Estos son los países que están vacunando a los niños menores de 12 años contra el COVID-19

La crisis por la Variante Delta ha hecho que muchos países adelanten la vacunación en menores.

Yolimarian Torres Yolimarian Torres

    Estos son los países que están vacunando a los niños menores de 12 años contra el COVID-19

    Las clases presenciales son un hecho no solo en Estados Unidos, sino en otros países del mundo, quienes han decidido que por salud mental los pequeños deben volver a las aulas. Sin embargo, con la presencia de la variante Delta los padres temen que este regreso a clases se convierta en una amenaza para ellos y el resto de la familia. 

    Los primeros meses de la pandemia mostraron que los niños tenían menos probabilidades de enfermarse gravemente, pero la variante delta ha cambiado las reglas del juego, ya que ha destruido el mito de que los niños sanos no pueden verse afectados por el virus.

    Si bien muchos países de altos ingresos —incluidos Estados Unidos y la mayoría de los miembros de la Unión Europea— ahora ofrecen vacunas contra el covid para niños de 12 años o más, un puñado de países ya ha autorizado la vacuna para personas más jóvenes.

    Cuba fue la primera en vacunar a niños

    Cuba fue el primero en inocular a niños de tan solo 2 años durante este mes. Ante este hecho el gobierno de la Isla dijo que sus vacunas de cosecha propia son seguras para los niños más pequeños. La nación insular inicialmente planeó enfocarse en vacunar a los trabajadores de la salud, los ancianos y las áreas más afectadas.

    Luego, luego de un aumento en las infecciones entre los niños atribuibles a la variante delta, anunció que también daría prioridad a los niños pequeños en un intento por reabrir las aulas de manera segura.

    Durante la pandemia, la mayoría de las clases presenciales se suspendieron en Cuba. En cambio, los estudiantes han estado aprendiendo principalmente a través de la programación de televisión educativa, ya que Internet en casa sigue siendo una rareza en la isla.

    Cuba aún tiene que proporcionar datos sobre sus vacunas a observadores externos, pero ha dicho que buscará la aprobación de la Organización Mundial de la Salud (OMS) este jueves.

    Otros países que autorizaron vacunas para niños

    Chile, China, El Salvador y los Emiratos Árabes Unidos también han aprobado vacunas para niños más pequeños. En Chile, los niños de 6 años en adelante pueden recibir la vacuna Sinovac, mientras que en China, las vacunas Sinovac y CoronaVac están autorizadas para su uso en niños desde los 3 años.

    En El Salvador, los niños de hasta 6 años pronto podrán vacunarse, mientras que en los Emiratos Árabes Unidos, donde Sinopharm está aprobado para niños de 3 años, el gobierno ha dejado claro que el programa de vacunación será opcional.

    Mientras tanto, los niños estadounidenses de entre 5 y 11 años podrían ser elegibles para la vacuna en algún momento de este otoño, en espera de la aprobación de la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA por sus siglas en inglés). El presidente ejecutivo de Pfizer dijo este martes que la compañía planea enviar datos sobre su vacuna de estudios que involucren a ese grupo de edad para fines de este mes.

    Francia, Dinamarca, Alemania, Irlanda, Italia, España y Polonia se encuentran entre los países de la Unión Europea que han lanzado sus campañas de vacunación para los jóvenes de 12 a 15 años, con una aceptación que varía en todo el bloque.

    Suiza, que no forma parte de la Unión Europea, ha estado vacunando al grupo de edad más joven desde junio. Suecia ofrecerá la vacuna a niños de 12 a 15 años más adelante en el otoño, dijo el jueves el primer ministro de Suecia, Stefan Lofven.

    El caso de Reino Unido

    Mientras tanto, en el Reino Unido no hay planes actuales para vacunar a los niños menores de 12 años, según Chris Whitty, director médico de Inglaterra.

    Las pautas actuales del Reino Unido para niños de 12 a 15 años se presentaron con la esperanza de que reduzcan la propagación del virus en las escuelas, dijo Whitty. Sin embargo, señaló que las vacunas no son una solución milagrosa y que deben mantenerse las políticas para minimizar la transmisión. Los adolescentes recibirán solo una dosis de la vacuna por ahora.

    La nueva guía también ha revitalizado el debate sobre el consentimiento en el Reino Unido, especialmente cuando un padre y un niño no están de acuerdo. Si bien los padres en Gran Bretaña generalmente necesitan autorizar la vacunación de niños menores de 16 años, los niños pueden anular a los padres que dudan en vacunar si un médico los considera "competentes" para hacerlo.

    Donde vacunar niños no es una opción porque no hay suficientes dosis

    Si bien más del 42% de la población mundial ha recibido al menos una dosis de la vacuna, solo el 1,9% de las personas en los países de bajos ingresos ha recibido al menos una dosis, lo que sigue dejando a miles de millones en alto riesgo de enfermedad y muerte cuando se exponen al covid-19.

    Haití solo recibió sus primeras vacunas en julio, con la entrega de 500.000 dosis donadas por Estados Unidos a través del programa de intercambio de vacunas Covax. Hasta ahora, menos del 1% de los 11,4 millones de habitantes del país, de los cuales casi un tercio son menores de 14 años, han sido vacunados.

    En mayo, cuando algunos países de altos ingresos comenzaron a vacunar a niños y otros grupos de bajo riesgo, el director de la Organización Mundial de la Salud, Tedros Adhanom Ghebreyesus, dijo que lo estaban "haciendo a expensas de los trabajadores de la salud y los grupos de alto riesgo en otros países".

    Donde las vacunas para niños podrían ser más difíciles de implementar

    Si bien ningún país parece haber descartado categóricamente la vacunación de niños más pequeños hasta ahora, la vacilación de las vacunas entre los responsables de la formulación de políticas podría desempeñar un papel en países que aparentemente no están seguros de hacerlo.

    El caso de la República Democrática del Congo

    En la República Democrática del Congo, se han administrado poco más de 120.000 dosis, lo que deja a menos del 0,1% de la población del país de 90 millones protegida. La semana pasada, el país recibió 250.000 dosis de la vacuna Moderna, donada por Estados Unidos a través del programa Covax. Próximamente se añadirán otras 250.000 dosis de Pfizer.

    Sin embargo, el escepticismo sobre las vacunas sigue siendo alto en el país, y líderes prominentes, incluido el presidente, contribuyen a esa vacilación.

    En marzo, más de 1,7 millones de dosis de AstraZeneca llegaron a Kinshasa, pero el gobierno retrasó su lanzamiento después de informes de coágulos de sangre raros y luego exportó alrededor del 75% del envío.

    Este lunes, después de esperar seis meses, el presidente de la República Democrática del Congo, Félix Tshisekedi, se vacunó y dijo después de su primera dosis de la vacuna Moderna que "con este acto quiero mostrarles a mis compatriotas que realmente es necesario tomar la vacuna y que es no es necesario preocuparse". Agregó que su esposa también se había vacunado y luego instó a otros a hacerlo, "porque salva vidas".

    El cambio en los mensajes podría dejar a los funcionarios de salud pública con la esperanza de recibir más vacunas en los próximos meses. Pero cómo se desarrollará eso en términos de vacunación de niños sigue sin estar claro. En tanto, en el país abunda la información errónea sobre las vacunas y, a principios de este año, alrededor del 70% de los trabajadores de la salud dijeron que no recibirían la vacuna.

    Fuente consultada aquí

    Mas noticias de Covid-19