestino, igual que la piel, las alergias ocurren dentro y normalmente son por comidas, entonces el paciente es alérgico a una comida, le da alergia y entonces esos pacientes se presentan con problemas de reflujo y también con problemas para tragar", precisó. 

    Eguía agregó además de una malignidad en el esófago, trae otros problemas, entre los que mencionó, el reflujo prolongado,  donde las personas pueden desarrollar tejido de cicatriz en el esógafo y entonces eso puede llevar a problemas para tragar en el futuro.

    "Eso lo veo recurrentemente, puede causar úlceras si el paciente tiene sangrado, básicamente estas son en general las posibilidades negativas de tener reflujo por mucho tiempo", explicó. 

    Las recomendaciones que indicó el especialista para los pacientes es que empiecen a realizar cambios en sus estilos de vida, "los medicamentos grasientos detienen el tránsito en el estómago y entonces el estómago está más tiempo dando vueltas, y por eso nos sentimos más llenos con las cosas grasosas y eso permite más reflujo, o sea que las cosas más grasosas te van a causar más reflujo". 

    El doctor Vasco Eguía finalizó reforzando el llamado al cuidado a la alimentación, "come liviano y comidas pequeñas para que el estómago las pueda procesar más rápidamente, y no tengas tanto reflujo, tomar agua entre comidas, es bien importante, porque ayuda a lavar el esófago y eso alivia mucho, y a larga son cosas que te van a ayudar". 

    Agregó que también recomienda elevar la cabeza de la cama, "para que durante la noche ayudes a la gravedad a que los ácidos se queden dentro del estómago, no es lo mismo poner más almohadas, porque lo que ocurre es que acaban con el cuello doblado, pero realmente el pecho es lo que tiene que estar elevado, realmente recomendable es levantar la cama con algo que levante las patas de la cabecera de la cama y que quede inclinada o que tenga acceso a una cama de posición".

    Por último indicó que los pacientes deben comer 2 a 3 horas antes de acostarse. "Si te comes un steak, tú sabes en dos horas no lo vas a alcanzar a digerir, entonces sí liviano en la noche, no comer antes de la cama, tomar agua entre comidas". 

    Mas noticias de Gastroenterología