Puertorriqueños innovan en métodos de detección temprana de cáncer de seno

En entrevista con la Revista Medicina y Salud Pública, la Dra. Edu Suárez Martínez, investigadora y directora del Programa PRISE destacó la importancia del estudio clínico con el que se busca alcanzar la validación del dispositivo “Pink Luminous Breast”, en la población de mujeres puertorriqueñas.


Puertorriqueños innovan en métodos de detección temprana de cáncer de seno

Marcela Moreno
Agencia Latina de Noticias de Medicina y Salud Pública

En entrevista con la Revista Medicina y Salud Pública, la Dra. Edu Suárez Martínez, investigadora y directora ejecutiva del CDICTP destacó la importancia del estudio clínico con el que se busca alcanzar la validación del dispositivo “Pink Luminous Breast”, en la población de mujeres puertorriqueñas.  

Un estudio para validar un dispositivo inalámbrico, portátil y no invasivo que sirve para detectar cualquier tipo de anomalías en el seno de forma inmediata.

El procedimiento que se ha realizado en el Centro de Desarrollo de Investigaciones en Ciencias y Tecnología de Ponce CD una Corporación Especial Municipal, ha sido apoyado por los doctores Fernando Ocasio, Luisa Morales, Moisés Irizarry y la Sra. Norma Vélez, y la Dra. Suárez, como investigadora principal, busca, que el “Pink Luminous Breast” sea utilizado como una prueba de muestreo individual que alerte a la persona a que visite su médico y se realice una mamografía

Fase del estudio 

El instrumento, ya fue aprobado por la FDA en su fase uno y ya se está comercializando en las tiendas de Estados Unidos, mientras que, en Puerto Rico, se está validando el dispositivo en la población, para detectar anomalías en el seno.

“Al comparar nuestros hallazgos analizando 122 pacientes (244 senos evaluados) con los resultados de mamografías que se considera como la prueba de cernimiento “Gold Standard”, reportamos lo siguiente para el Pink Luminous Breast, sensitividad: 93,6%, especificidad: 76,7 %, valor predictivo positivo: 90,4%, valor predictivo negativo: 83,6%” subrayó la especialista.

Diferencia del estudio con otros 

En este caso se trata de un elemento portátil, no invasivo, que no causa dolor, es capaz de adaptarse a tejidos mamarios densos, lo pueden utilizar personas con implantes y está basado en una tecnología de led roja que solamente se intensifica cuando está en contacto con la piel.

“Todos los estudios que se han hecho de manera colectiva indican que a pesar de que las puertorriqueñas comparadas con otros grupos de hispanos, tienden a realizarse más la mamografía, las que no se la realizan, muchas veces es que no tienen días por enfermedad, o no quieren perder el trabajo o no quieren abandonar sus asuntos profesionales; casi siempre es miedo al dolor, no se la hacen por dolor, falta de tiempo y miedo de algún resultado maligno”, explicó la Dra. Suárez.

La prueba mostró una sensitividad de 93.6%, lo que resulta ser muy importante porque es la que permite determinar cuántos positivos verdaderos el dispositivo fue capaz de detectar.

Aportes al campo científico

La investigadora manifestó que, en este momento, se está logrando una data con los primeros 100 pacientes y la idea es llegar a 300, pero por ahora se están evaluando 212 eventos aproximados.

“es muy importante que el instrumento sea sensitivo porque nos dice cuando la persona ve algo hay una anomalía, no necesariamente cáncer, pero si una anomalía y un 90% es súper alto, más aún la especificad que son los negativos, que no tienen la enfermedad, pero presentan anomalías y están en un 76,7 %, estos resultados van dirigidos en que hasta el momento es una de las pruebas que más se comparan con la mamografía “, acentúo.

Se destaca, además, que, dentro de la investigación, también se han podido encontrar calcificaciones y tumores y que al igual que en la mamografía no se puede distinguir si es maligno o benigno.

Y resulta importante resaltar que al validar el instrumento, el equipo de especialistas no busca remplazar la mamografía, sino que, por el contrario, buscan que las personas que le tienen miedo al dolor de la mamografía, o que no cuentan con el tiempo para asistir a estos chequeos tengan el instrumento en la casa y que puedan monitorear los cambios en sus senos, que esta herramienta les levante una voz de alerta y visiten a su médico para que los guie y ayude. 

“Lo que queremos hacer es tener un objeto de monitoreo, que sea portátil, que la persona la pueda usar en la casa, una batería, que se pueda recargar y los cambios se pueden ver a simple vista” manifestó la Dra. Suárez.

El “Pink Luminous Breast” también es apto las personas con implantes, por lo que este es otro aspecto que deja de ser un limitante.

Se espera que la investigación adelantada también sirva para proveer datos obtenidos a través de cuestionarios que contribuyan a estudios de otros investigadores para desarrollar métodos de prevención y tratamiento más eficientes en un futuro no lejano. 

La doctora fue enfática en recalcar que “un diagnóstico temprano puede salvar una vida”, y señaló que su lema con esta nueva investigación es “más cerca de ti la detección temprana de cáncer de mama”. 


Artículos Relacionados