Llamado a la prudencia para evitar sobrecargar centros de salud y hospitales en Puerto Rico

Miles de personas están llegando a las salas de emergencia para lograr una prueba

Luis Penchi

    Llamado a la prudencia para evitar sobrecargar centros de salud y hospitales en Puerto Rico

    Al llegar hoy a 366 hospitalizaciones por COVID-19, la Asociación de Hospitales de Puerto Rico, reiteró hoy un llamado a la prudencia de pacientes para que no abarroten las facilidades de salud en busca de una prueba sobre el virus, mientras que un grupo de enfermeros denunció una crítica escasez de personal.

    Jaime Plá, presidente de la organización pidió al público que no acuda de inmediato a las salas de emergencia cuando sientan síntomas que puedan asociarse con COVID y consulten antes a su médico.

    Plá reconoció que miles de personas están llegando a las salas de emergencia para lograr una prueba que detecte que son positivos o negativos a la infección, en momentos en que los laboratorios están llenos y hay escasez de reactivos.

    "Si llegan a nuestras salas los atenderemos porque estarán cuatro o cinco horas para ser atendidos porque tendremos que cotejarlos no solo de COVID-19, sino de otras condiciones:, dijo Plá en una entrevista con la Revista de Medicina y Salud Pública.

    Mientras tanto un grupo independiente de enfermeros denunció esta mañana una crítica escasez de trabajadores de la salud en los hospitales y afirmó que estas facilidades no se prepararon para el posible resurgimiento de la pandemia.

    Los hospitales despidieron hace dos años decenas de trabajadores de la salud, debido a la baja ocupación de sus facilidades a raíz del surgimiento de la primera variante del COVID-19 que forzó a un cierre total y la cancelación de operaciones electivas.

    Los enfermeros reclaman que estos trabajadores nunca fueron recontratados a pesar de que el gobierno ofreció ayuda de emergencia en las instalaciones.

    Juan Carlos del Valle, portavoz del grupo de profesionales dijo que los hospitales confiaron en el bajo nivel de positividad que tenía la isla y al alcanzar más del 30 por ciento de nivel de infección, "los sorprendieron los pantalones abajo".

    Mas noticias de Covid-19