Autoridades sanitarias en EE.UU. se preparan ante una posible propagación de la variante Ómicron

Financiamiento, preparación médica y concientización sobre la vacunación, son algunas de las medidas tomadas por el gobierno.

Sergio Nicolás Ortiz Cortés Sergio Nicolás Ortiz Cortés
  • Sergio Nicolás Ortiz Cortés - Correo Electrónico

Autoridades sanitarias en EE.UU. se preparan ante una posible propagación de la variante Ómicron

Desplegar más equipos de respuesta médica de emergencia, reembolsar a los proveedores de atención médica para asesorar a los pacientes sobre las vacunas y una campaña de educación para enfatizar la importancia de la inmunización son tres acciones inmediatas que el equipo de respuesta COVID-19 de la Casa Blanca está tomando ante la posible propagación de esta nueva variante.

El personal de salud ya está trabajando con funcionarios estatales y locales para investigar y realizar el rastreo de contactos entre los casos iniciales de la variante Ómicron identificados en California, en Minnesota, en Nueva York y en otras partes del país.

Por su parte el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades, también está apoyando los esfuerzos para mejorar y optimizar los estudios en la secuenciación genómica, para rastrear la aparición continua de la variante, además, se encuentran monitoreando continuamente la efectividad de la vacuna contra esta variante.

"Lo más probable es que sea cuestión de días a semanas hasta que sepamos más sobre la transmisión y la gravedad de la enfermedad", dijo Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas.

Mientras los científicos trabajan detrás en todo lo relacionado con esta nueva variante, el sistema de prevención de enfermedades anunció tres acciones específicas que el gobierno comenzará hoy en la lucha contra el virus SARS-CoV-2.

El plan se centra en expandir los equipos de voluntarios de emergencia para ayudar a tratar a los pacientes con COVID-19 en todo el país, reembolsar dinero a los médicos por el asesoramiento sobre la vacuna contra el COVID-19 y lanzar una campaña de educación pública para alentar a más estadounidenses elegibles a recibir una vacuna de refuerzo.

El pasado 2 de diciembre, el presidente Joe Biden anunció una inversión de $20 millones de dólares, para fortalecer el Cuerpo de Reserva Médica Nacional y proporcionar 60 nuevos equipos de respuesta médica de emergencia adicionales, para apoyar a los hospitales e instalaciones de atención médica abrumados con pacientes con COVID-19.

"El Cuerpo de Reserva Médica ha dedicado más de 1 millón de horas de respuesta local contra el COVID-19, a menudo trabajando incansablemente en centros de salud de escasos recursos y sin mucho reconocimiento. Este financiamiento les brindará el apoyo que necesitan para continuar con su heroico trabajo", dijo el Cirujano General de EE. UU. Vivek Murthy, 

Un segundo plan es apoyar a los niños y las familias con respecto a las vacunas contra el virus. Es por esto que Medicaid comenzará a pagar a los proveedores de atención médica para que hablen con las familias sobre la importancia de las vacunas para los niños.

La medida es particularmente importante, ya que Medicaid brinda seguro a aproximadamente el 40% de los niños estadounidenses y representa una fuente importante de cobertura de atención médica para los niños de color.

Actualmente, se estima que 41 millones de estadounidenses ya han recibido una vacuna de refuerzo del SARS-CoV-2, sin embargo el sistema de salud afirma que aún hay millones de americanos elegibles para la dosis de refuerzo.

Las vacunas siguen siendo la herramienta más importante para luchar contra el virus, por esto el gobierno invita a que si los ciudadanos ya estaban completamente vacunados antes del mes de junio, es momento de que el ciudadano obtenga su refuerzo.

Si no están vacunados, pueden acceder a la primera dosis hoy. Y si los niños tienen cinco años o más y aún no están vacunados, pueden acceder fácilmente a la protección que la vacuna les ofrece.

El sistema de salud afirma que todavía hay mucho que aprender sobre la variante Ómicron. Sin embargo, el gobierno está trabajando con los tres principales fabricantes de vacunas en planes de contingencia, entre los que están el desarrollar una vacuna bivalente, que potencialmente proporcionaría protección contra las cepas variantes conocidas y las nuevas del SARS-CoV-2 y que los fabricantes trabajen en crear versiones específicas de sus vacunas contra cada variante.

Fuente consultada aquí.

Comunicador Social y Periodista egresado de la Universidad Sergio Arboleda en Bogotá. Periodista y Redactor en la Revista de Medicina y Salud Pública.

Mas noticias de Covid-19