“Confío en él plenamente”: la historia de un chico cuya pareja tiene VIH

La salud de Alex depende de que Max se tome su medicamento. Así convive esta pareja en la que uno de ellos es seropositivo.

Isbelia Farías

    “Confío en él plenamente”: la historia de un chico cuya pareja tiene VIH

    Max es seropositivo y Alex no. Ellos salen desde hace dos años. Su historia comenzó luego de que Max supiese que vive con VIH.

    A la edad de 24 años Max descubrió que era seropositivo. Confiesa que, al enterarse, rompió en llanto. “No sabía qué hacer. ¿Debo volver al trabajo o hacer un parón en mi vida? ¿Tengo que decírselo a alguien? ¿Cómo voy a encontrar novio ahora?”

    Él se hacía la prueba regularmente, así que descubrió el VIH en una fase temprana, lo cual es favorable, ya que mientras más pronto se comience el tratamiento, mejor.

    imagen-cuerpo

    Max. Crédito: BBC

    La medicación funciona reduciendo la cantidad del virus en la sangre, hasta llevarlo a niveles indetectables, lo cual hace que no se pueda transmitir durante las relaciones sexuales, ni siquiera sin preservativo.

    “Tomar el medicamento que necesito es algo bastante fácil: solo necesito una pastilla al día a la hora de la cena”. Pero, Max sufre de ansiedad cuando se trata de comentarlo a otras personas, pues no sabe cómo reaccionarán. Uno de sus amigos le comentó: "Francamente, no buscaría ni tendría sexo con alguien con VIH. Siempre me quedaría con la duda de si se toman o no sus medicamentos".

    A raíz de ese comentario, Max comenzó a tener ataques de pánico y no podía respirar.

    A Alex lo conoció un poco después de saber que tenía VIH. “Los dos éramos académicos y estábamos interesados en materias de género y sexualidad, así que nació un vínculo. Él ya sabía que yo era VIH positivo, así que no fue algo que tuviera que mencionar”.

    En cuanto a su sexualidad, Max cuenta: No estoy seguro de en qué punto dejamos de usar condones al mantener relaciones sexuales. No lo veía angustiado, pero me preocupaba que se sintiera presionado a no usar condones para hacerme sentir mejor. El año pasado, participamos en el estudio Partner, que demostró de manera abrumadora que las personas con VIH pueden tener relaciones sexuales sin preservativo y no transmitir el virus si toman el tratamiento adecuado. Creo que, si más gente supiera esto, habría mucho menos miedo o estigma en torno al VIH y nadie tendría reparos en hacerse la prueba".

    Su pareja, Alex, recuerda que lo conoció en una conferencia política. Días después de conocer a Max supo que era seropositivo, cuando lo publicó en un estado de Facebook, con una foto de los medicamentos.

    Alex afirma: “Una de las razones por las que me sentí atraído por él fue precisamente que fuera tan abierto a la hora de discutir que tenía VIH… Nos encontramos un par de meses después de aquella conferencia y ahí empezó todo”.

    “No me asustó que fuera seropositivo, en absoluto…Sobre tener relaciones sexuales sin preservativos, no me preocupé para nada por contraer el VIH porque sabía que mi novio estaba tomando sus medicamentos. Confío en él plenamente”.

    imagen-cuerpo

    Max y Alex. Crédito: BBC

    Alex no ha contado a toda la familia sobre la condición de su pareja, pero sí a sus padres: “Se lo dije a mis padres antes de llevarlo a casa a cenar, pero solo porque él toma su pastilla con la cena y no quería que se tuviera que levantar de la mesa para hacerlo. Es una pena que no se haya divulgado mejor que el VIH puede no transmitirse. Demasiadas personas sufren por el estigma en torno a la enfermedad sin razón para ello”.

    Fuente: aquí

    Mas noticias de Humanidades Médicas