El crecimiento es un factor determinante para conocer las condiciones gástricas en los niños

En entrevista para la Revista de Medicina y Salud Pública el doctor, Antonio del Valle, miembro de la Asociación de Gastroenterología y Hepatología Pediátrica de Puerto Rico nos habla sobre las condiciones gástricas en la población pediátrica

Sebastián Salguero


El crecimiento es un factor determinante para conocer las condiciones gástricas en los niños

Las condiciones más recurrentes son el reflujo gastroesofágico y estreñimiento crónico, que serían los primarios y también las enfermedades inflamatorias del intestino. Los pacientes están llegando con complicaciones requiriendo unos tratamientos más fuertes de lo que se veía años atrás.

"Un síntoma de alerta en cualquier edad pediátrica es el crecimiento, los niños siempre deben estar creciendo y ganando peso”, aseguró el gastroenterólogo pediátrico.

El especialista recalcó la importancia de asistir a los controles con el pediatra para tener un seguimiento de los niños, el primer síntoma en algunos casos puede ser la falla en el crecimiento por esto la importancia de llevar un control.

Si los infantes presentan síntomas como vómito es una señal de alerta y en el caso de los bebés una de la alergia más común es a la proteína de la leche de la vaca.

“Hay que tener cuidado tanto en el exceso como pérdida de peso en los niños, esto se ha visto mucho durante la pandemia”, expresó el especialista.

En el caso de los adolescentes se han visto casos de diabetes 2 que antes se veía en pacientes adultos mayores de 40 años. Además el doctor explica que hay una relación directa entre las emociones y el intestino; situaciones de estrés, preocupación, entre otras afectan este órgano.

“Dolores abdominales, náuseas, vómito, gastritis son síntomas que se presentan cuando hay una afectación en la salud mental” , afirmó del Valle.

 Diagnóstico y avances

El historial y el examen físico es muy importante para determinar un diagnóstico, si es algo más complejo se realiza una colonoscopia. 

Generalmente se hace una evaluación con el historial médico, se hace un tratamiento inicial. Sin embargo, si en dos o tres semanas el paciente no mejora se debe hacer una endoscopia.


Artículos Relacionados