Cáncer de pulmón: asesino silencioso del mundo

Medicina y Salud Pública

    Cáncer de pulmón: asesino silencioso del mundo

    El cáncer de pulmón es la principal causa de muerte por cáncer y el segundo cáncer más diagnosticado en hombres y mujeres. Para este 2017, según cálculos de la Sociedad Americana Contra el Cáncer, en los Estados Unidos se diagnosticarán alrededor de 222,500 nuevos casos de cáncer de pulmón (116,990 hombres y 105,510 mujeres) y alrededor de 155,870 personas morirán por esta causa (84,590 hombres y 71,280 mujeres). Entre tanto, según la Asociación de Hematología y Oncología Médica de Puerto Rico, la incidencia de este cáncer en la isla, generalmente, es la mitad de la de Norteamérica.

    La principal causa de la aparición del cáncer de pulmón es el tabaquismo. Según el Centro para el Control y Detección de Enfermedades (CDC), del 80 al 90% de los cánceres de pulmón están vinculados a fumar cigarrillos. Sin embargo, éste también puede ser causado por la exposición a sustancias como el asbesto, respirar humo de cigarrillo (alrededor de 7,300 personas que nunca fumaron mueren por cáncer de pulmón debido a la exposición al humo secundario del cigarrillo), consumir otros tipos de tabaco y por tener antecedentes familiares de la enfermedad.

    Para disminuir el riesgo de sufrir cáncer de pulmón se recomienda dejar de fumar y evitar el humo de segunda mano. Fumar cigarrillos no sólo causa cáncer de pulmón sino también de boca y garganta, esófago, estómago, colon, recto, hígado, páncreas, laringe, tráquea, bronquios, riñón y pelvis renal, vejiga urinaria y cuello uterino.

    En la actualidad, el tratamiento primario del cáncer de pulmón es quirúrgico, aunque también existen otros métodos para tratar la enfermedad como lo son la quimioterapia, combinaciones con Cis-Platinol, los llamados dupletas con vindesina, gemzar, ixempra, Alinta, 5-FU, VP-16, o Taxol y Carboplatino. Tarceva y Avastin. En algunos casos se utiliza la radioterapia para el control local de la enfermedad.

    Si usted es un fumador activo, esté alerta a la presencia de la enfermedad y realice exámenes periódicos a sus pulmones. Y si, por el contrario, usted es un fumador pasivo ¡cuidado! Esta condición puede afectar su salud sin que usted lo pueda percibir.

    Mas noticias de General