Vital los tratamiento anticoagulantes para personas con fibrilación atrial en tipos pandemia COVID-19

Un informe italiano reciente reportó que 355 pacientes con COVID-19 que fallecieron tenían fibrilación atrial, lo que indicó Fib en 25% de los pacientes .

Medicina y Salud Pública


Vital los tratamiento  anticoagulantes para personas con fibrilación atrial  en tipos pandemia COVID-19

Katherine Trujillo Useche 

El doctor Jorge L. González santos, cardiólogo clínico, indicó en el artículo publicado en la versión impresa de la revista de Medicina y Salud Pública (MSP) que fallecieron 355 pacientes con COVID-19, y en sus expedientes médicos se identificó un historial de fibrilación atrial ( A Fib). Estos pacientes entre 60 y 65 años presentaron complicaciones para el manejo del tratamiento de coronavirus. Debido a esta situación, el especialista habló sobre la necesidad de comenzar o continuar la terapia con anticoagulantes.

El doctor aclaró que, aunque no hay reportes científicos ni suficientes casos para señalar una tendencia, si hay buenas razones para pensar que el COVID-19 pueda ser el inductor de fibrilación atrial. El Dr. Gonzáles Santos indicó que se sabe que en pacientes con pulmonía severa, Síndrome de Angustia Respiratoria del Adulto (ARDS) y sepsis la incidencia de fibrilación atrial es alta.

Un informe italiano reciente reportó que 355 pacientes con COVID-19 que fallecieron tenían fibrilación atrial, lo que indicó A Fib en 25% de los pacientes .

El doctor hizo referencia a la limitada experiencia que hay entre la fibrilación atrial y COVID-19, pero aclaró que es similar a los pacientes que padecen pulmonía, ARDS o sepsis. El especialista detalló que también se evidenció que es más frecuente que los pacientes entre los 60 y 65 años presenten A Fib durante el contagio de COVID-19.

En los pacientes se vio un cambio a ritmo de A Fib  que se asoció a un aumento de mortalidad a corto plazo y el riesgo de desarrollar fallo cardíaco  y el stroke es aún más alto en ellos.

Tratamientos antiarrítmicos

Se han utilizado diversos antiarrítmicos y los fármacos usados para tratar el COVID-19 son bastantes y en la mayoría de casos severos. La primera opción que sugiere el doctor en el artículo es controlar el pulso en lugar del ritmo y se reserva la cardioversión solamente para los pacientes que hemodinámicamente están inestables.

Tratamientos con anticoagulantes

El doctor explica que la terapia con anticoagulantes tiene que ser iniciada o continuada en los pacientes con A Fib de nuevo origen o persistente respectivamente de no existir una contraindicación como un sangrado activo o alto riesgo de sangrado.

Los anticoagulantes se utilizan para intentar prevenir un stroke o embolismos sistémicos asociados a Fib y esta debe ser guiada por el CHA2DS2-VASc Score. En las mujeres se recomienda anticoagular  con una score >2  y  está indicado con > 3 y en los hombres se sugiere que sea con Score >1 y >2 respectivamente.

Para los pacientes con A Fib no valvular y COVID-19 por preferencia se debe tratar con anticoagulantes orales que no antagonizan la vitamina K y son más seguros y efectivos, estos se administran en dosis fijas y no requiere monitoreo de su efecto anticoagulante y esto hará que se tenga menor contacto directo con el paciente infectado.  

Unos de los medicamentos anticoagulantes como Apixaban, Rivaroxaban y Apixaban se pueden administrar con agua triturada a través de un tubo nasogástrico.

Se resalta que los pacientes críticos admitidos a unidades intensivos deben ser cambiados a terapia parenteral y se prefiere heparina de bajo peso molecular y se recomienda ya que no tiene interacciones clínicamente relevantes con las drogas que se están usando para COVID-19.

Recomendaciones

El doctor recomienda análisis rigurosos de las medidas terapéuticas a tomar con estos pacientes pues la relevancia con relación a las enfermedades cardiovasculares en los pacientes con COVID-19.

La fibrilación atrial recurrente o de nueva incidencia tiene que ocupar un lugar protagónico en los médicos que manejan las condición ya que las consecuencias que causa mayor mortalidad y discapacidad y esto requiere de la terapia con anticoagulantes y ya que el bajo conocimiento sobre el virus SARS-Cov 2 el doctor recomienda que los pacientes que padecen  A Fib  deben continuar con el tratamiento de anticoagulación oral, es importante que para la anticoagulación oral tome los NOAC en lugar de Warfarina ya que su perfil es más seguro y efectivo.

Si una persona es diagnosticada con COVID-19 positivo y está asintomático, levemente e inclusive si es admitido en el hospital, debe continuar su terapia o  comenzar la misma si tiene A Fib  persistente o de nuevo origen y en cuanto a los pacientes críticamente enfermos, que están admitidos a ICU, entubados, se debe considerar el cambio a LMWH debido a su mínima interacción con las terapias experimentales que actualmente se están comenzando a usar.


Artículos Relacionados