Cambiar la carne roja por proteínas vegetales reduce el riesgo cardiovascular

Las dietas ricas en verduras, como la Dieta Mediterránea, han ido ganando popularidad en los últimos años, al sustituir a las que contienen carne, hamburguesas y otras carnes rojas.

Luisa María Rendón Muñoz

    Cambiar la carne roja por proteínas vegetales reduce el riesgo cardiovascular

    Ahora, una nueva investigación afirma que las dietas a base de plantas pueden ser más saludables para el corazón.

    Desde hace algunos años, la relación entre el consumo de carne roja y el desarrollo de enfermedades cardíacas es bien conocida, pero aún no estaba claro si la sustitución de esa carne roja por un producto alimenticio específico disminuye el riesgo. En los últimos años, numerosos exámenes han vinculado el consumo de carne roja con problemas cardiovasculares y el cáncer, sin embargo, los resultados han sido poco consistentes.

    Ahora, recientes estudios sugieren que la proteína vegetal puede ser el sustituto ideal. En el futuro, los investigadores podrían beneficiarse de considerar el efecto de la carne roja en relación con otros tipos específicos de dieta para determinar los resultados de salud.

    Disminuyen factores de riesgo

    Los investigadores de la Harvard T.H. Chan School of Public Health en Boston, MA, y de la Purdue University en West Lafayette informan que las personas que consumen dietas basadas en plantas tienen una reducción en los factores de riesgo de enfermedad cardiovascular después de dejar de comer carne roja y reemplazarla con plantas sanas. Estos resultados fueron comparados con los de las personas que comían menos de 100 miligramos de carne roja al día.

    El equipo examinó la presión arterial y las concentraciones de colesterol, triglicéridos y lipoproteínas en la sangre de las personas que consumían dietas con carne roja. Luego compararon estos valores con los de las personas que comían otros muchos alimentos, como pollo, pescado, carbohidratos, legumbres, soya o nueces.

    "Nuestro nuevo estudio, que hace comparaciones específicas entre dietas altas en carne roja contra dietas altas en otros tipos de alimentos, muestra que la sustitución de la carne roja por fuentes de proteínas de alta calidad conduce a cambios más favorables en los factores de riesgo cardiovascular", indican.

    Eso respalda los hallazgos de otro estudio que muestra que los hombres que comen más de 200 miligramos de carne al día tenían un riesgo 23 por ciento más alto de muerte que los que no, según una investigación publicada en The American Journal of Clinical Nutrition.

    Los hallazgos mostraron que no hubo diferencias significativas en el colesterol total, las lipoproteínas o la presión arterial entre los que comieron carne roja y los que comieron más de otros tipos de alimentos. Sin embargo, las dietas altas en carne roja sí causaron un aumento en las concentraciones de triglicéridos. Por el contrario, las dietas ricas en proteínas vegetales de alta calidad redujeron los niveles de colesterol malo.

    "Preguntarse si la carne roja es buena o mala es inútil", dice Meir Stampfer, autor principal del estudio y profesor de epidemiología y nutrición en Harvard T.H. Chan.

    Consumo de carne roja en los Estados Unidos

    Este nuevo enfoque permitió a los investigadores examinar un aspecto diferente de la cuestión. El consumo de carne roja sigue siendo un tema muy controvertido, especialmente en Estados Unidos, donde el consumo de carne roja per cápita era de más de 200 libras en 2018, según el Departamento de Agricultura de Estados Unidos; y es cuatro veces mayor que la media mundial, según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico.

    Los autores recomiendan que las personas sigan dietas vegetarianas y mediterráneas saludables que proporcionan mucha proteína vegetal de alta calidad porque ofrecen excelentes beneficios para la salud y promueven la sostenibilidad del medio ambiente.

    Reemplazar la carne roja de tu dieta por proteínas vegetales podría ser una forma efectiva de reducir el factor de riesgo de una persona para tener un ataque cardíaco, accidente cerebrovascular u otro evento cardiovascular.

    Una dieta deficiente puede conducir a enfermedades cardiacas, que matan a una de cada cuatro personas cada año en los EE. UU., según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades. También es un factor de riesgo importante para la diabetes y la obesidad.

    Mas noticias de Cardiología