Arritmia cardíaca se registra en paciente pediátrico con epilepsia severa

La ciencia no es exacta y se lo demuestra cada día a médicos e investigadores.

Belinda Z. Burgos González

    Arritmia cardíaca se registra en paciente pediátrico con epilepsia severa

    Precisamente fue lo que se registró en un joven puertorriqueño que, con una epilepsia severa, presentó un inusual escenario clínico poco registrado en literatura. 

    Así lo relató a Medicina y Salud Pública (MSP) la Dra. Lislie González Veitia, Medicina de Familia de Manatí Medical Center (MMC), quien informó del caso de un paciente masculino de 22 años de edad, diagnosticado con epilepsia severa, que recibía tratamientos antiepilépticos y debido al estado de su condición, recibió un estimulador del nervio vago desde sus 10 años de edad.

    Dra. Lislie González Veitia, Medicina de Familia de Manatí Medical Center (MMC).

    Al llegar a la sala de emergencias presentó palpitaciones que le estaban afectando por un periodo de seis días. Además reportó dolor de cabeza, mareos, y negó enfermedad cardíaca en su historial clínico y el de su familia.

    "Al llegar a la sala solo reportó la presencia de una taquicardia. Un electrocardiograma evidenció la presencia de un "atrial flutter" (aleteo auricular, uno de los trastornos del ritmo cardíaco caracterizado por un ritmo cardíaco anormal que ocurre en la aurícula cardíaca), lo que representa un riesgo en el desarrollo de trombos tanto para todo el cuerpo como para el cerebro. Este tipo de arritmia es más frecuente en personas a partir de los 50 y 80 años, en una incidencia de 587 por 100 mil personas", explicó.

    "Sin embargo, en personas menores de 50 años de edad solo se reporta en 5 de 100 mil habitantes. Esto puede también ocurrir en enfermedades orgánicas intracardiacas y enfermedades sistémicas, enfermedad de tiroides, en pacientes que usan medicamentos antiepilépticos como lo es nuestro caso, y otros. Lo recomendable para estos pacientes es un procedimiento de ablación. Al paciente se le hizo una cardioversión farmacológica (Diltiazem y Flecainide) con un anti cálcico y al día siguiente se le añadió metoprolol y luego se le realizó el procedimiento de ablación y un ecocardiograma transesofágico para evaluar si tenía una lesión intracardíaca", detalló.

    imagen-cuerpo

    Los procedimientos realizados al paciente fueron exitosos y se envió a su hogar con referido a cardiólogo y electrofisiólogo. 

    "Este caso es importante para el médico de familia porque somos los primeros que vemos estos pacientes. Si tenemos un paciente joven lo menos que pensaremos es en una arritmia cardíaca y menos si no cuenta con antecedentes de origen cardíaco. Ya esto nos demuestra que aunque estas arritmias son poco frecuentes en esta edad, siempre debemos tomar en cuenta estos tipos de escenarios. Y tenemos que pensar en reacciones adversas en pacientes con enfermedades crónicas así no sea del corazón.  La función de nosotros es diagnosticar este tipo de patologías a tiempo para referirlo a tiempo a los especialistas necesarios", abundó.

    "Estos casos son muy raros. Solo ocurren en 5 personas de 100 mil habitantes en pacientes pediátricos. En estos casos el procedimiento de ablación es lo ideal", concluyó. 

    Otros autores del caso lo fueron el Dr. José Perez Camacho, el Dr. Felix Betancourt Bojo y el Dr. José Martinez Barroso.

    Mas noticias de Cardiología