Dr. García: La hipertensión posible síntoma de una enfermedad grave que podría causar daño multiorgánico

Asistir anualmente a la revisión, como método preventivo, dietas bajas en grasas y ejercicio son las recomendaciones para evitar que suba la presión por causas comunes.

Felipe Cuellar

    Dr. García: La hipertensión posible síntoma de una enfermedad grave que podría causar daño multiorgánico

    "La hipertensión, es la asesina silenciosa, es común y a menos que se mida todo el tiempo, no se podrá saber quién es hipertenso, pero es altamente prevalente", Dr. Yussel García, Director Médico, Hospital de la Concepción en San Germán en entrevista exclusiva con la Revista de Medicina y Salud Pública

    Esta es una enfermedad crónica o transitoria, muy frecuente en la actualidad, que presenta alta comorbilidad, pues una vez empieza a presentar síntoma se debe al aumento de los valores y aumenta también el riesgo; según su severidad, va a afectar directamente en las enfermedades ya existentes o también generar más afecciones a la salud del paciente.  

    Como lo afirma el Dr. Yussel García, "la alta presión no solamente es un marcador de una enfermedad más severa que puede estar escondida, como enfermedades cardíacas o cerebrales, que sus primeros síntomas puede ser la alta presión".

    La presión alta puede surgir por diversos y múltiples factores, por lo que es difícil determinar cuál es el punto de partida, esta enfermedad se presenta con mayor incidencia en hombres mayores de 45 años y mujeres mayores de 55 años, y se debe tener en cuenta que una vez los valores están altos, y son recurrentes se debe empezar el manejo médico ya sea con farmacología o según le dé manejo su médico primario.

    Como primer parámetro, el médico primario, encargado de guiar el paciente en la prevención y según el caso sí presenta una enfermedad crónica, encargado de acompañar al paciente y garantizar una navegabilidad por las especialidades necesarias; deberá evaluar los valores actuales y su historial médico para determinar si es un caso transitorio o crónico

    ¿Se puede prevenir la hipertensión?

    La prevención se tiene que empezar a trabajar desde el momento en que el paciente hace el pase de pediatra a médico primario, puesto que una vez el paciente cumpla la mayoría de edad, se debe empezar a evaluar de forma regular, cada año o dos años, aspectos de salud importantes como los valores de la presión, tomas de análisis de sangre y toda la información en prevención necesaria.

    A pesar de que la hipertensión, tenga incidencia en personas mayores, puede estar presente en cualquier etapa de la vida, por lo que el médico primario está evaluando constantemente estos aspectos, pero debe ser un compromiso del paciente hacer seguimiento. 

    Adicional a esto se debe llevar una dieta baja en grasas, en sodio, y hacer ejercicio regularmente, específicamente ejercicios cardiovasculares, como hábitos sanos, que garanticen un estilo de vida saludable, favoreciendo la prevención y ayudar en casos tanto crónicos o transitorios. 

    "Una persona que tiene presión alta por causas renales o cardiacas, al tener un estilo de vida saludable, puede reducir la probabilidad de sufrir hipertensión; si hay causas diversas como hormonales, este estilo de vida y la visita regular al médico son prevención, tienen que ser ambas cosas", añadió el Dr. Yussel García.

    ¿Existen causas transitorias en la alta presión?

    Sí, así como se puede presentar casos donde la alta presión, deriva de una enfermedad crónica, donde se tienen debuts -inicios de hipertensión-, o que el aumento en la presión se da como síntoma de esas enfermedades; también hay causas transitorias. Así lo presenta el Dr. García, "Hay personas que pueden subir la presión por causas hormonales, que cuando se soluciona el problema hormonal, vuelve a la normalidad y no vuelven a tener problemas de presión alta".

    También se presentan en esquemas de aumento en la presión, por factores psicológicos, puesto que una persona que está frente a una ansiedad severa o un periodo de estrés intenso, puede presentar síntomas de presión alta. 

    No obstante, estos síntomas debido a factores psicológicos, según el cuerpo y organismo del paciente, pueden y deberían ser fases transitorias, según responda el cuerpo y si no se presentan en pacientes con comorbilidades. 

    Riesgo de la alta presión o hipertensión en el cuerpo. 

    Cuándo un paciente presenta ya un diagnóstico de hipertensión, y se ve sometido a ansiedad o estrés, puede llegar a afectar otros órganos como cerebro, corazón o riñones, causando daños renales o cardiovasculares irreversibles, empeorando ya una comorbilidad prevalente en el paciente. 

    "Cuando la alta presión da síntomas, dolor de cabeza, visión borrosa, mareos, ya es tarde, ya está haciendo daño a diferentes órganos, la alta presión no avisa", postula el Dr. Yussel García, además de abrir la recomendación a la prevención que puede evitar estas afecciones en órganos, si se lleva un seguimiento juicioso del estado de salud del paciente. 

    Es el médico primario, el encargado de hacer un paso a paso, en el tratamiento de esta afección, así que una vez sea detectada se determinará si el tratamiento inicial se hará mediante farmacología, según corresponda, o si se realizará un acompañamiento y cambio en estilo de vida. 

    Valores de riesgo

    Estos valores se definen según la edad y el tipo de comorbilidades que tenga el paciente. Como regla general, si más de dos veces el resultado es mayor o igual 140/90 debe asistir a su médico primario, para seguir monitoreo cercano. 

    Edades: 

    • Adultos/Jóvenes: Menor a 140/90 

    • Mayores: Menor de 130/80 

    Comorbilidades: 

    • Diabéticos: Menor a 130

    • Enfermedades Renales: Menor a 125

    • Enfermedades Cardiovasculares: Menor a 130

     

    Vea nuestra entrevista completa.



    Mas noticias de Cardiología