Hidradenitis Supurativa: Emergen investigaciones científicas en beneficio de los pacientes en la Isla

El estadio avanzado de la hidradenitis supurativa podría propiciar a los pacientes a padecer cáncer de piel.

Belinda Burgos, Camila Sánchez

    Hidradenitis Supurativa: Emergen investigaciones científicas en beneficio de los pacientes en la Isla

    Actualmente, desde el Recinto de Ciencias Médicas se está llevando a cabo unos proyectos de investigación, que entre otros fines, buscar levantar una robusta concientización sobre la condición autoinmune en Puerto Rico y los tratamientos para estos tipos de pacientes en la Isla. 

    Así lo informaron en una mesa redonda organizada por la Revista de Medicina y Salud Pública, el doctor José González Chávez, dermatólogo pionero y creador de las primeras clínicas de pacientes diagnosticados en Puerto Rico, la doctora Alma Cruz, dermatóloga y fundadora del Programa de Ciencias Clínicas Externas de hidradenitis supurativa del Recinto de Ciencias Médicas de la Universidad de Puerto Rico y el doctor Samuel Sánchez Rivera, catedrático auxiliar del Recinto de Ciencias Médicas y vicepresidente de la Sociedad Dermatológica de Puerto Rico.

    Otros de los estudios se ha inclinado a más en los adolescentes que padecen de esta enfermedad, pues el objetivo es indagar en la afectación de la hidradenitis supurativa en su vida sexual. "Necesitamos hacer que estos pacientes entiendan que no están solos, lo que hay más pacientes y el saber que no estás solo también los ayuda".

    Del mismo modo, el pasado 2021 se llevó a cabo un estudio epidemiológico y socioeconómico de la población creciente con esta condición, para tener una idea de la realidad en cuanto a esta patología en Puerto Rico.

    "No necesitamos que sea una data exportada, que es lo que siempre estamos viendo, sino que sea una data real de la isla para poder luchar por más acceso a tratamiento, que no lo tenemos en este momento", expresó la doctora Cruz.

    Los expertos insisten en hacer un diagnóstico temprano a esta condición, tal como lo afirmó el doctor José González Chávez: "Hoy en día ese retraso de 7 años debe ser inaceptable, los pacientes se tienen que diagnosticar más temprano, porque el tratamiento diferencial no debe recaer en el médico generalista o en el pediatra. Somos nosotros los dermatólogos los que debemos ser capaces, con la alternativa terapéutica, de iniciar los tratamientos tempranos que mengüen la severidad de las enfermedades y los pacientes puedan tener una mejor calidad de vida".

    Hidradenitis Supurativa 

    Según la literatura médica define la hidradenitis supurativa como aquella afección cutánea crónica caracterizada por la aparición de protuberancias en las áreas axilares, genitales, púbicas y gluteales.

    El Dr. González Chávez explica que anteriormente esta condición era conocida como acné inverso: "Estamos acostumbrados a ver que usualmente (el acné) afecta la cara, pero podemos entender retrospectivamente que la hidradenitis supurativa surge porque las lesiones  ocurren dentro del folículo piloso y no necesariamente es una enfermedad del pelo, sino que es una enfermedad que está asociada a un defecto de los ductos de las glándulas apocrinas".

    La progresión de la enfermedad se debe a un trastorno genético, factores locales y factores hormonales que contribuyen a la ruptura del folículo, generando abscesos, infecciones y fístulas. 

    Generalmente, según ha observado el especialista, los pacientes consultan con los profesionales de la salud cuando presentan cuadros clínicos como lesiones, nódulos, barros afectados, lesiones quísticas, pros abiertos en espalda y pecho. Además, esta condición está relacionada con quistes pilonidales y otras patologías del cuero cabelludo, 

    "Hay un factor genético, un rol hormonal y factores inmunológicos que cobran importancia en el proceso cuando se desencadena la enfermedad, y todos ellos, junto con otros factores externos como puede ser la obesidad, desregulación de metabolismo, factores hormonales exacerban la condición", afirmó el Dr. González.

    Por otra parte, la doctora Alma Cruz, dermatóloga y fundadora del Programa de Ciencias Clínicas Externas de hidradenitis supurativa del Recinto de Ciencias Médicas de la Universidad de Puerto Rico, aseguró que esta condición prevalece más en las mujeres que en los hombres, y que con frecuencia aparece en la pubertad.

    "Es más frecuente en mujeres que en hombres, 3 a 1, y se suele diagnosticar entre los 20 y los 30 años. Suele haber un pico en pacientes de 50 años, pero es menor. Ahora bien, los estudios demuestran que hay un retraso desde el momento en que la condición comienza, hasta cuando uno pueda tener un diagnóstico en el que efectivamente diga hidradenitis supurativa esto puede tardar de 7 a 10 años".

