Se presenta primer caso de muerte por reinfección SARS-CoV-2

Una mujer europea de 89 años que ya había superado el contagio del nuevo coronavirus adquirió nuevamente el patógeno , lo que afectó su estado de salud.


Se presenta primer caso de muerte por reinfección SARS-CoV-2

Eduardo Najar
Agencia Latina de Noticias Medicina y Salud Pública

Una mujer europea de 89 años que ya había superado el contagio del nuevo coronavirus adquirió nuevamente el patógeno , lo que afectó su estado de salud

Muchas son las hipótesis que se manejan acerca del nuevo coronavirus y su epidemiología, expertos aseguraban que la reinfección de un patógeno era casi imposible, pues en la mayoría de ocasiones el organismo que haya sido contagiado por un agente viral tiene la capacidad de crear defensas y el sistema inmune se fortalece y guarda esa información para poder combatir nuevamente características similares del virus si se llega a manifestar nuevamente.

Estudios y casos en los últimos meses han validado que existe una posibilidad de reinfección cuando un paciente es contagiado por el nuevo coronavirus, incluso puede presentar síntomas que no hayan sido manifestados en una primera ocasión. Un reciente caso de una mujer holandesa tiene consternada a la comunidad científica por ser el primer caso de fallecimiento debido a un segundo caso de contagio por COVID-19.

¿Cómo fue el caso?

Una mujer holandesa de 89 años de edad ya había superado el virus del SARS-CoV-2 en un primer momento, sin embargo, una patología base que padece esta paciente fue el motivo principal de una decaída y posterior fallecimiento al volver a ser contagiada por el nuevo coronavirus.

La paciente meses anteriores había presentado síntomas de fiebre, malestar general y dificultades respiratorias, luego de cinco días de observación en una entidad salubrista los especialistas pudieron evidenciar que esta sintomatología iba de nivel crónico a leve, es por eso que, se le dió de alta y siguiendo los protocolos de bioseguridad cuando se le aplicó la prueba PCR dió negativo y posteriormente los médicos le dieron de alta.

La paciente neerlandesa padecía de una enfermedad crónica, un tipo de cáncer que se origina en la médula ósea denominado Macroglobulinemia de Waldenström, esta patología se caracteriza por afectar el sistema inmunológico y limitar funciones, una predisposición crítica en caso de COVID.

"Seguramente haya fallecido al final a causa del coronavirus, pero también estaba ya muy enferma", aseguró la viróloga Koopmans, que participa en un seguimiento de las reinfecciones que está haciendo la Universidad de Oxford.

Es primordial que se tengan en cuenta los casos de reinfección que se presentaron alrededor del mundo, pues son 25 pacientes a los que un seguimiento médico y científico debe intensificarse, ya que pueden influir algunos casos de hábitos, enfermedades o anomalías genéticas en la temible reinfección por COVID-19.


Artículos Relacionados