Administración de antagonistas de IL-6, reduciría mortalidad en hospitalizados por COVID-19

Un equipo de la OMS, adelantó un estudio en pacientes hospitalizados por COVID-19, con el fin de evaluar las cifras luego de ser tratados con la atención habitual o placebo en comparación con pacientes tratados bajo de administración de antagonistas de IL-6.


Administración de antagonistas de IL-6, reduciría mortalidad en hospitalizados por COVID-19

Debido a las elevadas cifras por muerte que ha dejado el coronavirus, el Grupo de Trabajo de Evaluación Rápida de Evidencia para Terapias COVID-19 (REACT) de la Organización Mundial de la Salud (OMS), adelantó un estudio en pacientes hospitalizados por COVID-19, con el fin de evaluar las cifras luego de ser tratados con la atención habitual o placebo en comparación con pacientes tratados bajo de administración de antagonistas de IL-6.

Los ensayos clínicos que evalúan la eficacia de los antagonistas de IL-6 en pacientes hospitalizados por COVID-19 han evidenciado diferentes beneficios, entre los que se destaca una importante reducción en las tasas de mortalidad por todas las causas a los 28 días de ser tratados.

En el metaanálisis que busca brindar datos confiables de eficacia para guiar el manejo clínico, se reclutaron pacientes de 28 países a partir del 26 de febrero de 2020, con una edad promedio de 61 años (rango de medianas, 52-68 años) y de los cuáles, 3560 pacientes, es decir un 33% eran mujeres.

La investigación se adelantó con un total de 10.930 pacientes hospitalizados por COVID-19, de los cuales 2565 murieron a los 28 días, evidenciando que la cifra de mortalidad por todas las causas a los 28 días, fue menor entre los pacientes que recibieron antagonistas de IL-6 en comparación con los que recibieron placebo y a quienes no se les administraron antagonistas de IL-6 ni otros inmunomoduladores, excepto corticosteroides.

"Los odds ratios resumidos para la asociación del tratamiento con antagonistas de IL-6 con la mortalidad por todas las causas a los 28 días fueron de 0,78 con la administración concomitante de corticosteroides frente a 1,09 sin la administración de corticosteroides", señala el metaanálisis.

Adicional a ello, se destacan cifras importantes, resultado de las intervenciones que recibió cada uno de los pacientes COVID, evidenciando que a los 28 días después de la aleatorización, se registraron 1407 muertes de un total de 6449 pacientes asignados al azar a antagonistas de IL-6 y 1158 muertes entre 4481 pacientes asignados al azar a la atención habitual o placebo. 

"Utilizando un metaanálisis de efectos fijos, el OR de resumen fue 0,86 (IC del 95%, 0,79-0,95; P = 0,003). Esto corresponde a un riesgo de mortalidad absoluto del 22% para los antagonistas de IL-6 en comparación con un riesgo de mortalidad asumido del 25% para la atención habitual o placebo", indica el informa clínico.

Además, añaden, "Esto corresponde a un riesgo de mortalidad absoluto del 22% para los antagonistas de IL-6 en comparación con un riesgo de mortalidad asumido del 25% para la atención habitual o placebo. Las OR de resumen correspondientes fueron 0,83 (IC del 95%, 0,74-0,92; P <0,001) para tocilizumab y 1,08 (IC del 95%, 0,86-1,36; P?= .52) para sarilumab".

Así mismo, refleja resultados que están por debajo de las cifras que se reflejan tras el tratamiento tradicional, destacando los resultados expuestos a continuación y que se detallan en la publicación médica. "Los OR para la asociación con la progresión a ventilación mecánica invasiva o muerte, en comparación con la atención habitual o placebo, fueron 0,77 (IC del 95%, 0,70-0,85) para todos los antagonistas de IL-6, 0,74 (IC del 95%, 0,66-0,82) para tocilizumab y 1,00 (IC del 95%, 0,74-1,34) para sarilumab. Se produjeron infecciones secundarias a los 28 días en el 21,9% de los pacientes tratados con antagonistas de IL-6 frente al 17,6% de los pacientes tratados con la atención habitual o placebo (OR que representa el tamaño de la muestra del ensayo, 0,99; IC del 95%, 0,85-1,16)".

Otros hallazgos importantes son los referentes a efectos secundarios frente a casos de pacientes con ventilación mecánica invasiva (VMI), oxigenación por membrana extracorpórea (OMEC), así como evaluación del soporte del sistema cardiovascular o recepción de vasopresores; reporte de muerte a los 28 días en pacientes que no recibieron soporte del sistema cardiovascular en el momento de la aleatorización; se consideró la aparición de infecciones secundarias a los 28 días (este es el resultado de seguridad más importante); la mortalidad hospitalaria; las cifras de pacientes que necesitaron terapia de reemplazo renal (KRT) o muerte a los 28 días en pacientes que no recibieron KRT en la aleatorización, entre otros.

La administración de antagonistas de IL-6 se asoció con una menor mortalidad por todas las causas 28 días después de la aleatorización, así como con una menor progresión a VMI o muerte, soporte cardiovascular o muerte y KRT o muerte en pacientes que no recibieron soporte para el órgano correspondiente en la aleatorización y con una mayor probabilidad de ser dados de alta vivos a los 28 días. La administración de antagonistas de IL-6 no se asoció con un mayor riesgo de infección durante 28 días en comparación con la atención habitual o el placebo.

Se concluyó de esta manera, que en este metaanálisis prospectivo de ensayos clínicos de pacientes hospitalizados por COVID-19, la administración de antagonistas de IL-6, en comparación con la atención habitual o placebo, evidenció una menor mortalidad por todas las causas a los 28 días.

Información del artículo


Artículos Relacionados