Investigan si el uso de dos vacunas podría ser efectivo contra el COVID-19

Los investigadores de la Universidad de Oxford iniciaron un ensayo en el cual los voluntarios recibieron dos dosis de diferentes laboratorios. Una de Pfizer y la otra de AstraZeneca, los investigadores analizarán la sangre de las personas para determinar si funciona combinar las vacunas

Sebastián Salguero Sebastián Salguero

    Investigan si el uso de dos vacunas podría ser efectivo contra el COVID-19

    Los expertos están probando otras combinaciones, algunas son sometidas a ensayos clínicos mientras otras son ensayadas con animales. Durante mucho tiempo los científicos han investigado la estrategia de combinar vacunas con el fin que sean más eficaces contra los virus, por ejemplo, la influenza, VIH y el ébola. 

    “Estamos en la antesala de obtener algunos datos interesantes”, afirmó Adam Wheatley, inmunólogo de la Universidad de Melbourne en Australia.

    Los resultados de estos experimentos en el caso del ébola arrojaron que las personas podrían desarrollar inmunidad después de la primera dosis. Al recibir la segunda se podría destruir rápido el vector viral por medio del sistema inmunitario.

    La vacuna Sputnik se creó con dos dosis 

    Los investigadores del Centro Gamaleya usaron una estrategia similar para crear la vacuna contra el COVID-19. Los resultados arrojaron que ofrece una fuerte defensa ante el coronavirus y una eficacia del 91.6 %.

    Por otra parte, el Centro Gamaleya junto a AstraZeneca quieren determinar si su vacuna funciona bien junto a la Sputnik. Según reportó un vocero de la farmacéutica del Reino Unido hay un ensayo que se lleva a cabo en Azerbaiyán y Rusia que están siendo evaluados por parte del Ministerio de Salud de ese país.

    Adam Wheatley junto a otros expertos han probado vacunas que usan proteína de espiga en ratones. En la primer dosis inyectaron la proteína completa y en la segunda usaron el pico de la espiga, de esta forma descubrieron que la combinación funcionaba mejor que dos dosis de la espiga.

    Los científicos deducen que la primera dosis produce una amplia gama de anticuerpos que pueden pegarse a algunas partes de la extensión de la proteína espiga y la segunda deja un gran suministro de anticuerpos potentes en la punta de la misma. 

    Actualmente se encuentran en ensayos clínicos 29 vacunas contra la COVID-19 que usan proteínas pero no han sido autorizadas

    Los investigadores de la Universidad de Oxford hicieron un ensayo con 830 voluntarios para probar las dos vacunas aprobadas en el Reino Unido. En el caso de la vacuna de Pfizer usa una tecnología muy distinta para producir proteínas espiga en el cuerpo, también tiene burbujas diminutas con moléculas genéticas llamadas ARN que al fusionarse con las células usan el ARN para fabricar proteínas espiga.

    A medida que aumentan los tipos de vacunas de diferentes laboratorios se podrán crear combinaciones. Recientemente, los investigadores de los Institutos Nacionales para el Control de Alimentos y Medicamentos de China probaron cuatro vacunas autorizadas o que están en ensayos clínicos y los resultados arrojaron que algunas de las combinaciones produjeron respuestas inmunitarias más fuertes.

    Fuente: New York Times / https://www.nytimes.com/es/2021/04/01/espanol/vacuna-mezclar-dosis.html

    Mas noticias de Covid-19