Promueven la educación de pacientes en pro de combatir la Hepatitis C en la isla


Promueven la educación de pacientes en pro de combatir la Hepatitis C en la isla

Agencia Latina de Medicina y Salud Pública

El virus de la Hepatitis C continúa siendo un reto de salud pública en Puerto Rico y según han confirmado especialistas, se espera que la enfermedad pueda llegar a niveles epidémicos en el 2030 por el supuesto reto de acceso a tratamiento que existe hoy en día.

Por tal razón, los especialistas en gastroenterología y hepatología han unido sus esfuerzos por educar a los pacientes, como estrategia de salud pública preventiva que redunde en el conocimiento necesario para hacerse las pruebas de cernimiento ante la identificación de conductas de alto riesgo que puedan llevar al contagio con el virus.

Según estipuló el doctor José Rivera, hepatólogo y miembro de la Junta de la Asociación Puertorriqueña de Gastroenterología (APG), la Hepatitis C continúa figurando como una carga clínica responsable de factores asociados a morbilidad y mortalidad tanto en Puerto Rico como en los Estados Unidos.

A pesar de que hoy se habla de que es un virus curable, aún se presentas barreras de acceso a tratamientos y un aumento en el uso de drogas ilegales, lo cual provoca un aumento desmedido en la epidemiología de la afección, altamente responsable del cáncer de hígado.

Por tal razón, urgen más estrategias de salud pública que ayuden a aumentar la concienciación e importancia de realizarse las pruebas de cernimiento para Hepatitis C, sobre todo cuando hoy día el virus no es sinónimo de uso de drogas intravenosas, tal cual lo afirmó el doctor Rivera Acosta.

“Todavía tenemos que superar muchas barrera de acceso a medicamentos y continuar buscando estrategias para seguir promoviendo la realización de las pruebas de cernimiento. Entre un 45 a un 85% de los pacientes no sabe que tienen Hepatitis C”, sostuvo.

“Todos los médicos lo más que hemos recomendado es que los nacido entre el 1945 y el  1965 (considerado los baby boomers) se hagan las pruebas de cernimiento para Hepatitis C pues son la población que podrían estar en mayor riesgo. Para ese tiempo no existían tratamientos ni pruebas para el virus”, agregó.

Sostuvo que el empoderamiento de los pacientes es vital, pues hoy día “existe mucho desconocimiento sobre la Hepatitis C y es confundido aún con virus de Hepatitis A y el B”.

“Si recibió transfusión de sangre antes del 1992, si nació entre 1945 y 1965, deben realizarse la prueba de Hepatitis C aunque sea una vez en su vida, así no haya consumido droga o alcohol. También hay que liberar un poco el estigma de la Hepatitis C, se debe entender que no es sinónimo de usuario de droga, sino que hay mucha gente con el virus por otras razones que nunca sabremos”, puntualizó.

“El que las enzimas hepáticas estén en sus niveles normales, no quiere decir que no pueda existir la Hepatitis C. Este énfasis es para los clínicos”, concluyó.

En Puerto Rico la prevalencia de la hepatitis C es más alta (2.3% de la población) que en los Estados Unidos donde la prevalencia es de 1.8%.  Estudios epidemiológicos demuestran que la prevalencia de esta enfermedad en la isla es también mayor que en Latinoamérica, incluyendo países como Colombia, México y Brasil.

 


Artículos Relacionados