VIH se relaciona con riesgo mayor de hospitalización por COVID-19 y muerte

Personas que vivían con el VIH y contrajeron la infección por el SARS-CoV-2 presentaban muchas más probabilidades de necesitar hospitalización y desarrollar otras patologías graves.

Javier Erazo

    VIH se relaciona con riesgo mayor de hospitalización por COVID-19 y muerte

    Cada vez hay más datos que demuestran que las personas que viven con el VIH y contraen la infección por SARS-CoV-2 corren un mayor riesgo de requerir hospitalización y desarrollar complicaciones clínicas.

    Datos reflejan que las personas que vivían con el VIH y contrajeron la infección por el SARS-CoV-2 presentaban muchas más probabilidades que las personas seronegativas de necesitar hospitalización y desarrollar otras patologías graves. Asimismo, de acuerdo con distintos estudios llevados a cabo en Inglaterra y Sudáfrica, el riesgo de morir por la COVID-19 entre las personas con VIH era el doble que el de la población general. 

    Dados los efectos exacerbadores de la pandemia de COVID-19 sobre las inequidades en salud, las comunidades clínicas y de salud pública deben fortalecer los servicios y el apoyo para prevenir los resultados agravados de COVID-19 entre las personas con VIH, particularmente para aquellas con inmunodeficiencia pronunciada.

    Compartimos el texto original del resultado publicado por los investigadores:

    Nuestro análisis a nivel de población de los datos de N3C encontró que las personas con VIH podrían no ser desproporcionadamente vulnerables a la infección por SARS-CoV-2, pero es más probable que sean hospitalizadas y mueran por COVID-19, aunque tal riesgo podría atenuarse cuando se presenten otros factores de confusión. tomado en consideración.

    Las asociaciones entre el VIH y estos resultados parecen particularmente pronunciadas entre las personas mayores, los hombres, los adultos negros o afroamericanos y los adultos hispanos o latinos. Entre las personas con VIH, encontramos que los riesgos de resultados negativos de COVID-19 son mucho mayores entre aquellos con recuentos de células CD4 más bajos (<200 células por µL) y una asociación entre la supresión viral y el resultado de COVID-19 de la hospitalización.

    Hasta donde sabemos, este es el análisis a nivel de población más grande para investigar el papel de la infección por VIH en el espectro clínico de COVID-19 en los EE. UU. Nuestros resultados muestran un efecto más pequeño pero consistente de la infección por VIH sobre la mortalidad relacionada con COVID-19 con grandes estudios de cohortes basados en la población de Sudáfrica. y el Reino Unido.

    Las diferencias de tamaño del efecto entre estos tres estudios posiblemente podrían explicarse por las diferentes características de la muestra. Los resultados de los efectos de interacción ilustran que los resultados adversos del COVID-19 entre las personas con VIH pueden explicarse por las características demográficas superpuestas (por ejemplo, hombres y afroamericanos) y de comorbilidad (por ejemplo, un efecto de interacción significativo del VIH y la CCI, y los datos no mostrados pero disponibles a pedido) que son altamente prevalentes en esta población.

    Nuestro estudio muestra que las personas con VIH requieren más hospitalizaciones por COVID-19, a un nivel de riesgo similar al de un estudio reciente de Nueva York14 y otros estudios de EE. UU. que utilizan datos de la red TriNETX, que controlan el IMC y diversas comorbilidades.

    Con respecto a la gravedad clínica de COVID-19, las personas con VIH tienen menos probabilidades de tener una enfermedad leve, pero más probabilidades de tener resultados graves cuando solo se ajustan a factores demográficos y de estilo de vida. El ajuste por comorbilidades obvia el riesgo estimado de resultados graves entre las personas con VIH. Este hallazgo sugiere que las personas con VIH podrían mostrar menos síntomas en la etapa más temprana de la infección por SARS-CoV-2.

    Tal protección contra las secuelas más graves de COVID-19 podría atribuirse a la posible actividad anti-SARS-CoV-2 de tenofovir disoproxil fumarato más emtricitabina, como se sugiere en estudios de ensayos cerrados aleatorizados y observacionales.27,  28Otra hipótesis es que las personas con VIH con enfermedad leve podrían estar subrepresentadas (47.15% frente a 62.33% en el grupo general; debido a un mayor estigma, mayor miedo a la hospitalización, mayor privación social y menor cobertura médica cuando en comparación con personas que no tienen VIH. Una consecuencia de un vínculo tan tardío con la atención podría ser un mayor riesgo de COVID-19 grave.