    Según lo mencionado por la experta, esto significa que las primeras señales de la enfermedad se podrían estar presentando durante la niñez, pero toma de 7 a 10 años poder tener un diagnóstico y poder iniciar el tratamiento adecuado de la condición. 

    "Esto dificulta el pronóstico de la enfermedad porque estos pacientes están siendo diagnosticados tarde; a veces esta condición está muy adelantada y entonces el manejo es más complicado", enfatizó la experta. Además, añadió que "el 1% de la población debe sufrir esta condición y la meta es crear conciencia sobre lo que es la enfermedad, no solo en la clase médica, sino en la población general. De manera que estos pacientes se puedan diagnosticar más temprano e iniciar un tratamiento agresivo para detener el proceso de la misma".

    Confusiones con otras enfermedades cutáneas retrasan el tratamiento

    Una de las características de la hidradenitis supurativa, es que no es una condición permanente, sino que es una condición intermitente, es decir, que puede manifestarse mediante pequeños abscesos, desaparecer, y volver a brotar. Esta referencia de la condición también es un factor causal de la demora del diagnóstico en los pacientes, quienes pueden llegar a confundirlo con barritos, foliculitis, abscesos recurrentes, entre otros.

    "El pobre conocimiento de la enfermedad hace que se retrase el diagnóstico. Si no pensamos en hidradenitis supurativa y no lo tenemos en nuestro diagnóstico diferencial, cuando estamos examinando a un paciente y mirando el historial, probablemente no vamos a lograr hacer el diagnóstico temprano", afirmó la doctora Cruz.

    "A uno como profesional de la piel, cuando está empezando, se le puede escapar el diagnóstico y el paciente se empieza a mover de médico en médico, se desespera y eso también contribuye a la demora del diagnóstico y cuando nos llega al dermatólogo,  su caso ya es más bien severo", agregó el doctor Samuel Sánchez Rivera, catedrático auxiliar del Recinto de Ciencias Médicas y vicepresidente de la Sociedad Dermatológica de Puerto Rico.

    Estadios de la hidradenitis supurativa

    Esta condición consta de tres etapas y son conocidas como Hurley I, II y III. La primera es en la que empiezan a aparecer las lesiones pequeñas que pueden conectarse y formar tractos. La segunda, es el aumento de estas laceraciones, tanto en número, como en locación. Y, finalmente, está la etapa de cicatrización que, de hecho, es la fase más avanzada y a la que se pretende evitar llegar, pues según el doctor Sánchez, las cicatrices predisponen el desarrollo de cáncer de piel.

    "El paciente puede tener varias lesiones en un solo sitio, y lo que más los molesta es el dolor que causa, siendo esta la queja más común. En algunas ocasiones se puede llegar a imposibilitar el movimiento del brazo, o del área afectada", explicó el especialista.

    Debemos tener en cuenta, además, de que la calidad de vida del paciente se ve afectada, no solo por el deterioro de la salud física, sino por el deterioro emocional; la hidradenitis supurativa interfiere en el buen desarrollo de la vida cotidiana, como el trabajo, la vida social, la vida en pareja y la sexualidad.

    "En el momento en que te infectas con un absceso tienes que recurrir a salas de emergencia, tienes que usar cierto tipo de ropa, los tratamientos son costosos y crónicos", expresó la Dra. Cruz.

    Tratamiento

    La hidradenitis supurativa no se cura. Desafortunadamente, es una condición que, al igual que las enfermedades no transmisibles, son crónicas y el objetivo del tratamiento es poder controlarla y evitar la progresión de la misma.

    El éxito de la terapia depende de que el paciente se diagnostique de forma temprana, ya que entre más avanzada esté la condición, el manejo médico como única alternativa no es efectivo. "Muchas veces nos vemos en la obligación de hacer el manejo médico combinado con el manejo quirúrgico, y eso conlleva mayor comorbilidad, porque las cirugías aumentan el riesgo de padecer complicaciones", añadió la experta.

    Los tres especialistas concuerdan en que el manejo de esta enfermedad, debe ser multidisciplinario, es decir, que el tratamiento debe involucrar a las diferentes especialidades. Así lo explicó el doctor González: 

    "Hay muchos factores que son necesarios antes de llegar a iniciar a consumir el biológico aprobado por la FDA, como bajar de peso, controlar el síndrome metabólico que es común en estos pacientes, tener consulta con el psiquiatra, el psicólogo, el endocrinólogo o a veces el ginecólogo. Hay muchos enfoques de la enfermedad que deben ser cubiertos".

    Vea la entrevista completa: 


    Mas noticias de Dermatología