La vacuna de la COVID-19 abre una nueva vía contra la esclerosis múltiple

BioNTech prueba con éxito en ratones una ‘vacuna’ de ARN


La vacuna de la COVID-19 abre una nueva vía contra la esclerosis múltiple

La empresa de biotecnología alemana BioNTech  probó con éxito en ratones una “vacuna” de ARN mensajero capaz de revertir una parálisis similar a la de los pacientes de esta enfermedad.

BioNTech prueba con éxito en ratones una ‘

vacuna

’ de ARN.

Katherine Trujillo Useche
Agencia Latina de Noticias Medicina y Salud Pública

La idea detrás de las vacunas de ARN mensajero contra el coronavirus es sencilla y sus creadores piensan  que no hay límites de aplicación en otras infecciones o enfermedades. Su aproximación es introducir en el paciente un mensaje genético escrito en una molécula de ARN para que las propias células produzcan las proteínas que son necesarias para inmunizarse.

El equipo de investigadores de BioNTech, hizo público un estudio que se encuentra en la fase inicial que ejemplifica el potencial de esta técnica, pues consiguieron que se revirtiera en animales una enfermedad de la que no se conoce su causa y para lo que aún no hay cura, la esclerosis múltiple.

Esta enfermedad es conocida como la enfermedad de las mil caras, los síntomas son variados, se pueden presentar leves hormigueos en los miembros hasta parálisis casi completa. El sistema inmune de estos pacientes comienza a atacar a su propio organismo y esto puede provocar daños en el sistema nervioso central.

Hay personas que pueden vivir toda su vida con la enfermedad y sufrir un solo ataque, mientras que otros pueden sufrir una recaída tras otra que va deteriorando la movilidad y la predisponen a sufrir deterioro cognitivo.

La madre de la vacuna del COVID-19, Kattalin Karikó y el director ejecutivo de la empresa de BioTech Ugur Sahin en un estudio mostraron que una molécula de ARN mensajero puede hacer que el sistema inmune de ratones que sufren una enfermedad similar a la esclerosis múltiple aprendan a tolerar la mielina y por lo tanto deje de causar tantos daños.

Este estudio que fue publicado en la revista Science, mostró que un tratamiento basado en un ARN mensajero modificado  ha sido bien recibido por los animales. La inyección es parecida en esencia a la vacuna contra el COVID-19, pero en este caso produce una proteína que es capaz de modular el sistema inmune.

En este estudio los ratones tratados mostraron primero un parón en los primeros síntomas y después reversión de la enfermedad, en algunos casos la vacuna demostró que esta vacuna no impide que el sistema inmune de los animales pueda identificar otros patógenos cuando aparecen, cómo se da en la gripe.

Actualmente hay más de 10 tratamientos aprobados contra la esclerosis múltiple en humanos. Estos medicamentos modulan la respuesta del sistema inmune, pero que tiene efectos secundarios.

Los investigadores han probado su ARN mensajero con otro modelo similar a la esclerosis múltiple en ratones que se parece al tipo de enfermedad que sufre buena parte de los pacientes, caracterizado por crisis y recuperaciones sucesivas que pueden ir dejando daños en el sistema nervioso.


Artículos Relacionados