La cirugía de Mohs continúa como uno de los tratamientos más efectivos contra el cáncer de piel

Entre los tipos de cáncer de piel se encuentra el melanoma.


La cirugía de Mohs continúa como uno de los tratamientos más efectivos contra el cáncer de piel

Al inicio de la estación del año donde más énfasis se realiza en la necesidad de cuidarse de los rayos ultravioletas como método preventivo ante el cáncer de piel, la dermatología recalca la novedad y la importancia de la Cirugía de Mohs como una de las modalidades más efectivas contra este tipo de condición.

Según la doctora Sheila Valentín Nogueras, pasada presidenta de la Sociedad Puertorriqueña de Dermatología, este procedimiento sigue siendo uno de los más efectivos contra este tipo de afecciones, pues además de remover directamente el tejido afectado por cáncer, busca preservar tejido saludable del paciente. 

Entre los cánceres de piel se encuentran el cáncer de piel no melanoma, el carcinoma de células basales, carcinoma de células escamosas de la piel y el melanoma.

La cirugía de Mohs se trata de un procedimiento quirúrgico que se usa para extraer el cáncer de piel en varias etapas y la Dra. Valentín, también  catedrática asociada del Departamento de Cirugía del Recinto de Ciencias Médicas (RCM), figura entre seis especialistas en dermatología en realizar este tipo de intervención en Puerto Rico. 

“La técnica es especializada en cáncer de piel. Existen varias maneras en que se tratan estos cánceres de piel, sin embargo esta cirugía sigue siendo una de las formas más precisas y efectivas como tratamiento de elección para el cáncer de piel.  En esta cirugía en vez de estimar cuán ancho o profundo es el cáncer de piel, se extrae un margen pequeño y el tejido se examina el mismo día en el laboratorio de la misma oficina. Si se identifican células cancerosas en ese tejido, pues el proceso quirúrgico se reinicia y se realiza por estadíos hasta que removamos el cáncer de piel por completo”, explicó la especialista en entrevista con Medicina y Salud Pública (MSP).

Según el Instituto Nacional de Cáncer, en el 2021 se han diagnosticadp alrededor de 106,110 casos nuevos de cáncer de piel, representando un incremento de 5.6% en el diagnóstico de esta enfermedad, que entre los factores de riesgos más destacados, se encuentra la prolongada exposición al sol.

El estimado de muertes lo sostiene en 7,180, y apunta a un incremento de letalidades en 1.2%.

Precisamente el procedimiento continúa siendo elección ante la aparición de cáncer de tipo basocelular, constituyendo alrededor del 30% de los cánceres cutáneos, así como la afección cancerosa tipo escamosa, explicó la dermatóloga. 

“La cirugía se sigue eligiendo como tratamiento para tumores en párpados, nariz, labios, orejas, manos, pies, genitales, son algunos de los que cualifican para este tipo de intervención. Igualmente patologías que han recurrido en alguna o múltiples áreas”, añadió, enfatizando que la tasa de recurrencia de los tumores de la piel es menor gracias a este tipo de procedimiento, versus otros tratamientos convencionales.

“Sin embargo con los años hemos visto que tiene otras indicaciones para ciertos tipos de tumores raros de la piel. Entre ellos está el dermatofibrosarcoma protuberante, el carcinoma anexial microquístico, algunos lunares displásicos atípicos, y en las últimas décadas se ha comenzado a utilizar en melanoma”, apuntó.

Precisamente el melanoma continúa constituyendo un cáncer retante para la medicina. La Organización Mundial de la Salud estimó en el 2008 una incidencia de cáncer en la piel (sólo melanomas) a nivel mundial para el año 2.8 casos por cada 100,000 personas.

Mientras, en Estados Unidos se estiman 14.3 casos nuevos por cada 100,000 personas, siendo más común en hombres que en mujeres. La letalidad ha sido estimada en 1.7 muertes por cada 100,000 personas, según el Registro de Cáncer de Puerto Rico. 

Según la misma organización, la incidencia promedio de melanomas reportada en Puerto Rico se ha estimado en 3.3 casos nuevos por cada 100,000 personas.

“Precisamente uno de los logros durante la última década es la incorporación de esta cirugía para melanoma. El melanoma es un tumor que es difícil evaluar debajo de un microscopio por sus características, y antes no se consideraba viable con esta cirugía. Sin embargo, con inmunohistoquímica, se identifican los melanocitos debajo del microscopio. Durante estos últimos años hemos tenido estudios que apoyan el uso de la Cirugía de Mohs para el tratamiento de melanoma, que ha resultado en menores tasas de recurrencia del tumor”, concluyó.

Vea la entrevista completa


Artículos Relacionados