Los triglicéridos y su influencia en la salud cardíaca

Los triglicéridos ayudan a medir la salud del corazón. Un nivel alto puede hacer que una persona sufra una enfermedad cardíaca.

Isbelia Farías

    Los triglicéridos y su influencia en la salud cardíaca

    Además de controlar la presión arterial y los niveles de colesterol, se debe prestar atención a los triglicéridos, pues un nivel alto de ellos en la sangre puede llevar a que una persona sufra una enfermedad cardíaca.

    Los triglicéridos son un tipo de grasa (lípidos) que se encuentran en la sangre. Cuando se consumen alimentos, el cuerpo transforma todas las calorías que no necesite de inmediato, en triglicéridos. Estos se almacenan en las células grasas. Luego, las hormonas los liberan para obtener comida entre las comidas.

    Si se ingieren más calorías de las que se queman, sobre todo las provenientes de alimentos ricos en carbohidratos, los triglicéridos pueden estar altos, lo que se conoce como hipertrigliceridemia.

    Para conocer si los niveles de triglicéridos están dentro del rango de lo saludable, se puede recurrir a una prueba de sangre. Los parámetros son los siguientes:

    -       Normal: menos de 150 miligramos por decilitro (mg/dl), o menos de 1.7 milimoles por litro (mmol/l)

    -       Límite: 150 a 199 mg/dl (1,8 a 2,2 mmol/l)

    -       Alto: 200 a 499 mg/dl (2,3 a 5,6 mmol/L)

    -       Muy alto: 500 mg/dl o más (5.7 mmol/l o más)

    ¿Por qué es importante conocer los niveles de triglicéridos?

    Los triglicéridos y el colesterol son diferentes lípidos que circulan en la sangre. Mientras los triglicéridos almacenan las calorías no utilizadas y proporcionan energía al cuerpo, el colesterol es usado para construir células y algunas hormonas.  

    Cuando los triglicéridos son altos, las arterias tienden a endurecerse y las paredes arteriales se engrosan (arterioesclerosis), lo cual aumenta el riesgo de sufrir un accidente cerebrovascular, un ataque cardíaco y cardiopatías. También, cuando están extremadamente altos, pueden causar inflamación aguda del páncreas (pancreatitis).

    Los triglicéridos altos pueden ser un signo de diabetes tipo 2, síndrome metabólico, niveles bajos de hormonas tiroideas, entre otras.

    En otras ocasiones, los triglicéridos altos pueden ser el efecto secundario de ciertos medicamentos, como los diuréticos, retinoides, estrógeno y progestágeno, betabloqueantes, esteroides, inmunosupresores o algunos medicamentos para el VIH.

    ¿Cómo disminuir los triglicéridos?

    Para tener los triglicéridos en un buen nivel, el estilo de vida es crucial. Por ello, se recomienda la práctica de ejercicio con regularidad, evitar el azúcar y carbohidratos refinados, bajar de peso, elegir grasas saludables como las que se encuentran en las plantas, aceites de oliva, pescados ricos en ácidos grasos omega-3, entre otros.

    De igual modo, se sugiere limitar la cantidad de alcohol. No obstante, en algunos casos, estos cambios no son suficientes, por lo que el médico podría recomendar algunos medicamentos, tales como las estatinas, fibratos, aceite de pescado o la niacina. Aunque los medicamentos puedan ayudar, se debe tener presente que el estilo de vida es importante.

    Fuente consultada aquí

    Mas noticias de Cardiología