Anestesióloga comparte 10 recomendaciones claves para prepararte ante una cirugía

Hacer el ayuno correcto o ducharse tres horas antes de la operación son algunas de las principales recomendaciones

Luisa María Rendón Muñoz

    Anestesióloga comparte 10 recomendaciones claves para prepararte ante una cirugía

    Elena Casado, anestesióloga, a través de sus redes sociales ha compartido los diez consejos que se debe conocer para prepararse para una cirugía.

    En primer lugar, el ayuno es "fundamental". Concretamente, señala que deben pasar ocho horas desde que se ingirieron por última vez sólidos pesados (fritos, carne o grasas); seis horas para sólidos ligeros o leche no humana; cuatro horas para leche materna en lactantes y dos horas en líquidos claros.

    ¿Por qué es necesario ayunar?

    Según la anestesióloga, el ayuno es necesario para prevenir la broncoaspiración. "Si tienes contenido en el estómago, bajo una anestesia puedes regurgitar esa comida y, al no tener reflejos de protección de la vía aérea, esta puede acabar en los pulmones", explica la especialista. Esto causaría una neumonitis aspirativa y podría convertirse en una complicación grave que necesite ingreso en Unidad de Cuidados Intensivos (UCI).

    Otra recomendación que quizás poco se conozca, es que no se debe masticar chicle antes de la operación, al menos tiene que haber pasado dos horas. "Los chicles generan saliva y estimulan la secreción gástrica, por lo que son considerados como líquidos claros, y si, por desgracia, te lo tragas,  este fungirá similar a los sólidos", afirma Casado.

    Lista de dudas antes de la operación

    Por otro lado, Casado aconseja que los pacientes que van a entrar a quirófano hagan una lista de dudas. De esta manera, a la hora de encontrarse con el cirujano antes de la intervención, puedan resolver todas sus inquietudes. 

    De hecho, está estudiado que los usuarios salen de la consulta con un 60 % de dudas, porque, por el impacto de tanta información, se quedan bloqueados y no saben qué preguntar.

    En esta misma línea, la experta indica que los pacientes acuden con estas preguntas al anestesiólogo porque se les han ocurrido en casa. Sin embargo, en muchas ocasiones, ellos no tienen la respuesta: "Nosotros podemos responder dudas sobre la anestesia o el pre y postoperatorio, pero sobre la propia cirugía debe ser el especialista", subraya y añade que también hay que llevar un listado para el anestesiólogo en el que estén apuntadas las enfermedades, los eventos médicos importantes, las cirugías, los antecedentes familiares y la medicación.

    Asimismo, Casado recuerda la importancia de llevar la medicación al hospital (si va a haber un ingreso de días); quitarse todos los objetos (cremas, maquillaje, piercings, dentaduras postizas, gafas, lentillas...) 

    Ducharse tres horas antes de la cirugía

    De esta manera, asegura la especialista, se puede "reducir al mínimo el número de bacterias que colonizan al paciente y disminuir el riesgo de introducción de organismos en una herida abierta y como parte de la preparación preoperatoria".

    Por último, la anestesióloga aclara que la anestesia no se vomita ni se orina. En el caso de que una persona vomite tras la anestesia, tiene que avisar al profesional. "Se puede prevenir y tratar con diferentes protocolos anestésicos", concluye la experta.


    Mas noticias de Anestesiología