Vitales las pruebas en la Isla ante el serio registro de variantes de Covid19 en Florida

Los viajeros frecuentes y ocasionales deben cumplir con las medidas de bioseguridad y la prueba para que las autoridades puedan monitorear la posible presencia de las nuevas cepas en la isla.


Vitales las pruebas en la Isla ante el serio registro de variantes de Covid19 en Florida

En medio del alto registro de variantes de Covid19 en el estado Florida, el Dr. José Rodríguez Orengo, director Ejecutivo del Puerto Rico Public Health Trust, enfatizó que ante la repercusión que esto pudiera tener para Puerto Rico ante el alto número de vuelos que arriban a la Isla, se hace imperativo mantener activas las pruebas y exigirlas a todo viajero que llegue al país.

Las cifras del Departamento de Salud de Florida, señalan que de 753 casos de las cepas de Reino Unido, Brasil y Sudáfrica el 14 de marzo pasado, se pasó a 5,177 casos de un total de cinco variantes el 15 de abril, a 9,248 el pasado 28 de abril y a más de 11,800 el miércoles pasado, tratándose de un patrón en el que por cada contagio se triplican los mismos. 

En referencia a los casos reportados en la Isla, Rodríguez Orengo, también catedrático del Recinto de Ciencias Médicas (RCM), sostuvo que en este momento se palpa una mejoría sustancial y también los casos activos, han bajado dramáticamente. “Esperamos que estemos en menos de 200, los números van en la dirección correcta”, expresó. 

Aunque no descartó que estas variantes puedan afectar a la Isla, reafirmó que en estos momentos es cuando más se le debe exigir las pruebas a los viajeros. 

“Esas personas que no se cuidan adecuadamente podrían ser portadoras de las variantes aquí (en Puerto Rico)”, indicó, en referencia al impacto que estos viajeros pudieran tener en el número de casos reportados en la isla.

Lo importante, según el también director ejecutivo de FDI Clinical Research, es el cuidado que pueda además la población implementando las medidas de seguridad, sobretodo utilizando las mascarillas. 

Orden Ejecutiva

Iniciando la nueva Orden Ejecutiva emitida por el Gobierno de Puerto Rico, respecto a los casos reportados durante la semana pasada, el catedrático e investigador del Recinto de Ciencias Médicas (RCM), José Rodríguez Orengo sostuvo que “hubo una mejoría sustancial”. 

Cabe señalar que expertos en infectología han enfatizado que la baja de casos en dos semanas no es suficiente para promover medidas de flexibilidad sociales en el país, puesto que sigue siendo importante mantener la distancia y evitar las aglomeraciones en lugares públicos.

Es importante destacar que el Gobierno de Puerto Rico flexibilizó el horario del toque de queda de 12 de la medianoche a 5 de la mañana. Sin embargo, dejó como capacidad máxima permitida de un 30 por ciento de aforo en lugares cerrados, mantuvo las playas abiertas estableciendo una distancia de 10 pies entre los grupos, entre otras medidas.

Las variantes registradas hasta el momento  en Puerto Rico ha sido la de Reino Unido (B.1.1.7), la de California (B.1.429) y su mutación (B.1.427), la de Brasil (P.2), Nueva York (B.1.526) y su mutación (B.1.526.1), así como la  variante de Suráfrica (B.1.351).

Epidemia de violencia doméstica en Puerto Rico

De otra parte, Rodríguez Orengo destacó el problema de salud pública en cuanto a la violencia de género registrado en el País, indicando que la misma afecta a un promedio de 54 personas por cada cien mil habitantes, aunque la cifra podría ser mayor, debido a aquellos casos que nunca llegan a ser reportados ante las autoridades, aseguró. 

Por tal razón también catalogó estos eventos como una epidemia, debido a que, “entre los 19 y 35 años, siempre hemos visto, en particular los hombres, son los que están implicados en estos hechos”, aseguró. 

Rodríguez Orengo señaló que estas cifras se comparan en otros lugares donde hay guerras, por ello insistió en la necesidad de educar y crear consciencia sobre este flagelo que afecta a la población femenina. 

Puerto Rico ha atravesado por dos muertes violentas de mujeres asesinadas recientemente. Una fue hallada calcinada en el municipio de Cayey por su expareja y la otra fue muerta en estado de embarazo y hallada en la Laguna San José de San Juan por también quien fuera su pareja.

Vea la entrevista completa: 


Artículos Relacionados