Dr. González Cancel realiza en Puerto Rico el primer trasplante de corazón pediátrico donado en EE. UU

La hazaña fue ejecutada por el primer cirujano cardiovascular en realizar un trasplante de corazón en Puerto Rico bajo el Programa de Trasplante del Corazón del Centro Cardiovascular de Puerto Rico.

Belinda Z. Burgos González

    Dr. González Cancel realiza en Puerto Rico el primer trasplante de corazón pediátrico donado en EE. UU

    Un paciente pediátrico severamente enfermo recibe el primer trasplante de corazón en Puerto Rico donado del estado de Florida.

    Y es que los más de 160 trasplantes de corazón en Puerto Rico se han hecho con órganos de donantes puertorriqueños, pero esta vez el salvar la vida de este joven de 14 años severamente enfermo por semanas en el Centro Cardiovascular de Puerto Rico, logró una hazaña nunca antes realizada: el que un corazón lleno de vida arribara a Puerto Rico en tiempo récord. 

    Este joven cargaba consigo un padecimiento de cardiomiopatía, que degradó tanto su calidad de vida hasta terminar intubado en espera de un nuevo órgano que se la devolviera.

    La cardiomiopatía es el nombre que se usa para llamar a las enfermedades del músculo cardíaco, las cuales aumentan el tamaño del corazón o lo hacen más grueso y rígido de lo normal. 

    “Hemos estado más activos que lo usual (en cuanto a los trasplantes de corazón). Hemos tenido dos trasplantes en pacientes menores de edad, de 14 años, y particularmente tuvimos un varón que estaba en peligro inminente de muerte y estaba en nuestra Unidad de Intensivo, con asistencia ventilatoria, lo teníamos sedado, dormido, y su expectativa de vida eran horas”, sostuvo a Medicina y Salud Pública (MSP) el doctor Iván González Cancel, autor del caso y el primer cirujano cardiovascular en realizar un trasplante de corazón en Puerto Rico bajo el Programa de Trasplante del Corazón del Centro Cardiovascular de Puerto Rico.

    “Dado a la gravedad en que se encontraba este paciente, decidimos abrir el abanico de oportunidades más allá de la distancia de corazones que podían ser donados, con un radio de 2 mil millas, porque no habíamos tenido éxito consiguiendo un donante para este paciente y tuvimos un ofrecimiento desde la Ciudad de Miami de una donante de 47 años y fuimos a buscar el corazón”, abundó.

    Añadió que fue un reto el contrarrestar el tiempo de isquemia de un corazón preservado en nevera son cuatro horas y que después de este periodo de tiempo, resurgen complicaciones en relación al funcionamiento del órgano. 

    “Tengo que decir que en este caso la coordinación de nuestro equipo de trabajo fue extraordinaria. Desde que salió ese corazón de Miami hasta que bombeó sangre una vez conectado todas las estructuras anatómicas una vez en Puerto Rico. Fueron cuatro horas con 34 minutos”, celebró.

    “El paciente se encuentra en plena recuperación, sin asistencia ventilatoria, y nos sentimos muy optimistas y entusiasmados con el éxito que hemos tenido y agradecemos a la familia que en momentos de dolor, dieron la oportunidad de una nueva vida”, reiteró, quien a su vez confesó que durante los primeros minutos se haber trasplantado el corazón, el órgano no funcionaba “muy bien”, pero con la bomba de circulación extracorpórea y la labor de todos en sala de operaciones, este volvió a su bombeo de manera exitosa.

    En cuanto a la cardiomiopatía en este tipo de paciente pediátrico, el especialista lo consideró como casos raros vistos en este tipo de población de pacientes. De hecho, para poder realizar este tipo de trasplante en estos pacientes de edad adolescente, requirieron permisos pues el Programa de Trasplante del Corazón del Centro Cardiovascular de Puerto Rico solo tiene autorización para hacer este tipo de práctica quirúrgica en adultos.

    “O nos daban el permiso o el paciente moría”, estableció, agregando que en el pasado también se han realizado alrededor de dos trasplantes pediátricos adicionales.

    “Este paciente tiene un largo camino de recuperación, llevaba tres semanas intubado, encamado, pero el corazón y el paciente están de maravillas. No quiero ignorar que el Fondo de Enfermedades Catastróficos y planes médicos nos han permitido este tipo de hazañas”, concluyó.

    La paciente de 14 años que también hace semanas fue trasplantada con un corazón nuevo lo recibió de un donante puertorriqueño.

    Mas noticias de Cardiología