    Dado que la disminución de los recuentos de células CD4 se asocia con la gravedad de COVID-19 en general,29 las personas con VIH y recuentos bajos de células CD4 pueden tener un mayor riesgo de contraer COVID-19 grave.30 Nuestro estudio apoyó esta hipótesis y encontró que un recuento de células CD4 más bajo se asocia con un mayor riesgo de resultados adversos de COVID-19, lo que también está de acuerdo con otro estudio multicéntrico realizado por Dandachi y sus colegas.

    No se observó asociación entre la supresión viral y la gravedad o mortalidad de la enfermedad COVID-19. Aunque nuestro estudio observó el efecto protector de la supresión viral en la reducción de la hospitalización, el estudio multicéntrico no lo hizo.dieciséis Nuestro mayor tamaño de muestra fue posiblemente la razón para detectar tal diferencia, porque el estudio multicéntrico tenía una muestra más pequeña y la mayoría de los participantes del estudio estaban recibiendo terapia antirretroviral.dieciséis

    En este estudio, las disparidades de edad, sexo y raza o etnia en los resultados graves de COVID-19 son pronunciadas entre las personas con VIH. Las características de la muestra del estudio reflejan la demografía de esta población en los EE. UU., Con proporciones más altas de hombres, adultos hispanos o latinos y adultos negros o afroamericanos. Las personas hispanas o latinas, así como las de mayor edad, tienen tasas de mortalidad y hospitalización más altas entre las personas con VIH que entre las personas sin VIH, lo que no se informó en el estudio del Reino Unido.

    Sin embargo, tanto nuestro estudio como el del Reino Unido mostraron hallazgos similares de la asociación más amplia entre el VIH y los resultados adversos del COVID-19 entre los adultos negros o afroamericanos. Comprender las razones de la asociación desproporcionadamente grande entre el VIH y los resultados adversos de COVID-19 en estos subgrupos será una prioridad si se quieren desarrollar políticas efectivas para mitigar cualquier aumento de riesgo entre estos grupos.

    Estudios previos han mostrado una sensibilidad y especificidad aceptables de un enfoque similar.31Por lo tanto, es probable que estas clasificaciones erróneas potenciales no sean diferenciales en toda la cohorte y es poco probable que cambien nuestras conclusiones. En tercer lugar, algunas variables de exposición clave (por ejemplo, recuento de células CD4, carga viral, IMC y estado de tabaquismo) no están disponibles de manera uniforme o no se miden con precisión en todos los sitios de estudio; por ejemplo, a una gran proporción de pacientes les faltan datos sobre el recuento de células CD4 y la carga viral del VIH. Además, el efecto de la obesidad en los resultados de COVID-19 podría subestimarse debido a la gran proporción de respuestas desconocidas y la distribución desigual de respuestas desconocidas entre los dos grupos de comparación.

    Es más, la incapacidad de separar a los ex fumadores de los fumadores actuales en el conjunto de datos no nos permitió examinar el efecto de los diferentes estados de tabaquismo entre las personas que viven con el VIH y las personas sin VIH sobre los resultados adversos de COVID-19. En cuarto lugar, los resultados adversos del COVID-19 pueden variar cuando se estratifica por otros estados vulnerables de las personas con VIH, como las personas transgénero o los usuarios de drogas inyectables. Sin embargo, los códigos para identificar estos estados no estaban disponibles en este conjunto de datos.

    En conclusión, utilizando datos del análisis a nivel de población de COVID-19 más grande con una población heterogénea en los EE. UU., Nuestro estudio podría identificar personas con VIH con COVID-19 leve o asintomático y examinar los diferentes riesgos de adquisición de SARS-CoV-2 versus progresión a una enfermedad grave o la muerte una vez infectado. En este gran estudio, las personas con VIH tienen un riesgo elevado de resultados adversos de COVID-19. El riesgo atenuado después de controlar las comorbilidades, que son más prevalentes y generalmente ocurren a una edad más temprana entre las personas con VIH, indica que ciertas afecciones médicas subyacentes tuvieron una mayor influencia en los resultados de COVID-19 de esta población. 

    Nuestra observación de que las personas con recuentos más bajos de células CD4 tienen un mayor riesgo de resultados desfavorables sugiere que las personas con antecedentes de inmunosupresión avanzada podrían justificar una observación y un seguimiento más estrechos. La sólida evaluación de riesgos de este estudio podría informar la priorización de mensajes de prevención, monitoreo y terapias de enfermedades, y vacunación para personas con VIH, especialmente aquellas con inmunodeficiencia más pronunciada.

    Fuente consultada aquí.

    Mas noticias de Covid-19