El estrés continúa desencadenando problemas cardíacos en la mujer, enfatizan cardiólogas

Igualmente se ven más afectadas por la miocardiopatía takotsubo

Belinda Z. Burgos González Belinda Z. Burgos González
  • Belinda Z. Burgos González  - Correo Electrónico

El estrés continúa desencadenando problemas cardíacos en la mujer, enfatizan cardiólogas

Las mujeres continúan teniendo un mayor riesgo en el desarrollo de enfermedad cardíaca debido a las comorbilidades cardiovasculares que más le afecta y además, el estrés continúa siendo un catalítico para el desarrollo de este tipo de complicaciones. 

Así lo recalcaron a Medicina y Salud Pública (MSP) las doctoras Ana Finch y Gloria Colón, pasadas presidentas de la Asociación de Cardiólogas de Puerto Rico, quienes se han posicionado como figuras clínicas que han levantado la voz para crear conciencia sobre la salud cardíaca de la mujer y sus tratamientos.

Las especialistas informaron que es fundamental comprender que las afecciones cardíacas no pueden pasar desapercibidas y mucho menos señalarlas como problemas emocionales.

"El estrés puede desencadenar estos episodios cardíacos que se asemejan mucho a un infarto y puede llevar a mayores complicaciones. Es por esto que la mujer debe manejar bien sus emociones, pero no es solo responsabilidad de la paciente, ya que también a veces se subestima y no se brinda la atención adecuada. También enfrentan problemas y riesgos cardíacos por el factor del estrógeno a lo largo de su vida, los embarazos, entre otros", recalcó la Dra. Colón

De hecho, añadió que las mujeres están más a riesgo de desarrollar la miocardiopatía takotsubo, la cual se caracteriza por la aparición de insuficiencia cardíaca aguda después de un desencadenante emocional o físico, en la que la recuperación de las anomalías del movimiento de la pared se observa en un plazo de meses. 

Por su parte, la Dra. Finch, precisó que la mujer tiene varias opciones para disminuir los riesgos, y entre estos destacó el seguimiento a la presión arterial, cambios en los hábitos alimenticios y ejercicio físico. 

"Por la pandemia muchas mujeres dejaron de lado su cuidado, no solo es la belleza o parte física, hablamos de que las actividades deportivas ayudan a todo el sistema cardiovascular para disminuir el impacto de las condiciones asociadas", explicó.  

Advertencia ante disparidades en el cuidado de la salud cardíaca de la mujer 

De otra parte, la Dra. Colón aseguró que se hace indispensable que el sistema de salud tenga el mismo trato para mujeres y hombres, ya que en ocasiones se han visto casos en las salas de emergencia donde a la mujer le dicen que su dolor se trata de un problema emocional y al hombre sí le realizan los exámenes de rigor. 

"Es una percepción errada creer que las mujeres tienen estos dolores por emociones. Nosotras tenemos los mismos factores que los hombres, y usualmente la mujer tiene que estar bien mala para que le hagan los mismos exámenes que al hombre que llega y sí le realizan los exámenes. Hay que tener cuidado en las salas de emergencia y atender a la paciente que incluso muchas veces deja pasar y llega con complicaciones", dijo Colón. 

Ambas expertas coincidieron en que todas las mujeres se enfrentan a la amenaza de enfermedades cardíacas, por lo que es indispensable que se manejen y conozcan los factores de riesgos tanto genéticos, como los que se desarrollan a lo largo de la vida con enfermedades relacionadas. 

Las pasadas presidentas indicaron que sí bien la salud cardiovascular de la mujer se encuentra protegida por la acción de los estrógenos, los cuales disminuyen con la llegada de la menopausia, no significa que las jóvenes deban pasar desapercibidas las señales. 

En este particular, las doctoras mencionaron algunos de los síntomas más frecuentes:

*Incomodidad en el cuello, la mandíbula, los hombros, la parte superior de la espalda o el abdomen

*Falta de aliento

*Dolor en uno o ambos brazos

*Náuseas o vómitos

*Sudoración

*Mareos

*Fatiga inusual

*Indigestión

Recalcaron que estos síntomas se asocian también a otras condiciones, por lo que se debe consultar con el médico antes de medicarse. 

"Las mujeres pueden presentar síntomas cuando descansan, o incluso cuando duermen a diferencia de los hombres. El estrés emocional puede jugar un papel importante en el desencadenamiento de los síntomas del ataque cardíaco en las mujeres", explicó la Dra. Finch. 

Los factores de riesgo de la enfermedad cardíaca en las mujeres incluyen los siguientes:

Diabetes. Las mujeres con diabetes son más propensas a presentar enfermedades cardíacas que los hombres con diabetes. Además, debido a que la diabetes puede cambiar la forma en que se siente el dolor, tienes un mayor riesgo de sufrir un ataque cardíaco silencioso, sin síntomas.

Estrés mental y depresión. El estrés y la depresión afectan al corazón de las mujeres más que el de los hombres. La depresión hace difícil mantener un estilo de vida saludable y seguir el tratamiento recomendado.

Tabaquismo. Fumar es un factor de riesgo mayor para las enfermedades cardíacas en las mujeres que en los hombres.

Inactividad. La falta de actividad física es un factor de riesgo importante para las enfermedades cardíacas. Algunas investigaciones han determinado que las mujeres son menos activas que los hombres.

Menopausia. Los niveles bajos de estrógeno después de la menopausia representan un riesgo considerable de presentar enfermedades en los vasos sanguíneos más pequeños.

Complicaciones en el embarazo. La presión arterial alta o la diabetes durante el embarazo pueden aumentar el riesgo a largo plazo de la madre de padecer presión arterial alta y diabetes. Estas afecciones también hacen que las mujeres sean más propensas a padecer enfermedades cardíacas.

Antecedentes familiares de enfermedades cardíacas tempranas. Este parece ser un factor de riesgo mayor en las mujeres que en los hombres.

Enfermedades inflamatorias. La artritis reumatoide, el lupus y otras enfermedades pueden aumentar el riesgo de enfermedades cardíacas tanto en hombres como en mujeres.

Vea la entrevista completa: 

Periodista y MPH, Bachillerato en Periodismo y Prejurídico de la Universidad del Sagrado Corazón y graduada de la Maestría en Salud Pública, de la Escuela de Medicina San Juan Bautista, Jefa de Redacción con 11 años de experiencia y líder de Redacción de la Revista de Medicina y Salud Pública (MSP).

Mas noticias de Cardiología