COVID-19: duración de la enfermedad y síntomas en los niños

El nuevo coronavirus tiende a tener manifestaciones diferentes en cada paciente, la población pediátrica puede tener un cuadro sintomatológico característico

Eduardo Najar

    COVID-19: duración de la enfermedad y síntomas en los niños

    Usualmente los niños de edad escolar es decir los que comprenden de 5 a 17 años y que han sido infectados por el nuevo coronavirus no tienen una enfermedad de gran duración o presentan comorbilidades crónicas como sí suele pasar con otra población, de acuerdo con algunos estudios.

    La investigación tuvo a 75,529 voluntarios donde se registró por medio de los padres de familia cuánto habría durado la enfermedad en los infantes y se estimó que la infección no tuvo una tiempo de prolongación largo en comparación con el grupo placebo, a lo que estimaron el impacto del virus dentro de esta población, sin embargo, algunos niños presentaron prolongación, solo un porcentaje bajo.

    Ante la falta de aprobación en el proceso de vacunación en la población de 5 a 12 años se deben controlar aún más los mecanismos de bioseguridad para poder garantizar la protección en los más pequeños y controlar índices de infección.

    "El uso de mascarillas en cada momento de clases es algo muy importante, sobre todo en la prevención de la circulación del virus. (...) El sistema inmune tiene la capacidad de ayudarnos a prevenir infecciones y enfermedades, lo que queremos es despertar este sistema y que reconozca la vacuna y pueda ayudarnos a proteger contra el nuevo coronavirus, este es el mismo objetivo con los niños", explicó la doctora Sanet Torres, infectóloga pediátrica del Centro Médico Episcopal San Lucas de Ponce.

    Estos resultados indican que, aunque no es común, algunos niños presentan síntomas persistentes, lo que resalta la urgencia por asignar recursos salubristas adecuados para esta comunidad.

    Asimismo, la doctora resaltó que desde Puerto Rico es necesario que las diversas instituciones cuenten con las herramientas necesarias para poder controlar el SARS-CoV-2 dentro de la etapa escolar, pues la presencialidad es imprescindible para el desarrollo intelectual y social de los más pequeños.

    "El Departamento de Educación debe estar preparado para afrontar esta pandemia, llevamos año y medio en esto, así que ya nos habíamos anticipado a que el regreso a clase se diera. Cabe recordar que en Puerto Rico algunos efectos atmosféricos también han impactado la salud y a pacientes pediátricos, en lo más posible deben establecerse planes de mitigación con el fin de brindar un espacio seguro para la comunidad escolar, cubriendo a estudiantes, docentes y aquel personal de la educación", concluyó.

    Fuente: Univadis

    Mas noticias de Covid-19