Estudio confirma mayores complicaciones en pacientes con injerto de derivación de arteria coronaria

La oclusión total crónica es un tipo de enfermedad cardíaca en la que una arteria del corazón se bloquea completamente.

Belinda Z. Burgos González Belinda Z. Burgos González
  • Belinda Z. Burgos González  - Correo Electrónico

Estudio confirma mayores complicaciones en pacientes con injerto de derivación de arteria coronaria

En un registro contemporáneo multicéntrico de oclusión total crónica e intervención coronaria percutánea de América Latina, los resultados indican que los pacientes con injerto de derivación de arteria coronaria previa, tenían más comorbilidades, mayor complejidad anatómica, menor éxito y tasas similares de eventos adversos en el hospital en comparación con los pacientes sin injerto de derivación de arteria coronaria

Es importante mencionar que la oclusión total crónica es un tipo de enfermedad cardíaca en la que una arteria del corazón se bloquea completamente desde al menos 90 días. Esto evita que la sangre llegue a la parte del corazón suministrada por dicha arteria. Sin un flujo sanguíneo suficiente, el corazón no obtiene la sangre, el oxígeno y los nutrientes que necesita.

Por su parte, la intervención coronaria percutánea o cirugía de revascularización coronaria, es un procedimiento mínimamente invasivo que restablece el flujo hacia el corazón sin realizar una cirugía a corazón abierto.

Entre tanto, la cirugía de injerto de derivación de las arterias coronarias o cirugía de revascularización coronaria, se realiza para esquivar una porción de una arteria que se ha estrechado u obstruido por la acumulación de placa (aterosclerosis). Es un tratamiento para la enfermedad de las arterias coronarias.

El estudio fue abordado por especialistas de Estados Unidos, Buenos Aires, Brasil, México y Puerto Rico, donde el Dr. Valentín del Río, cardiólogo intervencional del Manatí Medical Center, quien en entrevistas previas con este medio, ha mencionado la importancia del seguimiento médico en los pacientes. 

En este estudio, donde participaron 19 especialistas del continente americano, se incluyeron un total de 1662 pacientes sin injerto de derivación de arteria coronaria. Comparados con un paciente que no tuvo injerto de derivación de arteria coronaria, a aquellos con injerto de derivación de arteria coronaria previa eran mayores, tenían más comorbilidades y menor fracción de eyección del ventrículo izquierdo. 

La complejidad anatómica fue mayor en el grupo de injerto de derivación de arteria coronaria previa y la ausencia de injerto de derivación de arteria coronaria se asoció con un menor riesgo de falla técnica y de procedimiento. 

El objetivo del estudio fue evaluar los resultados de la intervención coronaria percutánea (PCI) de oclusión total crónica (CTO) en pacientes con y sin cirugía previa de injerto de derivación de arteria coronaria (CABG).

Los datos sobre los resultados de la intervención coronaria percutánea de la  oclusión total crónica en pacientes con versus sin  injerto de derivación de arteria coronaria es limitado y con escasa representación de regiones en desarrollo como América Latina.

El Dr. del Río, indicó que cada paciente es distinto, por lo que es vital identificar qué tipo de terapia o tratamiento es el indicado para tratar las enfermedades coronarias de la persona.

Acceda al estudio aquí

Periodista y MPH, Bachillerato en Periodismo y Prejurídico de la Universidad del Sagrado Corazón y graduada de la Maestría en Salud Pública, de la Escuela de Medicina San Juan Bautista, Jefa de Redacción con 11 años de experiencia y líder de Redacción de la Revista de Medicina y Salud Pública (MSP).

Mas noticias de Cardiología